En Opinión: “Provocación”

¡Comparte!

Hoy vamos a darle un espacio a los problemas políticos que se viven en Nuevo León, la otrora  entidad industriosa. En su capital Monterrey su gobernador  Rodrigo Medina se metió en el ojo de huracán,  cuando a decir de los panistas envió a priistas tratando de sorprender a Gustavo Madero, quien se reuniría con sus correligionarios. En una primera versión los priistas deseaban entregar una carta, para que interviniera en un problema doméstico que provocaba la alcaldesa de la ciudad regia, olvidando que los panistas no meten como quiera las manos por algún correligionario, ¿Casos? Fernando Larrazábal y Alberto Rodríguez.  Pasado el primer zafarrancho, los legisladores responsabilizaron como autores materiales del hecho sabatino al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz y, al secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa. Agregando que los desencuentros se dan con los diputados del PRI por la forma de reestructurar las deudas municipales y estatales, donde los panistas sumaron nuevos casos contra el Estado, al presentar  endeudamientos con una tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio de más del 5%, a la que se suman comisiones por las cuales se emitieron pagos superiores a los 24 millones de pesos. Destaca el diputado local Jesús Hurtado que esto provocó que el gobernador haya orquestado, el altercado entre partidos, al conocer los desfalcos orquestados entre el jefe del ejecutivo nuevo leones y sus servidores en el congreso estatal. Agregando lo que es de sobra conocido, los diputados del PRI no se mandan solos, obedecen al gobernador o a su operador político el Secretario General de Gobierno. En acción el viejo PRI.
En cambio la nota agradable, es la que provoco con sus declaraciones la titular del Tribunal Estatal Electoral del Poder Judicial de Oaxaca, Ana Mireya Santos López, al expresar que la justicia electoral en los estados y en el país están en grave riesgo ante la intención de legislar a nivel  federal para desaparecer en los 31 estados y el D.F los tribunales, salas e Institutos Electorales. Sosteniendo que la mención en el Pacto Por México de desaparecer los órganos jurisdiccionales electorales causa preocupación en los estados, provocando la ruptura del federalismo, destacando la analogía al recordar que cuando se creó el PNR (con ideología nacionalsocialista) que dio origen al PRI , se unieron todas las fuerzas  para centralizar la cosa pública y 80 años después parece que también quieren romper el  federalismo  centralizando la justicia electoral, reiterando que no hay que desaparecer, sino fortalecer los tribunales, destacando la inoperancia en el estado de Oaxaca, donde 153 municipios se rigen por elecciones de partidos  y los restantes 417 prevalecen en el sistema normativo.
Lo curioso es que no solo fue la voz de Ana Mireya santos López,  a nivel nacional la expresión de Pedro Esteban Penagos reiteró que la creación del Instituto Nacional de Elecciones puede afectar el  régimen interno de las entidades federativas, aunque reconoce que es potestad del congreso, analizar  y en su caso determinar  si se decide finalmente concretar la creación del  citado Instituto Nacional de Electores. Reiterando que ese organismo, afectaría la autonomía y el régimen interno de las entidades federativas. Sembrada la inquietud, todo mundo opina,  y el pueblo para no quedar atrás sentencia, “después del código penal único y del INE, que sigue” Los juegos diabólicos del centralismo, vuelven a tratar a los ciudadanos, a los gobiernos municipales y estatales como menores de edad en el mejor de los casos, el lugar de poner candados a la displicencia legal, que propicia la corrupción en todas las manifestaciones imaginables desde los pies a la cabeza de la función publica.

Advertisement
Advertisement