Bachelet propone cambiar la Constitución sancionada por Pinochet

¡Comparte!

0010291151_619x300

La ex presidente de Chile impulsa ambiciosas medidas para llegar a un segundo mandato. También se destacan la reforma educativa y una ley de matrimonio igualitario

A casi un mes de las próximas elecciones presidenciales en Chile, Michelle Bachelet encabeza todas las encuestas, que la posicionan como la favorita para quedarse nuevamente con la presidencia del país trasandino. A pesar de que algunos dan por hecho su segundo mandato, la líder de la Nueva Mayoría busca impulsar una serie de ambiciosas reformas para cambiar la cara del país.

Las dos principales iniciativas que anunció la ex presidente chilena durante la presentación de su programa de gobierno el último domingo son la reforma educativa y la sanción de una nueva Constitución.

Con respecto a la conformación de una nueva Constitución, el plan de propone que “la ciudadanía debe participar activamente en la discusión y aprobación de la Nueva Constitución”.

A su vez, esta reforma comprende una propuesta para debatir sobre el matrimonio igualitario, y un posterior envío de un proyecto de ley en esta materia. Al mismo tiempo, esta iniciativa también promueve una ley de identidad de género y cambios en el sistema democrático, entre los puntos más salientes.

En ese sentido, Bachelet buscará modificar el sistema electoral diseñado durante la última dictadura del general Augusto Pinochet, que impide la construcción de mayorías parlamentarias y que socavó varias de las propuestas que presentó durante su primer mandato.

Por su parte, el mayor problema que debió afrontar el actual presidente Sebastián Piñera durante su mandato fue la intensa disputa con los estudiantes universitarios, que reclaman una educación gratuita. Bachelet, sin embargo, no quiere correr la misma suerte y, por eso, busca sancionar rápidamente una medida que reforme el sistema educativo que rige hoy en el país.

Advertisement

La fórmula que intentará aplicar es la siguiente: aumentar los impuestos a las empresas e invertir los miles de millones de dólares recaudados en la educación pública.

Asimismo, en la presentación de su plan de gobierno, la ex presidente llamó a poner “fin al lucro en todo el sistema educativo” y aseguró que “se dirigirá el financiamiento público únicamente a instituciones sin fines de lucro, que tengan como único fin la entrega de educación de calidad en el marco de un derecho social”.

“Avanzaremos gradualmente en la gratuidad universal y efectiva de la educación superior, en un proceso que tomará 6 años”, señala otro de los puntos presentados por Bachelet en su programa. Además, se compromete a crear “universidades regionales en donde actualmente no existen”, como los casos de Aysén y O´Higgins.

“Necesito un Parlamento que se la juegue por los cambios que Chile necesita”, enfatizó la candidata por la Nueva Mayoría, durante un acto realizado en una plaza del centro de la ciudad de Rancagua.

Otras medidas

La líder de la Nueva Mayoría también presentó propuestas laborales con el objetivo de “fortalecer el sindicato en la negociación colectiva” y, a su vez, modificaciones tributarias a partir del aumento gradual de impuestos a las empresas.

A través de esa iniciativa, si Bachelet alcanza un segundo mandato, elevará la tasa de impuesto a las empresas de un 20 a un 25% en un plazo de cuatro años, entre otros ajustes.

En materia energética, el plan de gobierno hace referencia a la incorporación de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), compañía estatal chilena, en la estrategia energética.

Y, por último, en términos de salud y género, buscará la despenalización de la interrupción voluntaria de embarazos.

Advertisement