En opinión: Hay tiempo para todo por Sócrates A. Campos Lemus

¡Comparte!

descarga (3)

¡Que conste,… Son reflexiones!

Por Sócrates A. Campos Lemus

En los tiempos de la dictadura porfirista se hablaba de que se aplicaba una fórmula para los inconformes: DESTIERRO, ENCIERRO O ENTIERRO. Hoy en día, la fórmula no ha cambiado mucho, sigue siendo igual, y los inconformes, los protestatarios o los que no se pliegan a los intereses de los hombres en el poder, en el verdadero poder que está controlado por la VERDADERA DELINCUENCIA ORGANIZADA operada por políticos, hampones, mafiosos, empresarios, banqueros, funcionarios y policías, tienen ese destino final que se dictaba en los tiempos de la dictadura porfirista y que tantos enemigos le generaron al régimen de aquel momento.

Dicen los que saben que, los periodistas, tienen también ese tipo de destinos, o bien, son cooptados por el poder o son rechazados por el mismo, y entonces, no tienen muchas formas de publicación o de informar a los lectores, radioescuchas o televidentes y empiezan las épocas de la computadora, de los portales, del Twitter o del Face book, lo que no se podrá negar es que los periodista de cualquier nivel siempre tienen mucha información valiosa no solamente para la sociedad sino para las propias autoridades y para que se descubran muchas transas, corruptelas, alianzas y negocios que se hacen con los hombres del poder y por medio de los inmensos recursos financieros que se operan  cuando se llega a un nivel de gobernador, secretario de estado o del propio presidente que es hablar del gran poder, por esa razón, los hombres del poder y sus cómplices están atentos a los que se escriba o se diga y cuidadosos de que no se descubran sus transas, corruptelas, alianzas, negocios y ambiciones, porque se  pueden caer.

Los periodistas tienen que tratar con funcionarios y políticos perversos, negligentes, mentirosos, inútiles, corruptos, honestos, tienen que tratar con delincuentes,  narcotraficantes,  funcionarios, mentecatos, artistas,  intelectuales, reyes o presidentes, gobernadores de toda calaña, con putos o  policías, en fin, por su actividad tienen que tratar con todo tipo de gente buena o mala y en muchos casos llegan a tener un trato hasta de amistad con ellos, y lo mejor, es no llegar a ser socios o cómplices y mantener la independencia que les permita operar para protegerse o para denunciar, sin dejar de temer o de poder perder libertad o vida…. Y como decían los viejos diaristas: pues no he de morir, ni de parto ni de cobarde, total, el que la hace, la tendrá que pagar…

La verdadera delincuencia organizada opera con varios elementos, por medio de los grupos de sicarios oficiales o  por medio de sus socios, los mafiosos y delincuentes que tienen la capacidad de matar o de secuestrar y es por esa razón que, desde hace algunos años, la política y la delincuencia organizada se han convertido en una misma cosa. Juegan con los mismos elementos del poder y operan de tal suerte que imponen sus condiciones de violencia o de muerte, pero por el lado de los periodistas, cuando menos, siempre existen constancias, pruebas y elementos que a la corta o a la larga prueban la verdad, las sociedades y complicidades de sus verdugos y así tenemos como prueba el caso de varios periodistas que tienen las agallas para denunciar o de investigar todas esas sociedades y complicidades que se dan en el campo de la política actual.

Pareciera en muchos casos que nadie hace caso de tales denuncias y de la muestra de las complicidades que se tejen en torno al poder y por el poder, pero ahí están, y de pronto, cuando a los mismos políticos o a sus socios y grandes inversionistas les conviene, salen a la luz pública y se generan los escándalos que cimbran los cimientos del poder, y en muchos casos, llevan a los actores a la cárcel, al exilio o a la muerte y es cuando se dan cuenta los delincuentes, socios y cómplices, de que de nada les sirvieron los millones, porque a esos sitios se van en total soledad… y bueno, vienen tiempos de denuncia y de ajuste de cuentas… no hay duda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here