En opinión: ¿Seremos consientes? por Wilfrido Hernández Martínez

¡Comparte!

images

La ambivalencia que maneja Facebook  ha desconcertado a cientos de millones de cibernautas que ahora podrán utilizarlo nuevamente  para subir y ver videos de alto impacto, entre las que destacan fotografías de gran impacto. Como se recordara, en mayo, Facebook  prohibió publicar contenidos de alta violencia en la red social. Ahora Facebook contraviniendo su regla, dio luz verde para subir un video al parecer filmado en México  de una mujer decapitada al parecer por un encapuchado. La decisión de mayo había prohibido subir a ese canal contenido ligeramente erótico.  Ahora permite  que todo usuario mayor de 13 años acceda a videos de alta violencia creando un shock psicológico entre adolecentes. Como se verá  Facebook vuelve a su orígenes argumentando que “su postura estaba diseñada para preservar el derecho de la gente a describir, mostrar y comentar el mundo en que vivimos”.

Usted lo sabe y yo también, los contenidos en internet ofrecen basta información donde el libre albedrio es responsabilidad  de quien lo ocupa particularmente en occidente, donde los contenidos no tienen límites, van de la instrucción a la degeneración. Charlando con jóvenes estudiantes de, secundaria, bachillerato y profesional, comentan cómo se nutren del conocimiento universal en especialidades médicas, técnicas, sociales e históricas. También hay otro nicho de cibernautas apasionados del  twiter para destacar sus frivolidades, otros  tomando el Messenger  de confesionario, entregan información personal y familiar valiosa, que después las convierte en víctimas del chantaje económico o psicológico.  Esto es parte del juego de la vida, el internet  es parte del quehacer diario aquí y en China, solo que en China por ser una dictadura industrial tiene frenos evitando distractores. En México algunos la ven con extrema responsabilidad, otros con frivolidad y otros más con platónica credibilidad. La vida cambió a partir de la última década del siglo pasado y hay que asumir la responsabilidad personal o familiar que querramos.

A propósito de cambios en la vida.  Los medios de comunicación en Estados Unidos han enfocado su interés en el caso de Sara Kruzan, quien fue raptada a los 12 años de edad en san Diego California. En ese lugar,  al ser raptada fue víctima de tráfico y explotación sexual  y a los 16 años harta del abuso,  asesino a su victimario, lamentablemente cuando fue detenida en 1994 no estaba reconocido el término de tráfico humano, por lo que la organización change.org lanzó una campaña a favor de Sara Kruzan para que la oficina estatal de libertad condicional revise su potencial liberación. El caso es interesante porque Sara fue explotada sexualmente noche a noche, y después de cuatro años de tortura y explotación disparo y mato a su explotador. En aquel entonces fue juzgada y condenada a prisión perpetua sin posibilidad a libertad condicional, teniendo al momento de ser sentenciada 16 años. Para fortuna de Sara, este año el sistema carcelario cambio a Kruzan la sentencia anterior, por homicidio en segundo grado y como ha estado presa 18 años, cumple con los requisitos para obtener la libertad condicional, motivando que una agrupación humanitaria iniciara el martes pasado en San Diego California, una campaña de recolección de miles de firmas para solicitar al gobernador de California Jerry Brown, justicia para esta mujer cuyo delito fue defenderse de quien vivió explotándola en las calles de San Diego por espacio de 4 años. Caso interesante de Sara Kruzan que como el de muchas connacionales esperan la acción de la justicia en cárceles de México. Ojala asociaciones como change.org activen los expedientes empolvados de cientos de mujeres olvidadas en juzgados estatales y federales, donde proclividad a la injusticia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here