En opinión: ¿Representantes populares? por Wilfrido Hernández Martínez

¡Comparte!

images

Nacionalismo, es una palabra que debe quedar proscrita en México, donde sexenio tras sexenio se utiliza de la peor forma. Lo he dicho y lo sostengo México está constituido de muchas naciones, misma que sufren de discriminación de los tres nivel sed gobierno, quienes al utilizar la palabra “nación” lo hacen con el fin de sojuzgar, por lo que es insultante escucharla en voz del Director General de Petróleos Mexicanos Emilio Lozoya Austin, que en comparecencia ante la Comisión de Energía de la Cámara de los maiceados Diputados, destacó que la iniciativa gubernamental es meramente nacionalista, lo que es una soberana mentira porque de las 62 etnias que forman México, ninguna de ellas ha salido beneficiada. En cambio se le puede asegurar que en  sexenio pasado los beneficiarios de los excedentes del petróleo fueron los ahora  ex gobernadores, quienes presurosos por esos miles de millones de pesos, los destinaron a adquirir empresas y bienes raíces como hoteles. Señor Lozoya Austin a otro perro con esa torta, los beneficiarios serán quienes disponen de los recursos de los mexicanos, como acaba de suceder  con el despilfarro de varias decenas de miles de millones de pesos que fueron entregados a los diputados del PRI, PAN, PRD, PT, PVEM, NA, PC. 20 millones 500 mil pesos a cada uno de los 500 diputadetes para aprobar las reformas estructurales, copiando lo que en su momento hiso Ernesto Zedillo Ponce de León cuando entrego 1.5 millones de pesos a cada integrante de su congreso  en el año 1998.

No debemos olvidar que entre esos diputadetes, en la realidad representantes del  poder ejecutivo, no del pueblo, en 1998 estuvieron por Oaxaca Francisco Fernández Arteaga, Emilia García Guzmán, Germán Ramírez López, Miguel Sadot Sánchez Carreño, Agustina Acevedo Gutiérrez, Ulises Ruíz Ortiz, Vicente Santiago de l Cruz, Alfonso Gómez Sandoval,  Teófilo García Corpus,  Claudio Guerra López, Luisa Cortes Carrillo todos del PRI, salvandoce Teófilo García quien se resistió al  millón y medio de pesos para aprobar el ROBAPROA. En cambio los actuales José Soto Martínez del  MC, Juan Luis Martínez M. del MC, Gloria Bautista Cuevas del PRD,  Eva Diego Cruz priista disfrazada de perredista, Carol Antonio Altamirano del PRD, Rosa Elia Romero Guzmán del PT,  Samuel Gurrión Matías del PRI, Hugo Jarquín del PRD, Mario Rafael Martínez Méndez del PRD, Aida Fabiola Valencia Ramírez de MC  y Elizabeth Guzmán Díaz del PRD fueron doblados con 24 millones pesos cada uno, para invertirlos en “sus distritos”. Lo curioso es que aparte de ser soliviantados por los cabilderos empresariales en comisiones, de primas a primeras los volvió millonarios él sistema. Se puede decir porque así lo siente el pueblo, no eran corruptos, los volvieron. Vaya karma que tendrán cargaran los nietos de quienes dirigen hoy sistema en gobierno.  Lo chusco es que a nivel latinoamericano quieren ser los líderes. Lo grave es el tamaño de la cola.

Ya que andamos con  las alianzas para las tranzas, entre  la los dueños de la partidocracia, debemos tener presente que por junio del año en curso, senadores del PAN se sorprendieron que, sin alertarlos les depositaron 430 mil pesos a cada uno por Gestión Legislativa. Mismos que fueron devueltos por 18 senadores del blanquiazul. Lo interesante es que en los demás partidos no abrieron la boca, primero investigaron quien se los depositó. Aclarado el punto guardaron silencio. Si a los 126 senadores les depositaron por su Gestión Legislativa 430 mil a cada uno,  que sumaron 54 millones de pesos. Los 500 diputados recibieron 10 mil 500 millones de pesos. ¡No  hay dinero para los hambrientos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here