En opinión: Un alumbramiento más en la calle por Horacio Corro

¡Comparte!

cor-300x121

Por Horacio Corro Espinosa

Es cosa sabida que todo niño mexicano que se respete, se pone a hacer su tarea a última hora y en defensa propia. Niño que no actúa así, no es un niño mexicano. Esto explica que nuestra historia haya ocurrido en un día cualquiera y a la hora que se le pegó la gana.

Lo mismo sucede con los nacimientos, estos siempre se realizan a lo muy mexicano, pues al bebé se le ocurre nacer a la hora que se le pega su regalada gana  y no a la hora que a los médicos oaxaqueños de la Secretaría de Salud, se les dé la gana de atender a sus pacientes.

El domingo 26 de enero en la noche, alrededor de las 10, a una niña se le ocurrió salir del vientre de su madre, justo cuando los médicos del Hospital “Pilar Sánchez Villavicencio” de Huajuapan de León, no la querían atender.

Ángel, el papá de la niña que nació sobre la banqueta del hospital, dice que desde las 6 de la mañana de ese mismo día, habían acudido al lugar para que se le atendiera a su esposa por el mucho dolor que ella tenía, pero los médicos le dijeron que la sacara del lugar.

Ya son cuatro casos de mujeres que han parido afuera de las instituciones de salud en el estado, y todo por negligencia médica. Desafortunadamente esta indolencia es bien vista por las autoridades gubernamentales y sindicales.

Es aprobada, porque estos casos se han repetido hacia la gente indígena, hacia la gente pobre. Sólo estos asuntos de discriminación racial se ven y se practican, lamentablemente, en ciudades mestizas como la nuestra.

Los médicos no pueden argumentar que su actitud se debió a una distracción o porque no había médicos a esa hora o camas desocupadas o porque le faltaban todavía 4 centímetros de dilatación. Son formas sobrentendidas o inconfesables de segregación por el color de la piel o por la lengua o por la pobreza.

Estas son las reglas racistas que manejan los que se sienten con una preparación superior a los que llevan el color de la raza vencida. A estos se les ve con un sentimiento de minusvalía, de desdicha, de infelicidad.

El primer caso conocido y mucho más escandaloso que el del domingo en Huajuapan, fue el de la mujer que parió a su bebé en el pasto del Centro de Salud de Jalapa de Díaz.

Advertisement

En esa ocasión, el secretario de Salud de Oaxaca, Germán Tenorio Vasconcelos, se expresó en un noticiero de radio de esta ciudad de Oaxaca, con palabras racistas hacia la mujer: “seguramente a la mujer le dio pena y se fue a la parte de atrás para tener su hijo”.  Aseguró que la mujer “tiene problemas de entendimiento del español”. Todas estas palabras en boca del secretario, son discriminatorias.

En esta misma entrevista, el secretario de Salud, se mostraba más enojado contra el fotógrafo que captó la imagen cuando a la mujer se le cayó el hijo de entre sus piernas en el pasto, que con su personal del hospital, porque dijo: “Disparó muy rápido en vez de ayudar”. Pero la fotografía descubrió el horror de los servicios de salud que reciben las mujeres indígenas de Oaxaca.

El domingo, cuando pario la mujer en la banqueta del hospital de Huajuapan de León, afortunadamente había gente que se le ocurrió grabar lo sucedido, para vergüenza de la Secretaría de Salud de la entidad oaxaqueña.

El 30 de octubre del año pasado, La directora de campañas de la red global Avaaz org, Alice Jay, entregó un documento al gobernador del Estado Gabino Cué Monteagudo, con 50 mil 500 firmas para pedir la renuncia del secretario de Salud, Germán Tenorio, por el “escandaloso” caso de Irma López Aurelio, la indígena que se vio obligada a parir en el patio del Centro de Salud de Jalapa de Díaz.

¿Y qué creen que respondió Gabino? que esa decisión es “una facultad única y exclusiva del gobernador: nombrar y remover a los servidores públicos”.

Así que señores, aunque se quejen, aunque junten millones de firmas de ciudadanos preocupados por el bienestar de las mujeres más endebles, nada pasará, Gabino es quien decide y el pueblo que se vaya mucho a chiflar a la loma.

 

Twitter:@horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

 

Advertisement