En opinión: Ya no pide su cocol por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

sóc6

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

POR SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS.

EL TATA, Jorge Arvizu, que en paz descanse, señalaba en una de sus entrevistas: “Nada de que: el pueblo unido, jamás será vencido”, la verdad ,decía él: “Debe decir: el pueblo dormido, por eso está jodido” y es una visión de un hombre que con palabras sencillas explicaba el cómo era obligación de los que más saben prestar atención y apoyo a los que menos saben y menos tienen y no ser parte de los grupos mafiosos que se dedican a explotar a los demás. Que lástima que hombres buenos como “EL TATA”, dejen de pedir su cocol y mueran, y dejen el vacio terrible en muchos sitios. Pero, cuando menos, sabemos que, como él, hay otros muchos que no se hacen pendejos ni están aliados ni son socios ni cómplices de los grandes explotadores del pueblo. TATA, descansa en paz.

“NUNCA LLEGARÁS A TU DESTINO, SI TE DEDICAS A LANZAR PIEDRAS A CADA PERRO QUE TE LADRE”.

HOY, FESTEJAMOS EL inicio de la Primavera y el aniversario del nacimiento de Don Benito Juárez García, y esto me recuerda que, en las redes sociales, aparece un figura que representa a Juárez que dice: “Benito, despierta, que están vendiendo a tu país”…. O mejor dicho, debería decir, que ya vendieron al país, ante la indiferencia de todos y con el beneplácito de un pueblo acobardado, indiferente, miedoso, resentido, acomplejado… que lástima que eso lo veamos, muchos, de los que sabemos que hay que continuar luchando por una vida mejor… y tener el valor de poner los sentimientos en palabras para decir lo que en verdad pensamos.

Hace unos meses, contaba la historia del “canicas” y viene a cuento por lo que necesitamos de necedad y constancia en las luchas sociales para no apagarnos ante las represiones y las amenazas. Resulta que un tipo que era belicoso cada vez que le decían “canicas” se casó y la primera recomendación que le hiciera a su esposa fue la de que jamás le dijera “canicas” porque entonces entraba en un estado de violencia tal que no se podía reprimir y podía llegar hasta el asesinato si le decía ese apodo. La señora entendió al principio y meses después el famoso “canicas” no llegó a su casa por andar de parranda con los amigotes y cuando apareció e la misma, borrachote y besuqueado por todas partes, la señora, enfurecida, no pudo contenerse y le grito: “pinche “canicas” ;qué horas son éstas de llegar?”

El famoso “canicas”, ciego de ira, la comenzó a golpear y ella en vez de calmarse le seguía gritando: “Canicas, canicas, canicas”. El tipo aumentaba su furia y golpeándola más, la tomó del cuello y la comenzó a estrangular, y la señora, en vez de reprimir su furia y gritar su apodo, al no poderlo hacer, con la mano, le hacía la señal de cuando de niños jugábamos a las canicas y le repetía con los dedos el tiro de canicas…. Hasta que seguramente la mató, pero la señora no dejó de decirle a gritos y señas: “canicas”.

Advertisement

Hemos escuchado a lo largo de nuestra vida, muchos discursos sobre la expropiación petrolera, sobre la primavera y sobre Juárez, todos dicen más o menos lo mismo, nos hablan del respeto que no respetan y de la libertad que no contemplan, ni de la hermosura de la vida que no entienden, en fin, palabras van y vienen y todos nos engañan o mienten o dicen lo que no sienten. Por esa razón, ahora, que escuchamos al presidente Peña Nieto decir que los mexicanos seguimos siendo los dueños de los recursos petroleros, no sabemos si nos toman el pelo,  piensan que somos tarados o que en verdad nos tienen embobados y engañados por medio de la “caja idiota” y de los programas de fut y las telenovelas. La realidad no es una telenovela, es una cosa sagrada que hay que respetar y cambiar, o mejorar, no hacernos pendejos para continuar con los robos, engaños y saqueos, con las complicidades y las corruptelas de parte de unos cuántos, para continuar jodiéndonos a los más, a los millones  de miembros del infeliciaje nacional. Si nos creen pendejos, por igual, no se confundan, hay décadas en que no pasa nada y años en que pasan como décadas, decía Lenin, en un frase que me recordó un querido amigo, a veces, no sucede nada, pero, a veces, en poco tiempo ,sucede mucho, y hay muchos cambios cuando las conciencias se deciden a actuar y dejan los miedos y las mediocridades a un lado y se deciden a luchar por su libertad y su nueva vida, la que merecemos todos y nos es arrebatada por una mafia en el poder y con el poder. Canicas somos, y, en los hoyitos, andamos…. Total, no hay mal que dure cien años ni pendejos que lo soporten…: Canicas… Canicas…. Canicas….

Advertisement