En opinión: “Adiós sensibilidad” por Wilfrido Hernández Martínez

wil

Después de haber escuchado detenidamente la conversación de Purificación Carpinteyro y José Gutiérrez Becerril, se llega a la conclusión de que para estar en la política mexicana hay que ser marrano, porque son los únicos animales que con dos cubetas de agua encima vuelven a lucir en esencia, como marranos pero bañados. No olvido que Purificación nace entre los “principios” panistas, solo que tuvo el valor de descubrir algunas de las marranadas de su jefe Luis Telles, que cual “ilustre” varón ahora despacha donde esta institucionalizada la especulación. Por su acción osada, fue renunciada Purificación del puesto que le había asignado Felipe Calderón Hinojoza, olvidando que allí estaba para transparentar o purificar como lo dice su nombre. Ante la falta de apoyo de los panistas, y siendo una mujer combativa fue cobijada por el PRD, donde en materia de telecomunicaciones están out. Purificación, sagaz y zorruna ha subido a la tribuna a poner calor a las discusiones en la materia, llevando los alegatos a nombre de su partido a espacios de análisis con los más “picudos” de los otros partidos donde fue respetada. Para desatino de la imagen que había construido Purificación, enlodo su nombre aunque no lo acepte, al compartir su cascabelera alegría con alguien que conoce de negocios en este tema como es José Gutiérrez Becerril. Se creyó en un momento que Purificación Carpinteyro se achicaría, pero no, conociendo las marranadas de sus ex jefes, de su ex compañeros y ahora de la camada actual del congreso donde los millones circulan de norte a sur de y de oriente a poniente, dio la cara y la voz, aceptando que es suya la que está en el audio que circula por las redes sociales, agregando que Gutiérrez Becerril “Es su amigo desde hace bastante tiempo, le reconozco su gran capacidad analítica en el sector de Telecomunicaciones, salió de Televisa”. Y en plan abierto Purificación acepta que su misión desde su trinchera es procurar a través de las leyes, fomentar la competencia contra los monopolios de sobra conocidos. Lo que olvido Purificación es que en México todos estamos intervenidos, medios de comunicación, analistas, comentaristas y que decir de los “representantes populares”.

Duro y a la cabeza fue la respuesta que el presidente de México Enrique Peña Nieto dio a los miserables tlaxcaltecas, que en un momento de desesperación se atrevieron a solicitar empleo. Aquí fallo la sensibilidad al jefe del poder ejecutivo, cuando en tribuna espeto “Los empleos no se dan por decreto, los empleos se generan con nuevas empresas que se vayan instalando en Tlaxcala” Lo anterior lastimo a miles de ciudadanos de esa entidad, como de quienes ahora conocen la reacción del Jefe del Ejecutivo. ¿Sera acaso que los tlaxcaltecas seguirán pagando la alianza que realizaron con los españoles para destruir la Gran Tenochtitlan?. Si usted revisa Tlaxcala, es la entidad donde ni los beneficiados españoles invierten.

En España será la muy respetable hija del monarca Juan Carlos, pero la infanta Cristina, será enjuiciada por la justicia española, donde se mantiene la imputación en su contra por los delitos de blanqueo de capitales y cooperar en los crímenes fiscales cometidos por su esposo el plebeyo Iñaki Urdangarín, en el caso conocido como Noss. La información agrega que el Juez José Castro, quien lleva la causa desde hace tres años, cerrola instrucción con un auto de transformación de diligencias, previas a uno de los procedimientos, abreviado por los referidos delitos cometidos en los años 2008-2009 Mientras una gran mayoría en España ve con buenos ojos que la Infanta Cristina sea sentada en el banquillo de acusados, para dar legitimidad a su hermano.