En opinión: “La voz del pueblo se confirma” por Wilfrido Hernández Martínez

wil5

Hace dos días se dieron a conocer a nivel mundial cuales son los diez estados, o entidades federativas más corruptas en la nación mexicana. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), San Luis Potosí, Distrito Federal y el Estado de Eruviel Ávila son las entidades más corruptas del país. La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, midió las experiencias de la población al enfrentar una situación de corrupción. Se aclara que este tipo de corrupción que abordo el INEGI en su investigación, es el que genera la tramitología, solicitudes de servicio y otros contactos con servidores públicos. De acuerdo a la encuesta, el mayor porcentaje en experiencias de corrupción fue el contacto con “autoridades de seguridad” pública que rebaso el 50%. Seguido de permisos relacionados con la propiedad con un 24%. Es la primera vez que en el país se aborda que una encuesta toca el tema de la corrupción en el sector público. Las diez entidades más corruptas según el estudio son 1.-San Luis Potosí, 2.-Distrito Federal. 3.-Estado de México. 4.-Chihuahua. 5.-Quintana Roo. 6.-Tabasco. 7.-Jalisco. 8.-Tlaxcala 9.-Michoacan y 10.-Oaxaca. Sorprende de sobremanera los tres primeros lugares, de ahí que surja la confirmación. ¡La partidocracia apesta a chiquero! Quien gobierna San Luis Potosí es priistas. En el Distrito Federal es un ciudadano vestido de perredistas. En el Estado de México orgullosamente priista. En Chihuahua priista. En Quintana Roo priista. En Tabasco perredista. Jalisco priista. Tlaxcala priista. Michoacán priista. Oaxaca convergente. No se puede negar que el INEGI ha confirmado lo que el pueblo clama todos los días a toda hora las ratas más grandes continúan en la función pública haciendo más miserables a los miserables. ¿Qué opinan los podres que conforman la República y los poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo de estas entidades? ¿Usted cree que se van a tomar tiempo paran dar su opinión? Lo dudo, porque ellos llegan a esos espacios, para aprovechar los tres o seis años que la ciudadanía les otorga para desviar los recursos del pueblo. No existe hasta hoy una ley que sanciones la corrupción oficializada.

Para no desviarnos del tema, se publicita que en una decisión sin precedentes, el Consejo de la Judicatura Federal, denuncio ante la Procuraduría Federal de la República a los litigantes que presuntamente corrompieron al juez Álvaro Tovilla León, quien también fue denunciando ante el Ministerio Público Federal. El organismo que se encarga de la vigilancia y administración de los juzgados y tribunales federales se reservó los nombres de los abogados y de los despachos que representan pero lo acusó junto al juez Tovilla de haberse coludido para para cometer actos delictivos. Veremos hasta donde da la liga para hacer efectivas las sancione a las que suponen aplicaran a los delincuentes de cuello blanco.

Quien se dobló ante el video que difundieron en redes sociales de la cual uno obra en poder de la PGR sobre la conducta de Rodrigo Vallejo, fue su señor padre Fausto Vallejo hasta el día martes 18 gobernador del estado de Michoacán. Fue la presidencia de la República la que informó que el gobernador michoacano Fausto Vallejo Figueroa, había acudido a la residencia oficial de los Pinos, para informarle al presidente su decisión de presentar licencia indefinida para dejar el cargo. Con la separación definitiva que presentará al congreso de Michoacán, el mandatario estatal se convierte en el primero en abandonar su cargo durante el periodo sexenal del actual Gobierno Federal. La versión del vocero presidencial, que lamentablemente metió suspicacia a la opinión pública, manifiesta que Vallejo Figueroa se separa de la gubernatura para atender su salud. Mal por el vocero, esto debió haber salido del congreso de Michoacán.