En opinión: ignorancia=represión” por Wilfrido Hernández Martínez

will

Tal y como lo presentíamos, el lunes nuestros guardianes del orden incluidos los de vialidad ofrecerán su remojo a propios y extraños, para dejar a un lado los deslavados uniformes con los que se han mantenido desde el trienio pasado. Ayer pudimos observar que para el traslado de sus uniformes utilizaron la unidad 001, un camión de 8 toneladas de la DSP del H. Ayuntamiento que entro al full en el estacionamiento de la calle de División de Oriente. También observamos que la ciudad de Oaxaca de Juárez estará blindada con unidades móviles, coches, camionetas, cuatrimotos, motos, bicicletos y gendarmería de a pie. Se le puso poca atención a la formación de las nuevas generaciones y ahora es más práctico reprimir, situación que se da de norte a sur y de este a oeste, todo vamos en el mismo barco, sin timón y sin brújula. Si somos sinceros, debemos aceptar que los funcionarios públicos ratas, así como los nuevos padres hombres y mujeres, mujeres y mujeres, hombres y hombres que al contagiarnos de la banalidad politiquera, somos los causantes del desmembramiento de la sociedad. Hoy los padres ignorantes, productos de los desvíos educativos de los años 80s y 90s, sembraron la misma irresponsabilidad entre sus vástagos, de allí que veamos ayer y hoy la forma irrespetuosa que se da en escuelas donde algunos profesores reciben una sopa de su propio chocolate y todavía se asombran. Como ejemplo citare el de las profesoras Elsa y Margarita y de los “mentores” Fulgencio y Mariano, que medio trabajan en las zonas de Miahuatlán y la Costa, estos profesores están asustados con las reacciones de sus muchachos, quienes como buenos aprendices repiten la diabluras de los marchistas de 22. Por ello cuando los abordamos por separados, sus quejas son lastimeras, narran que no pueden exigir a sus alumnos las tareas y menos corregirlos, porque de inmediato se quejan con sus tutores, quienes se presentan en las aulas recriminando a los profesores por sus acciones de corrección y cuando los padres son tan combativos como los de la coordinadora, dan la instrucción a sus hijos de partirle media mandarina a sus profesores sean mujeres o barones. De ese tamaño es la cosecha que los profesores de recién ingreso reciben de las primeras generaciones de la CNTE que de 1980 a 1990 pasaron por sus manos. Como podrá analizar, el problema de Oaxaca es raíz, por medio de la enseñanza de paros, plantones y el odio sembrado contra la iniciativa privada, porque los combativos de la 22 podrán ganar los que deseen sin presentase al salón, pero no permiten que quienes pagan impuestos, tengan libertad para ejercer su trabajo. Una gran mayoría de jóvenes que cuando la 22 se volvió “democrática” en el año 1980 tenían entre 10 y 15 años, hoy son padres de jóvenes que medio asisten a la secundaria o bachillerato y no se toleran mutuamente.

Es penoso y nada edificante que profesores ebrios, con tendencias sexuales diferentes y hasta violadores exijan respeto, cuando ellos destruyeron lo más noble que da la naturaleza, a los niños y jóvenes, que como sentencia un sabio. El ser humano nace limpio y la sociedad lo corrompe. Actualmente el sistema perverso que ha utilizado a la “disidencia” durante 34 años, trata de corregirlos, solo que en 34 años los vicios de no trabajar y no estudiar hace que tengamos un árbol torcido en materia educativa. Olvidamos que “árbol que crece torcido, jamás su rama endereza” Apreciables profesores y profesoras, apenas se inicia la cosecha de 34 años de vejación, burlas, abandono y me vale madre contra de los más sagrado. La niñez.