En Opinión: ¡¡PERVERSIDAD!! por Wilfrido Hernández Martínez

¡Comparte!

will

Me he pasado buenos momentos en Internet, para autocriticarme sobre algunas palabras que he usado con frecuencia en mis comentarios. Una que ocupo para señalar lo que “hacen” los “políticos” desde siempre en la mayor parte de estrados de la función pública han sido, política, politiquería, corrupto, desvío, ilícito, perverso, peculado por citar algunos. En sus acepciones prácticas encontramos que Política, es herramienta necesaria para satisfacer las necesidades sociales y equilibrar la desigualdad de clase. Politiquería, uso y abusos del poder político para acumular poder económico. Corrupto; para empezar los mexicanos, 9.2 de cada diez o 92 de cada cien definen a sus autoridades como corruptas. En política, corrupción, es la acción del mal uso del poder, para conseguir un beneficio ilegitimo por lo general en forma secreta y privada. Desvío. Tiene como sinónimos extravío, engaño, desviación, su significado es tan amplio como, cambio o separación en la dirección o en el fin de una cosa, carretera que se aparta o separa de otra general, es una palabra tan plural que fue utilizada por los perversos presidentes, gobernadores y sus dóciles legisladores, para designar robos de dinero y bienes de los ciudadanos. Ilícito, es la palabra más común en actos de la función pública, tiene los siguientes sinónimos ilegal, indebido, clandestino, inicuo, fraudulento. Definición: Que no es licito, ilegal, contrario a la ley. Perverso: Maligno, malo, malvado, malévolo, villano, vil, malicioso. Significando; se aplica en personas que obran con mucha maldad o que hace daño con sus acciones, sentimientos o instintos de manera voluntaria o disfruta con ellos (algo así como la Roque señal o las risotadas de los presidentes de comisiones de Telecomunicaciones, Energía o del Trabajo). Otro significado es: Muy malo, depravado en sus costumbres u obligaciones de su estado. Peculado: Sinónimos, desfalco, malversación, fraude, estafa, engaño. Significado. Delito consistente en el hurto de propiedades del erario público, cometido por aquel a quien está confiada su administración. Como observa para el peculado hay interpretaciones suaves, ligeras, no molestas, desde los diccionarios llevan su perversidad.

Advertisement

En cambio para el que por hambre, necesidad o imitación de los peculadores, toma algo que no es de su propiedad, se le denomina ratero, vil, despreciable, rata, ganzúa, delincuente. Cuyo significado puede ser, persona que roba con maña o habilidad cosas de poco valor. Se dice del ladrón que roba cosas de poco valor. Como vera, analizara y comprenderá, ahora los rateros se convierten en prominentes hombres y mujeres de la función pública, para evitar la palabreja, ratero y se suman a los que viven del peculado, de allí que no haya dinero que alcance en los municipios, gobiernos estatales y federación. No hay duda, son muy propios los tres poderes de gobierno. Ejecutivo, Legislativo y Judicial para esto de la conformación de las leyes donde con la perversidad natural que les es característica, todos opinan como deberán ser estructurados esos libritos que solo aplican contra la ciudadanía.

No olvide tomar todas las previsiones necesarias. Los pasivos d PEMEX y CFE ya fueron aprobados por la nomenclatura partidista, para que esta sea deuda pública, donde la el ejecutivo a través de la SHCP y Banco de México, inician las acciones financieras necesarias para que la deuda de los mexicanos aumentes otros 700,000 millones pesos, el nuevo Robapemex se dio de forma “aterciopelada” porque de antemano los integrantes de la partidocracia que en salarios gana más de 10 ó 15 millones de pesos anuales no les afecta. Partitocracia o partidocracia es un neologismo para definir la burocracia de los partidos políticos. De acuerdo al filósofo Gustavo Bueno. Partidocracia es una degeneración o deformación sistemática de la democracia.

Advertisement