En opinión: “Salvemos a los niños” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

sócrates

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONS!

POR SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS.

“NUNCA GUARDES NADA PARA UNA OCASIÓN ESPECIAL… ESTAR VIVO ES LA OCASIÓN ESPECIAL”

         Cuántos niños y niñas pobres, porque son los pobres los que en verdad sufren las injusticias, mueren, son explotados, mancillados, violados en el trayecto desde Centro América a los Estados Unidos y cuántos miles y miles de niños y niñas mexicanas que abandonan el campo o las zonas marginadas pasan por lo mismo para buscar un pedazo de pan menos amargo y algo de dinero, por medio de un trabajo que se les niega en su patria?

Seguramente las autoridades no tienen ni idea, pero son miles y miles de tal forma que los Estados Unidos demandan ponerles un freno porque se les han convertido en serio problema social , político y económico y la realidad es que, los gringos, tan afectos a demandar los respetos a los derechos humanos en otras partes del mundo no los respetan en su propio país y mancillan, violan, explotan y asesinan a muchos de esos menores de tal suerte que hoy, con la complicidad y la ineficiencia de las autoridades migratoria del país, permiten que sean expulsados a las fronteras mexicanas, sin recursos, sin papeles que les han sido arrebatados o robados allá, sin esperanzas, y hoy en día, se convierten en un serio problema político, social y económico para toda esa región que se encuentra en una brutal crisis de seguridad y económica.

         No hay duda que debemos reflexionar lo que estamos haciendo, sobre todo, cuando debemos de pensar en la gran injusticia que se comete con nuestro niños y niñas en este país, QUE ES CAPAZ DE SALVAR A BANCOS Y BANQUEROS Y NO BRINDARLES APOYO A LOS QUE EN VERDAD LO REQUIEREN Y NECESITAN. Hoy en día, la desilusión, es brutal, cuando en todos lados se nos dice que las famosas reformas que se suponían, o nos engañaron, de que serían la solución inmediata a los grandes problemas nacionales, solamente operarán y funcionarán hasta después de veinte años, cuando menos. Eso sí ,seguimos salvando a los ricos y a los monopolios extranjeros para negarles a los nuestros un poco de pan, empleo, educación, salud, techo… si somos tarugos los mexicanos, continuamos pagando para que un grupo selecto de hampones, continúen utilizando los recursos públicos, para hacer o salvar sus negocios privados… y nos mantenemos callados, acobardados y sumisos, ante tales injusticias.

         Nuestros niños y los centroamericanos sufren de esas injusticias y de esa forma de explotarnos a todos por igual, de saquearnos las riquezas naturales y explotar los recursos humanos, por parte de un grupo que mantiene una cerrada mafia de despojos y corruptelas.

         Hoy, son utilizados para venderles como objetos sexuales, no importan las edades ni los orígenes, total, nadie los defiende ni podrá defender ante las mafias que explotan la trata; los usan para extirparles órganos que son vendidos en los grandes centros hospitalarios donde los ricos pagan para ello; los utilizan como mulas para el trafique de armas o de drogas; los manipulan para que sean niños delincuentes o sicarios y que sean los que controlen, a los pobres, como ellos, para continuar con este círculo que nadie quiere romper.

La verdad es que debemos todos estar muy enojados e indignados porque en este país donde SE SALVAN BANCOS Y BANQUEROS Y SE PERMITE EL SAQUEO DE NUESTRAS RIQUEZAS, NO SE SALVA A LOS NIÑOS ABANDONADOS Y EN LA EXTRAMA PROBREZA Y LA INJUSTICIA.

         De nada sirven los discursos y las “buenas intenciones”, cuando, desde los Estados Unidos, los despojan, explotan y vejan para enviarlos a México, totalmente desprotegidos y derrotados. Mientras no nos decidamos a cambiar y dejar de ser indiferentes, no podremos tener un país diferente. Seguiremos pagando para que nos sigan jodiendo y lamiendo la bota que nos patea el trasero… para cambiar ,solamente falta que nos decidamos hacerlo y demandar que se cumpla con lo que han prometido y se vuelvan decentes, honestos y patriotas, todos esos políticos y funcionarios mafiosos y corruptos que nos desgobiernan.

PARA TENER UN PAÍS DIFERENTE, NO PODEMOS CONTINUAR SIENDO INDIFERENTES ANTE UNA CRUDA REALIDAD, Y HAY QUE CAMBIARLA, POR EL BIEN DE TODOS. SALVEMOS A NUESTROS NIÑOS Y NO SALVEMOS BANCOS NI BANQUEROS…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here