En opinión: “Manipulación de medios…” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

will
¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!.
DESDE hace mucho tiempo se ha dicho que los medios de comunicación y los nuevos y modernos sistemas están siendo un factor vital para el desarrollo de la organización política o bien para encontrar medios alternativos que nos permitan captar mejor la realidad ante la manipulación perversa que realizan los grupos de poder por medio de sus propios y controlados medios de comunicación en el diarismo, en los medios impresos, en la radio, la televisión ye incluso en los portales e instrumentos como el Twitter y el Facebook.

         Algunos grupos, sintieron que estos mecanismos y medios podrían servir para eludir la acción perversa de la manipulación que ejercen los grupos de poder para controlar a los grupos sociales, espantarles, aterrorizarles y disuadirles de cualquier acción de protesta y de lucha mostrando el rostro violento de los grupos represivos del estado o  soltando en contra de los grupos y líderes sociales, las acciones criminales, donde por medio de la amenaza, el robo, la extorsión, el secuestro o el asesinato logran doblar y atemorizar a los grupos en forma selectiva esos grupos de delincuentes protegidos por el propio poder o por medio de los grupos, muchos grupos de sicarios encubiertos en los grupos parapolicíacos que ejercen esa misma acción como la que hemos visto en Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Tamaulipas, Baja California, Puebla.

         En los años setenta y ochenta, el gobierno utilizó a los grupos de provocadores que decían eran raterillos, asesinos, secuestradores o dizque grupos guerrilleros, posteriormente, para que no se salieran del control y sobre todo dejaran grandes fortunas y medios financieros, se protegieron las acciones del narcotráfico por medio de la impunidad que brindaban a los grupos de traficantes los mismos policías de la PJF, Investigaciones Políticas o la DFS o miembros del ejército y la marina en forma selectiva, como lo fuera la Brigada Blanca, la cual, con el pretexto de combatir la creciente ola guerrillera en el país, se le dieron las facilidades y las garantías de que podían hacer trafiques o permitir y controlar el tráfico de drogas, armas, gentes y contrabandos para que, de esta forma, sus miembros se pudieran enriquecer y financiar con recurso “propios” indetectables en la administración pública, tal como lo hicieron los mismos grupos de intervención norteamericanos.

Como en el caso de los escándalos de Irán-Contras, donde la propia CIA permitía a sus miembros traficar drogas, para que son las entidades, financiaran los grupos de choque o de guerrilla y paramilitares que, enfrentados en Nicaragua, Salvador, Honduras, Guatemala, o como se demostró, en Panamá, utilizando a este país y a su gobierno, controlados por el General Noriga, para realizar ese tráfico de drogas, armas, gentes y mercancías, para que los grupos de inteligencia y militares de los Estados Unidos, pudieran tener financiamiento y armas, así como la protección en sus actividades, como hoy en día lo hemos visto en las intervenciones y violación de la soberanía en México, con los programas RÁPIDO Y FURIOSO O RECEPTOR ABIERTO, donde los agentes de la DEA y de la CIA metieron de contrabando, con la complicidad de algunos grupos de policía y del gobierno, miles de armas, para provocar que los “grupos del narcotráfico” se golpearan entre sí e iniciaran una guerra donde se enfrentan pobres contra pobres y que a dejado en el país más de ochenta mil asesinados, más de treinta mil desaparecidos, miles de desplazados, miles de encarcelados injustamente; una tragedia peor a la dejada por la represión de la dictadura militar argentina, donde en diez años, eliminaron a treinta mil argentinos… y se generan más muertos en esa represión “oficial” y aparentemente civil para “dizque garantizar la seguridad”, que en muchas dictaduras militares protegidas y financiadas por los mismos norteamericanos… ya nos damos cuenta de la dimensión de la represión existente en esta Dictadura perfecta, como diría  un escritor peruano, Vargas Llosa.

ADEMÁS HOY EL GOBIERNO y el poder cuentan con la participación y control de los medios  de comunicación que les permite ocultar sus intenciones o bien manipular a la población para que acepte la represión y la violencia, aunque sea, al final de cuentas, en su contra. Este tipo de guerra y manipulación es un proyecto que les ha permitido a los grupos del poder eliminar a todos aquellos grupos políticos o gentes que no cuadran en este esquema de represión y manipulación… por ello les rogamos leer el libro de Sócrates Campos Lemus y José García Sánchez: LA DICTADURA DE LA MEMORIA: EL PODER DE LOS INDIGNADOS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here