En Opinión: “La traición se volvió Gobierno…” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

libro-nov11_620x300

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

Muchas cosas se ignoran y se esconden sobre los últimos días del MOVIENTO ESTUDIANTIL DE 1968. Tendremos que pensar que para esas fechas el ejército había tomado las instalaciones de la UNAM, Normal y las del IPN, se había generado una brutal represión fundamentalmente en la zona del Casco de Santo Tomás y la de Zacatenco, cuando tomaron la UNAM, por fortuna, no se generó la represión de tal manera que fueron sacados los estudiantes y maestros cantando el himno nacional y fotografiándose haciendo la V de la vitoria, en el Casco de Santo Tomás y Zacatenco la represión se generó de forma brutal al igual que en la Normal y ahí la resistencia de los estudiantes se mostró con una gran organización y resistencia, de tal forma que fueron rechazados los esfuerzos de policías y granaderos a pesar de que éstos venían disparando en contra de los jóvenes, hasta que tuvo que intervenir el Ejército y así, tardaron varias horas para tomar las instalaciones. Algunos perversos “dirigentes”, sostenían que la resistencia en el Casco había sido violenta e incluso acusaron a muchos de provocar la violencia, cuando en realidad la violencia ya estaba provocada por el mismo gobierno y generada por los cuerpos de represión, por esa razón, se empezaron a notar las divisiones de visión y desarrollo entre los dirigentes del Poli y los universitarios que, como no habían tenido que sufrir la represión  brutal se convencieron de que la mejor forma de terminar el movimiento era por medio de una negociación y de ahí, desde la Rectoría y de las oficinas públicas de muchos funcionarios ligados a la UNAM, se comenzaron a mostrar los niveles de negociación.

Aceptada la negociación en una tensa y larga reunión en el Consejo Nacional de Huelga se determinó que se negociaría y para ello, como arte de magia y de pronto aparecieron los “negociadores”, Jorge de la Vega Domínguez y Andrés Caso Lombardo y para ello, en el CNH, se determinó constituir a los seis grupos que llevarían avante la negociación final, pero antes, con un grupo de varios estudiantes de la universidad y del politécnico se formaron las primeras comisiones para la negociación, llegando por medio del Rector a los siguientes acuerdos: TERMINARÍAMOS LA HUELGA Y REGRESARÍAMOS A CLASES. SE NOS PERMITÍA REALIZAR UN MITÍN EN LA PLAZA DE LAS TRES CULTURAS PARA INFORMAR A LAS BASES ESTUDIANTILES EL REGRESO A CLASES Y EL INICIO DE LA NEGOCIACIÓN OFICIAL, Y PARA ELLO, LOS ESTUDIANTES NOS COMPROMETÍAMOS A NO REALIZAR LA MARCHA PROGRAMADA DE TLALTELOCO AL CASCO DE SANTO TOMÁS, SOBRE TODO, PORQUE LAS INSTALACIONES CONTINUABAN OCUPADAS POR LAS FUERZAS MILITARES. TODO ESTO  SE NEGOCIÓ CON LOS DOS COMISIONADOS POR EL PRESIDENTE Y FRENTE AL RECTOR BARROS SIERRA. ERA UN COMPROMISO Y FINALMENTE EL RESULTADO DE UNA NEGOCIACIÓN.

En tales condiciones a pesar de que muchos no estábamos de acuerdo en ese tipo de convenios y “negociaciones”, nos adaptamos y convenimos en respetarlas, considerábamos un triunfo el que se hubiera logrado por primera vez en el país una negociación y se pudiera establecer un diálogo serio por medio de las seis comisiones donde estudiantes, maestros y gobierno deberían dar solución a cada uno de los seis puntos del Pliego Petitorio…. Pero … la realidad nos encañonó y por esa motivo el mismo gobierno TRAICIONÓ Y rompió las negociaciones ya que, seguramente, en esas se mostraría su lado represor y asesino y por el otro, sentaría una base política para que los grupos protestatarios se organizaran y buscaran la solución a sus problemas por este mecanismo con el gobierno, que no sabía ni quería negociar, porque solamente gobernaba imponiendo sus condiciones o reprimiendo a los que no estaban de acuerdo con ellos.

Así en Tlaltelolco quedó claro que el gobierno prefería la represión a la negociación y por esa misma razón, desde sus entrañas, se fraguó la traición y la matanza a los estudiantes como lo denunciamos en el nuevo libro de la serie del 68: “68: LA TRAICIÓN SE CONVIRTIÓ EN GOBIERNO” y concluimos en que por este mecanismo lo que se jugó, finalmente, durante esas “negociaciones” que fueron rotas y traicionadas fue la SUCESIÓN PRESIDENCIAL ADELANTADA como se vino a ver posteriormente y con ello, la famosa “apertura democrática” que sirvió para que un gobierno asesino y represor se legalizara en todos sus niveles… por esa razón recomendamos leer los libros: “68 VISTO A LOS 68”. “LA DICTADURA DE LA MEMORIA:EL PODER DE LOS INDIGNADOS” Y “68: LA TRAICIÓN SE CONVIRTIÓ EN GOBIERNO”. DE VENTA EN TODAS librerías Educal, Sótano, Gandhi, Fondo de Cultura Económica y otras más.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here