“Dos Periodistas” empleados de diputado priista, rocían con orines a activista

¡Comparte!

P1

Dos periodistas, empleados del diputado priísta Simón Valanci, agredieron y uno de ellos aventó orines a la cara del activista Horacio Culebro, que ofrecía una conferencia de prensa donde pedía la destitución del Procurador de Justicia del Estado y además exhibió facturas con montos millonarios a favor de Grupo Valanci.

El día de ayer Horacio Culebro Borrayas ofreció una rueda de prensa, frente al Congreso del Estado, donde exigía la destitución de Procurador de Justicia del Estado Raciel López, al haber violado los derechos de libre expresión al despojarlo de su equipo de transmisiones de radio cultural Bonampak.

Además dio a conocer la arbitrariedad de las autoridades quienes fueron manipuladass por el Diputado Federal Simón Valanci, dueño de Grupo Valanci, que cuenta con varias radiofusoras, y ha sido favorecido por el gobierno con millonarios convenios de publicidad.

Horacio Culebro exhibió facturas por un monto de 29 millones de pesos, a favor de Grupo Valanci, por el pago de publicidad durante la administración del ex Gobernador de Chiapas Juan Sabines Guerrero.

Pero cuando la conferencia se desarrollaba dos periodistas, empleados de Simón Valanci, Jacobo Elnecavé (director regional de La Voz del Sureste) y  Hermes Chávez (director de La Voz del Sureste en Chiapas), quien además es corresponsal de Grupo Milenio, llegaron a la conferencia e hicieron un escándalo.

Después de los gritos Jacobo Elnecavé roció orines en la cara del activista, siendo retirado del lugar por las personas indignadas que se encontraban en el lugar de la agresión.

En la conferencia también se encontraban presentes el ex alcalde de esta capital, Valdemar Antonio Rojas y el  activista Cinar Corzo, quienes mostraron su indignación y señalaron que estos dos sujetos no deben ser llamados periodistas.

P3En la fotografía la persona con la camisa azul con cuadros es Jacobo Elnecavé y el de su derecha, de camisa blanca con rayas rosadas, es Hérmes Chávez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here