En Opinión: “Te deseo…” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

libro2_620x299

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

CASI TODOS LOS DÍAS CUANDO HACEMOS ALGO DE REFLEXIONES PARA VER LA VIDA Y LOS QUE EN ELLA NOS ACOMPAÑAN, NOS LLEGA A LA MENTE LA FIGURA ALEGRE Y VIVARACHA DE Doña Bricia Figueroa, Mamá Canuta, y pensamos que no todo en la vida es tan malo y desagradable cuando se conoce a seres humanos tan maravillosos como ella.

Ella siempre está buscando cosas agradables y que sirvan para el buen desempeño del diario, y el día último del año, nos envió este maravilloso pensamiento de VICTO HUGO, otro de los grandes de este planeta:

“TE DESEO: te deseo primero que ames, y también seas amado. Y que, de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar, no guardes rencores. Deseo, pues, que no sea así, pero que si así es, sepas ser sin desesperar. Te deseo también que tengas amigos, y que, incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles, y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar. Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas. Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro. Te deseo además que seas útil, más no insustituible. Y que en los momentos malos, cuando no quede nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie. Igualmente, te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros. Te deseo que siendo joven no madurez demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene un placer y un dolor y es necesario dejar que fluyan entre nosotros. Te deseo de paso que seas triste. No todo el año, sino apenas un día. Pero que en ese día descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen, y que te rodean seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices. Te deseo que acaricies un gato, alimentes un pájaro y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal, porque de esta manera, sentirás bien por nada. Deseo también que plantes una semilla, por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol. Te deseo además, que tengas dinero porque es necesario ser práctico. Y que por lo menos una vez por año pongas algo de ese dinero frente a ti y digas: “Esto es mío”, sólo para que quede claro quién es el dueño de quien. Te deseo también que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable. Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer, y que siendo mujer, tengas un buen hombre, mañana y el día siguiente, y que cuando estén exhaustos y sonrientes hablen sobre amor para recomenzar. Si todas estas cosas llegaran a pasar, no tengo más nada que desearte”. VICTO HUGO.

Y así es la gran vida, la verdadera, la que sin deseos logra tener la virtud del desapego, la gracia del dar, del afecto y del amor, del sentimiento sin resentimiento y del placer sin dudas ni engaños, en fin, sin duda, el poder luchar por uno y por los demás sabiendo que la máxima es lograr alcanzar lo mejor para cada uno, y que la justicia sea plena y sin odios ni remordimientos, que el cariño y la solidaridad entre todos sea real y no solamente cuando hay tragedias que lamentar y hermanos que buscar o proteger. Creemos que cada quién debe tener lo que trabaja y se merece, y que nadie debe robar con engaños a los otros para explotarles y para sobajarles. Las sonrisas deben ser claras y diáfanas, la alegría es real cuando, además, hay justicia y libertad, por esas y otras razones hay que pelear y no dejar que unos pocos nos roben lo de todos y que unos pocos dominen a los demás, la igualdad es clave para manejar una vida sin represiones ni venganzas, porque la libertad es base para que las buenas relaciones se sostengan y los deseos sean reales y honestos, verdaderos.

Creemos que la luz de la verdad y la igualdad es lo que debe guiar el camino de los hombres y no la riqueza desmedida que solamente provoca tragedias y genera resentimientos y odios, la simulación y el cinismo de los pocos, son brutales y generan los rencores y las divisiones, por esa razón es bueno entender lo que nos dicen mentes y almas brillantes que quieren lo mejor para todos y no para unos cuántos, como viene siendo hasta hoy. Por eso te deseo con amor que seas feliz y honesto contigo y los demás, humilde en el dar y en el recibir, pero sobre todo, que seas amoroso con los tuyos…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here