En Opinión: “No sirvieron para Fox, menos para Peña” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

libro5_620x299

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

         Cuando se trata de justificar el desastre político en el país, siempre aparecen los “arregladores” de imagen que opinan como si solamente la comunicación fuera la responsable de los errores y las tragedias políticas y económicas y se arreglaran esas solamente manteniendo una adecuada política de comunicación según la opinión de un exguerrillero jesuita como lo es Rubén Aguilar quién era el vocero que siempre decía: “el presidente quiso decir”… marioneta de la publicidad política que no puede cambiar la realidad de tal suerte que así como pudieron en algunos momentos encubrir las idioteces del presidente y los errores políticos y económicos, su entreguismo y su falta de nacionalismo, la realidad lo abucheo y lo mandó al refugio de su ranchito que arreglamos los mexicanos con nuestros impuestos con el cuento de que un presidente no podía estar dando una muestra diferente de humildad y sencillez tal como la diera al mundo el ex presidente de Uruguay…. Así que cuando necesitan chamba o ven la oportunidad de colarse en la administración como consejeros o voceros del presidente aparecen en sus momentos de crisis que es cuando los políticos no tienen conciencia de la realidad y se prestan a cualquier mamarracho que les pueda servir y aconsejar a pesar de que la realidad les sea contraria a sus deseos…
         Los problemas son problemas y no se hacen más graves por el hecho de que no se sepa comunicar el presidente para comentar sobre los temas claves que son un escándalo en el país. No veo cómo puede ocultar el escándalo sobre la compra a uno de los contratistas claves de su gobierno de la famosa Casa Blanca. Si mandó a su mujer a dar aclaraciones solamente se dejaron ver las corruptelas en las que se encuentra enredado el presidente y muchos de sus colaboradores. Si la fuga de El Chapo es una realidad que muestra la concepción y corrupción en el sistema de seguridad y su incompetencia que no ha sido castigada ni investigada dejando a los culpables en la impunidad solamente porque así considera el presidente que no se generará más escándalo, se equivocan de p a pa, porque la realidad es que la gente del pueblo considera que hay no solamente corrupción sino complicidad en esa fuga por parte de las más altas autoridades de seguridad en el país y que gozarán de impunidad. Si Don Rubén piensa que con una buena comunicación eso se torna diferente solamente estaremos ante un especialista en la mentida fascista tal como se ocupó en el tiempo del presidente Vicente Fox arreglando las pendejadas que este declaraba diciendo: “lo que el presidente quiso decir….” Pro la verdad solamente se mostró como un títere de la comunicación que desviaba el interés sobre el tema pero no se resolvía el problema.
         Si la desconfianza en el presidente no solamente s por un problema de publicidad política sino por una realidad que machaca la miseria y la pobreza en el país. Si solamente 3.4 mexicanos aprueban su gestión no debe ignorar esa cifra, la debe ver con realismo y no dejarla en la pendeja, si no resuelve la situación y mejora las condiciones de vida de los mexicanos y deja de gobernar para los ricos y se enfoca en solucionar los problemas de la mayoría va a ver cómo se aumenta la credibilidad, mientras tanto pueden decirnos misa, la realidad es la realidad y seguirá en la lona la credibilidad y la confianza de los mexicanos en el presidente. Esto no lo arreglaría Rubén con todas sus mañas de persignado que sabe que repetir una mentira mucho tiempo puede ser considerada una verdad al tiempo. Bueno así se consideró en los tiempos de Vicente Fox, pero eso no cambió la realidad que le destruye al final de su “mandato” siendo un simple gato de los intereses de empresarios nacionales y extranjeros.
         Así, ante la imposibilidad de brindarle sus consejos y cobrarle por ellos, Rubén dice que el presidente parece “santito de pueblo con capelo de cristal”. “No dejan que nadie se acerque. No da entrevistas, no se arriesga a ir a un programa de televisión o de radio para evitar que un periodista crítico lo cuestione. Sus discursos son políticamente correctos, aburridos”, pues hagan de cuenta que es lo mismo que mantenían con Vicente Fox, ellos los genios de la comunicación como Rubén Aguilar así mantenían al presidente Fox y no tenemos por qué razón entender que los cambios propuestos funcionarán con el presidente Peña, cuando ni siquiera sirvieron para el presidente Fox, la realidad los descubrió y los mostró como lo que en verdad eran: incondicionales de los poderosos y oligarcas a nivel nacional y extranjero con tal de mantener sus intereses a salvo a pesar de que con ello lesionaran los intereses de la mayoría del pueblo de México. No hay duda de que los métodos fascistas de la incomunicación siguen con sus “genios” como Rubén Aguilar que busca desesperadamente que el presiente el escuche y sobre todo le haga caso contratándole como lo hiciera Fox, pero olvidando que Fox era un producto de la Coca Cola, no era un presidente era un gerente de los gringos…. Y bueno cerca anda Peña Nieto…