En Opinión: “Pateando a los medios de Comunicación” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

libros2_620x3003

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!
 
         El día sábado 3 de Octubre, Jaime Rodríguez, el Bronco, tomó protesta como gobernador en Nuevo León, sin duda, un discurso que caló a todos, sorprendió a los políticos, y sobre todo, alertó a Rodrigo Medina, que pondrá pies en polvorosa para tratar de estar lejos de la mano de la justicia en cuanto se comiencen a conocer los resultados de las auditorías ordenadas por los adeudos de varios miles de millones que deja su administración. Sin duda alguna tendrá que hurgar en la casa, allá por los rumbos de San Pedro donde despachaba su padre y cobraba los millones de dólares por los acercamientos para que se consiguieran los contratos o se recibieran los favores de su hijito en el poder. La realidad es que lo mejor sería, de una vez, arraigarlos, para después hacerles las auditorías, debe recordar, el Bronco, que los Medina son acusados de rateros no de pendejos y si se apendeja tantito hasta lo ponen a parir chayotes por el enorme número de socios y de cómplices que traen cuentas pendientes con ellos.
         Es bueno el saber que El Bronco dice que no destinará ningún recurso a las televisoras, pero no dijo si evitará que por medio de sus elementos de confianza, los dueños de las televisoras sigan haciendo los negocios como los vienen haciendo, la realidad, creo que la conoce mejor El Bronco, es que a las televisoras y a sus dueños no les interesan los recursos del gobierno sino los negocios que se hacen con el gobierno o con sus gentes en el gobierno, así compran materiales para el buen desarrollo de la administración, tienen contratos de obras y servicios, o bien, compran luminarias y equipos de hospitales y medicamentos, o simplemente, pinturas para todo tipo de usos y es por medio de esos contratos donde las televisoras ganan mucho más que con los famosos contratos de publicidad.
         Seguramente, el Bronco, sabe también que no es necesario pagarles a las televisoras para sostener una bien ganada imagen de hombre serio y decente, no se necesita de los servicios de los grandes medios de comunicación, Jaime Rodríguez, les ganó la partida, y sabe cómo puede controlar a esos poderosos medios de comunicación de tal suerte que, en cuanto se vean dispuestos a atacar a su gobierno o discuten sobre el mismo o traten de desprestigiar, el Bronco, sacará a la gente a las calles para hacer actos en contra de las mismas televisoras o de los medios de comunicación que se opongan o traten de chantajear a su gobierno. Esto, sin duda, es una de las más importantes aportaciones en la política a nivel internacional, el hecho de que El Bronco ganara por su fuerza y lealtad a la gente, hace que los medios de comunicación no sean necesarios, algo que jamás entendió por ejemplo, Andrés Manuel López Obrador, de tal suerte que El Bronco se convierte en un ejemplo a seguir por parte de los políticos, cuando saben que se deben jugar el todo por el todo. Si esto que hizo el Bronco lo hubiera hecho el Peje en el 2006, seguramente, se hubiera ganado el cariño y el respeto de los mexicanos y no es que tuviera miedo, simplemente que sus operadores y aliados como Marcelo Ebrad y otros de tal calaña, tenían la esperanza de transar con los altos niveles del gobierno y gozarían de la protección para sus pillerías de los grandes medios de comunicación, de tal suerte que hoy en día, se ve esa protección, cuando los grandes medios de comunicación se vuelcan a tratar de destruir el prestigio del actual jefe de gobierno, cuando este no permitió la impunidad de Marcelito y su pandilla.
         Sin duda, cuando un grupo de mexicanos valientes que saben disputar y saben lo que se debe hacer en favor de la gente se decide a trabajar en este plano, sabe que los grandes medios de comunicación también se pueden derrotar, siempre que se gane la voluntad de la gente, y para ello, no hay que andarse de puntitas y con put…, sino hacer un desplante valiente que comprometa al dirigente con la gente y que, en su camino, demuestre que quiere hacer eso y no engañarlos como se ha venido haciendo por medio de los grandes medios de comunicación. El que no entienda  que el Bronco logró un enorme triunfo en contra de los medios de comunicación, que era la fuerza de la política y de los políticos, incluyendo al mismo presidente, comprometidos con Televisa y con los demás medios, estará jodido, y ya no entenderá la nueva política que obliga a mantener una estrecha liga y compromiso con el pueblo y no como los vemos ahora, en Oaxaca, donde los políticos como el gobernador y el Secretario de Turismo, Zorrilla, siguen utilizando la fuerza de los medios y su poder corruptor, para utilizar los recursos públicos para construir sus negocios privados. Por esos ejemplos, como los del Bronco, se genera la nueva revolución y el cambio para el país. Los medios no son más importantes que la voluntad y el valor de la gente, por esa razón la política debe volver a las calles no a los medios, NI PARTIDOS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here