Confirma CNS que jóvenes voluntarios asaltados no venían a Oaxaca

La CNS indicó que los jóvenes fueron apoyados por la Policía Federal, que realizaba patrullajes cuando vieron a los jóvenes detenidos a la orilla de la carretera debido a una ponchadura.

OAXACA, Oax.- La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que los jóvenes voluntarios que fueron asaltados el pasado 25 de septiembre no se dirigían a Oaxaca con apoyo, sino que regresaban a la Ciudad de México, de donde partieron con la ayuda humanitaria.

Los voluntarios, que viajaban en tres vehículos, regresaban de dejar víveres en las ciudades de Jojutla, Morelos, e Izúcar de Matamoros, Puebla, informó la dependencia en una tarjeta informativa.

El asalto ocurrió a las 2:35 de la madrugada del lunes, en el tramo carretero Amozoc-Perote, en Puebla.

La CNS indicó que los jóvenes fueron apoyados por la Policía Federal, que realizaba patrullajes cuando vieron a los jóvenes detenidos a la orilla de la carretera debido a una ponchadura.

Cuando los policías federales se acercaron a auxiliarlos, los jóvenes voluntarios relataron que fueron atacados y asaltados por varias personas armadas que salieron de entre los matorrales disparando armas de fuego, despojándolos de teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Uno de ellos mostraba heridas leves por rozón de arma de fuego y otro, golpes diversos.

No obstante, en ese momento no refirieron ningún tipo de abuso sexual para ninguno de los voluntarios.

Los jóvenes fueron auxiliados y trasladados a la caseta de Las Vigas, kilómetro 123, donde fue resguardado uno de los vehículos.

Posteriormente, fueron llevados hasta la ciudad de Xalapa, Veracruz, para recibir la atención médica correspondiente, donde decidieron en ese momento no presentar denuncia alguna.

El pasado miércoles, el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame) denunció la agresión, no obstante, proporcionó datos sin confirmar sobre la fecha y el destino de los voluntarios.

La Siame aseguraba que el asalto se había realizado el martes 26 de septiembre, cuando los voluntarios se dirigían a Oaxaca, y una joven había sido agredida sexualmente durante el ataque, datos que desmintió la CNS.

También la Iglesia en Oaxaca rechazó la versión, ya que dijo se han coordinado en todo momento con las autoridades locales para la distribución de la ayuda humanitaria.