En Opinión: «El dedeado es, dice, Aurelio Nuño» por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

 


¡QUE CONSTE,… LOS OLVIDADOS!
POR SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS.

UNOS MUEREN POR LAS REVOLUCIONES Y OTROS GOZAN POR SER “ROBOLUCIONARIOS”…

         Hace algunos años me confiaba uno de los políticos que él no buscaba ninguna candidatura por el PRI en su estado, se sentía cómodo en el puesto que mantenía en su partido y por esa razón, cuando el presidente le llamó y le dijo que si quería una senaduría, debería de cumplir con tales y cuales requisitos, y además, comprometerse a respetar tales y cuáles acciones y la voluntad del gobernador y él, simplemente, le dijo: “Si no ando buscando nada, no sé por qué razón todavía me quieren imponer condiciones”, se dio la media vuelta y se fue del ruedo de la política a rumiar las experiencias para ser consejero de muchos políticos que no tenían el valor para imponerse a las condiciones de la misma realidad política…Pues sí, me comentaba: “Al único al que no le niegan nada, es, al que nada pide”…

A quién le importan ahora las historias de muchos de los viejos revolucionarios que dejaron la vida en los campos de batalla? Creo que son pocos los que pueden contar con ese recuerdo, y además, como la política se ha convertido en pragmática y en negocio a nadie le importan conocer de los ideales y de las pasiones que movieron a esos hombres a levantarse en armas, muchos de los que sobrevivieron a los tiempos son los que se escondieron y son los que al final de cuentas gozan del poder y de sus mieles, mientras los otros, están en las tumbas…Hoy en día, cuando los tecnócratas son los que controlan todos los campos del poder político, me recordaba que en alguna ocasión platicaba con don Javier García Paniagua, y este, político político de especial acción me decía que los tiempos obligaban a que los tecnócratas tuvieran que depender de los políticos ya que no tenían la visión social de la actividad, y le contesté que no se confiara, porque, finalmente, los tecnócratas podían aprender de la política en poco  tiempo, y que desgraciadamente, los políticos, jamás podrían aprender la técnica administrativa y financiera que obligaban los nuevos tiempos, y esto se dejó sentir tan real, que por ello, se quedó en el camino a la presidencia ya que, finalmente, López Portillo que mantenía una intensa relación y afecto por Don Javier se tuvo que ajustar a los tiempos y nombrar como sucesor a Miguel de la Madrid, que ya había sido escogido desde los centros del poder de los Estados Unidos, y con el cuál tenían una gran confianza ya que ellos lo formaron para que entregara al país y propiciara el cambio que ha permitido despojarnos, “legalmente”, de todos nuestros bienes públicos y financieros por parte de los inversionistas extranjeros con sus aliados mexicanos, por ello, se pude decir que desde hace tiempo los políticos, financieros, empresarios e inversionistas nacionales y extranjeros, USAN LOS BIENES Y RECURSOS PÚBLICOS PARA HACER SUS NEGOCIOS PRIVADOS y, así, pues, nos siguen chingando…

Ahora, me comentaban algunos analistas que el señor Meade, simplemente es una distracción para el destape que debe ordenar el presidente de la república, como tema tradicional de ese proceso, y que el verdadero candidato es nada menos que el Señor, Aurelio Nuño, Secretario de Educación, y es por esa razón que algunos “dirigentes del 68” comienzan a escribir sobre temas educativos y se quejan de la fuerza y lealtad del ejército, sobre todo, cuando deben recordar con rencor la forma en que fuera despedidos cuando convencieron a Zedillo de imponer en los libros del texto de que los verdaderos asesinos del 68 eran los militares, cuando éstos protestaron porque se pretendía acusarles de algo que no hicieron, porque todo fue una maniobra de políticos e intrigas internacionales, pues lo cesaron, o mejor dicho, lo corrieron, y hoy, aparecen como los nuevos “ideólogos” del secretario de Educación… y si esto es verdad, pues veremos nuevos conflictos y confrontaciones ya que hay gentes a las que no les convence que no tienen razón y que tratando de ocultar sus verdaderas y perversas acciones en el 68, ahora, se pretenden mostrar como “ideólogos de aquellos tiempos y los de la sucesión”… mientras tanto, buscan ocultar que la masacre del 68 tiene un origen en la pugna por la sucesión presidencial adelantada apoyada por los gringos y marcada para que uno de sus agentes que operaba en la CIA, llegara a la presidencia… y aún hay más, como dirían los viejos políticos que tienen barajas escondidas en la manga…

Cuando se habla de que tal o cual gente será la que garantice la lealtad y el triunfo de un partido y que garantizará la impunidad y el respeto a su amigo y político que le dio el dedazo, dedazo en el uso político no real, pues creo que andamos haciendo surcos sin tener semillas, y es claro que, sin duda, Aurelio, ha logrado establecer una “reforma educativa” que en la realidad no convence a muchos sectores, pero de la que se le ha brindado mucha publicidad, y una cosa es que sean conocidos y otra cosa es que gocen de respeto y dignidad, y creemos que cuando tienen que buscar los bules para nadar en las aguas de los ríos, no entienden que  hay corrientes broncas que pueden romper esos bules tan frágiles y que aparentan sostener, pero no mantienen a salvo al que los utiliza, como el que cambia montura a mitad del río o el que se hace puñetas mentales para darse valor en algo que no conoce de verdad… el poder, ahora, tiene muchos peligros y aristas, de tal suerte que las confrontaciones entre grupos nos hace pensar que en estos tiempos se pueden ver asesinatos al estilo Colosio, y se debe entender que los tiempos no están para andar con pendejadas y que el liderazgo no es ordenar, sino saber entender lo que se requiere en cada zona y región, porque si no, esto, no es un librito de texto de mala leche, es una realidad política que tiene muchos intereses para controlar el poder, porque quieran o no, seguirán los que sigan saqueando y utilizando los bienes y fondos públicos para hacer sus negocios privados… y una patada en el bolsillo, duele más que una en los tompiates, dicen, los políticos y financieros…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here