A días del asesinato de Javier Valdez, con pegasus intentan hackear a sus colegas

¡Comparte!

«Cuando lo mataron, entendimos que podían matar a cualquiera; entendimos que el paradigma se había roto», afirmó Bojórquez

Exactamente un día después del asesinato del periodista Javier Valdez, a quien otros periodistas consideraban intocable; sus colegas y dentro de ellos el cofundador y director de noticias Ríodoce, Ismael Bojórquez y otro director del medio Andrés Villarreal, afirmaron que hubo intentos de hackeo por parte del gobierno con ayuda de la herramienta “pegasus“.

Ambos están a cargo de uno de los pocos medios independientes del país, en el mismo cubren delincuencia organizada, en los que los datos del medio demuestran que funcionarios públicos son los responsables de la mayoría de los ataques y agresiones a periodistas.

Javier Valdez fue asesinado a balazos, al día siguiente sus colegas de Ríodoce, recibieron mensajes de texto en los que se afirmaba que los homicidas ya habían sido detenidos.

Los compañeros de Valdez, sospecharon de dichos textos, pues más del 90% de los homicidios a periodistas quedan sin resolver, consideraron imposible que de manera inmediata dieran con los culpables.

Después de pensar en los hechos y los datos estadísticos, sus colegas pensaron que lo más probable es que los mensajes fueran un intento de hackeo con una adquisición tecnológica adquirida en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, “Pegasus”.

Dichos mensajes se encontraban infectados con el programa Pegasus, el programa fue comprado a un vendedor de armas cibernéticas israelí llamado NSO Group, según el análisis forense de Citizen Lab, parte de la Facultad Munk de Asuntos Globales de la Universidad de Toronto.

Se detalló que con un sólo clic en el mensaje y se habría infectado el teléfono de forma en los que se pudiera leer cualquier mensaje, correo electrónico, incluso, activar la cámara y el micrófono del móvil.

Según las víctimas del intento de hackeo el principal sospechoso es el gobierno mexicano.

Bojórquez, aseguró que se encontraba en contra de una investigación en la que se obtiene información de forma ilegal.

“Creo que querían buscar entre nuestras conversaciones y mensajes, pistas sobre el asesinato de Javier, pero estamos totalmente en contra. Nada obtenido ilegalmente debería usarse en una investigación y particularmente nada que venga de quienes están involucrados profesional y emocionalmente con la víctima”, añadió el el cofundador y director de noticias Ríodoce, Ismael Bojórquez.

Durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, se compró Pegasus con la condición de usarlo únicamente contra terroristas y delincuentes.

Sin embargo, la investigación no ha tenido ningún avance, ni una persona ha sido castigada o detenida por el uso indebido del programa Pegasus.

Javier Valdez, era un periodista reconocido de manera incluso, internacional, por lo que sus colegas creían que su prestigio lo haría intocable.

“Pensábamos que un periodista tan prestigioso como Javier era intocable. Cuando mataron a Javier, entendimos que podían matar a cualquiera; entendimos que el paradigma se había roto”, afirmó Bojórquez.

Con información de The New York Times.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here