Mujeres y hombres abandonan todo para ser soldados

¡Comparte!

  • Los interesados realizan un curso de formación en el Centro de Adiestramiento de Combate Individual Regional de la Sedena

CIUDAD DE MÉXICO.- Un total de 767 mujeres y 253 hombres realizan un curso de formación en el Centro de Adiestramiento de Combate Individual Regional (CACIR), de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Son personas que hace dos meses era civiles, pero ahora reciben los valores, la formación y el entrenamiento para ser soldado, así, sin ningún otro grado, por el gusto y deseo de vestir el uniforme e ingresar al Ejército.

En este CACIR, uno de los 13 que existen en el país, ubicado en el Campo Militar número 37 B, este año se graduarán aproximadamente 10 mil soldados.

Diana Urbano Ruiz cursó la carrera de Contador Público, en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), y Caroline Areli Pérez Gorozpe, está por titularse como licenciada en Derecho, por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Para mí es una gran oportunidad de crecimiento profesional y seguir desempeñando mi carrera en servicio al país. De pequeña me llamaba la atención el ambiente y tuve la oportunidad de causar al aquí en el Cuartel General de Fuerzas Especiales”, comentó Urbano Ruiz.

Vecina de Ixtapaluca, en el Estado de México, en su familia no hay antecedentes de familiares en las Fuerzas Armadas y tras su decisión, sus padres y hermanas la han apoyado.

Le dije a mi papa que quería formar parte de las Fuerzas Armadas, me dijo: ‘estás segura’. ‘sí papa’, ‘con todo hija, tú puedes, échale muchas ganas’”, recordó la ahora ayudante de contabilidad en el CACIR.

APERTURA A MUJERES.

Este martes 19 de febrero de conmemora el 106 aniversario y Dia del Ejército Mexicano, cuando en 1913 el presidente Venustiano Carranza ordenó la creación de un Ejército Constitucionalista, para enfrentar al Victoriano Huerta que había asumido la Presidencia tras el asesinato de Francisco I. Madero, en los hechos de la Decena Trágica.

Hasta 1938, el presidente Lázaro Cárdenas emitió un decreto para autorizar el ingreso de mujeres a esta institución, al Cuerpo de Oficinistas.

Todos, hombres y mujeres, tenemos el trato igual aquí adentro del ambiente, tenemos las mismas oportunidades. (Me veo) siendo oficial, subteniente, teniente, estudiando para alcanzar las metas, quiero ir a la Escuela de Sargentos y posteriormente hacer mis exámenes para ser oficial”, comentó Urbano Ruiz.

Para la contadora pública, el Ejército tiene los valores de la disciplina, la lealtad, el honor y el patriotismo que ahora, al despertar e ir a descansar, se le inculcan para ser un soldado que haga bien su trabajo.

Aquí te lo inculcan a diario, lo hacemos a diario en todas las actividades, todos los valores están inculcados desde que nos despertaos hasta antes de ir a descansar”, explicó.

En el caso de Pérez Gorozpe, su gusto por el Ejército lo debe un familiar, quien con sus historias la convenció para ingresar a la institución.

Tengo un tío que es capitán y el contarme sus historias siempre me llenaban de mucha emoción y busqué causar alta en el Ejército, y ahora feliz y orgullosa de estar aquí”, comentó.

La futura licenciada en Derecho, en su vida civil que dejó hace dos meses, también estudió en España e Irlanda, con becas que consiguió gracias a su esfuerzo.

Estuve estudiando seis meses en España, en la Universidad de las Palmas, de Gran Canaria, gracias a un concurso que realicé y me lo gané.

Posteriormente una beca para estudiar el idioma inglés, en Irlanda, gracias al aprovechamiento escolar que tuve durante un semestre”, detalló la habitante de Nezahualcóyotl, en el Estado de México.

SOLDADO EN DOS MESES.

Para las dos futuras soldados la rutina de preparación es la misma que reciben los 253 varones que están en curso de formación, sin ninguna distinción.

A las 5:00 horas de la madrugada inicia su actividad, arreglando sus dormitorios, para posteriormente hacer la ceremonia de honores a la bandera y para recordar los valores del Ejército.

A lo largo de estos dos meses, han recibido capacitación para el armado, desarmado y manejo de su fusil; en el entrenamiento de campo realizan actividades de combate y camuflaje, colocación de barricadas, sobrevivencia en el campo y derechos humanos, entre otros.

En esta semana iniciarán su capacitación en tiro real, y estarán listos para graduarse el próximo 2 de marzo, en las instalaciones del Campo Militar número 37 B, en Temamatla, Estado de México.

El subteniente Jonathan Sánchez Carvantes explicó que el paso de la vida civil a las Fuerzas Armadas es sencillo, cuando se tiene voluntad.

Cuando ellos vienen y tienen la voluntad de querer hacer las cosas se nos hace más fácil a las clases, a los oficiales, a los jefes, a los generales, de poder instruir a las personas que vienen de la vida civil a la militar.

Desde empezar a enseñarles a uniformarse, cómo rendir honores a nuestro lábaro patrio, a nuestras actividades, todo ello, necesitamos que ellos tengan la voluntad”, explicó el subteniente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here