Ratifica juez aprehensión contra exmilitares de Pemex, vinculados a delincuencia organizada y robo de hidrocarburos

¡Comparte!

Un juez federal ratificó la aprehensión de tres exmilitares que bajo mando del general Eduardo León Trawitz, ordenaban a sus subordinados la aplicación del llamado El Sistema o Protocolo, descrito en Aristegui Noticias por el también ex militar y exagente de seguridad Moisés Ángel Merlín Sibajá. Desde 2017, ante PGR, Merlín y otros agentes de seguridad de Pemex habían denunciado las irregularidades

El Ministerio Público Federal (MPF) obtuvo de un Juez de Control Especializado en el Sistema Penal Acusatorio con sede en Almoloya de Juárez, Estado de México, la ratificación de la aprehensión y el auto de vinculación a proceso en contra de tres exmilitares empleados de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica (SSE) de Petróleos Mexicanos (Pemex), por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburo y sustracción de hidrocarburo.

Se trata de Oziel Aldana Portugal, jefe de Departamento de Administración de Bienes materiales, seguridad, vigilancia y supervisión de Pemex; Ramón Márquez Ledesma, Coordinador de la SSE en Tampico; y José Carlos Sánchez Echavarría, del Departamento de Seguridad Física en Cadereyta, detenidos hace unos días en la alcaldía de Azcapotzalco, Tampico y Cadereyta respectivamente.

Los tres exmilitares fueron puestos a disposición del órgano jurisdiccional del Centro de Justicia Penal Federal en Almoloya de Juárez, Estado de México, “Altiplano”, para llevar a cabo la audiencia inicial, en la que el juez calificó de legal la detención y se formuló imputación. Su defensa solicitó la duplicidad del término constitucional.

Posteriormente, el Ministerio Público presentó datos de prueba considerados suficientes por el Juez de Control para determinar la vinculación a proceso por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburo y de sustracción de hidrocarburo. El Juez otorgó cuatro meses para la investigación complementaria, en tanto los exmilitares continuarán en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Almoloya.

El polémico Sistema

Moisés Ángel Merlín Sibajá, militar retirado con grado de capitán, y exagente de seguridad de Pemex relató en Aristegui Noticias las polémicas órdenes que recibían en la SSE bajo el mando del general Eduardo León Trawitz, –quien estuvo a cargo de la seguridad de Pemex desde el 2 de enero de 2013– que incluían el manipular las tomas, desaparecer evidencias y no notificar de su existencia al jurídico de Pemex, con lo que se encubrió la ordeñaban de los ductos y la incidencia del delito en sus diversas modalidades. Pero también se habría ordenado la instalación de tomas clandestinas.

Desde 2017, Merlín, entonces agente de seguridad de Pemex, o especial, (que es como en el argot petrolero se llama a los vigilantes), junto con otros de sus compañeros habían denunciado tanto en la Unidad de Responsabilidad de Pemex como en la PGR el tipo de órdenes que les daban los hoy detenidos, pero sus denuncias no sólo fueron ignoradas, sino que a los denunciados incluso se les ascendió, como evidencian datos de su historial en Pemex revisados por este medio.

En la denuncia que fue presentada el 24 de marzo de 2017, –cuya copia de denuncia está en poder de este medio– Merlín señaló que Oziel Cárdenas Portugal y otro de los jefes llamado Wenceslao Cárdenas, quienes se encontraban laborando en el área de inteligencia de Pemex, le habrían indicado instalar una toma clandestina en el municipio la Encrucijada de Atzitzintla, como asienta el documento.

Los directivos de Pemex, la contraloría interna, y en la propia PGR ignoraron sus denuncias, y según explicó Merlín en Aristegui Noticias, él fue acosado y presionado hasta que dejó su trabajo.

En cambio, Aldana fue ascendido. El 11 de junio de 2018 se le designó superintendente, uno de los escalafones más cotizados de Pemex.

Militar, policía judicial, federal y supuesto huachicolero

Oziel Aldana es un teniente de caballería del Ejército mexicano que entre 1997 y 1999 fue instructor en el Heroico Colegio Militar.

Luego fue designado como Segundo Subcomandante de la Policía Judicial Federal, por la entonces PGR.

Entre 2007 y 2009 la Policía Federal, cuerpo que depende de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, lo designó inspector, con mando operativo.

En septiembre de 2010 en Pemex lo contrataron como agente de seguridad, con funciones de inspección y vigilancia, es decir, jefe de especiales, con un nivel 16.

En mayo de 2017, el general Eduardo León Trauwitz lo hizo Jefe de Departamento de Administración de Bienes materiales, seguridad, vigilancia y supervisión de Pemex con funciones de administración de bienes materiales, áreas técnicas, funciones de inspección, vigilancia y supervisión. El 11 de junio de 2018 lo ascendió a nivel 39, designándolo superintendente.

Luego de la detención de Aldana, Moisés Merlín, quien denunció que éste le había ordenado instalar una toma clandestina, comenta: “Yo lo conocí a mediados de 2013 cuando recibimos capacitación de primeros auxilios, prácticas de tiro y hasta ejercicios de cross fit y la técnica israelí de Crav Maga junto con otros exoficiales del ejército. Todos se decían egresados del Heroico Colegio Militar de diferentes generaciones y decían haber pertenecido a las fuerzas especiales, coincidían en sus pláticas y anécdotas de las fuerzas especiales.

“A finales de 2013 nuevamente fuimos reunidos para la elaboración de planes y programas de adiestramiento para un plan piloto de readiestramiento a los diferentes departamentos y recibir un curso de tiro con armamento recién adquirido por la SSE.

“En enero de 2014 Oziel fue nombrado jefe de equipo en el cual me integraron junto con 4 compañeros más, todos habían pertenecido a las fuerzas especiales. Me subordiné a él y lo apoyé en lo que estuvo a mi alcance, él también respetaba mis acciones y propuestas, me asignó las materias de armamento, prácticas de tiro, búsqueda, localización y neutralización de artefactos explosivos, relaciones laborales y la de ética.

“Oziel impartió materias mas afines con la seguridad tales como la revisión de autotanques, seguridad a instalaciones vitales y hasta la de acondicionamiento físico”.

Merlín dice que, entre sus compañeros, a él le llamaban “austerito”, porque todos presumían de los celulares que usaban y los vehículos que poseían.

En febrero de 2017, fue cuando, dice Merlín, (y así lo denunció en PGR) “me ordenó poner la toma”.

Merlín renunció a su puesto, “incluso días después de salir de Pemex me llamó en repetidas ocasiones diciéndome que las cosas no se hacían de esa manera, que regresara y me incorporaría como el jefe Wenceslao, y le advertí que iba a proceder y ya no contesté ninguna otra llamada”.

Agrega: “Hay algo importante que llamó mucho mi atención, la mayoría de los exoficiales y el capitán Lineol Alfonso Rocha, quien fue jefe del departamento en Salamanca, y asesinado en enero de 2018, coincidían en platicar mucho de los bienes materiales que poseían y su ansiedad por obtener un ascenso o beneficio en la empresa”.

En su declaración patrimonial, cuando llegó a Pemex, Aldana no declaró poseer vehículos. En algunos años omitió declarar sus bienes.

De lo que declaró, en mayo de 2012 incorporó a su patrimonio un Fiat Turbo 120 CV Dynamic, modelo 2008, que pagó de contado en 80,000. En diciembre de 2015 una Mazda SUV 2008, de 160,000 que pagó de contado. En 2018 reportó que el 30 de junio adquirió un Mercedez Benz C230, 2005 de 100,000 pesos pagado de contado; el 31 de julio de 2018 un Peugeot 3008 modelo 2019, de 549,900 pesos con un crédito; el 8 de octubre, una moto BMW 2004 de 65000, pagado de contado.

Ramón Márquez Ledesma

Ramón Márquez Ledesma, Coordinador de la Subgerencia de Salvaguardia Estratégica de Pemex en Tampico, fue denunciado por el agente Enrique Alejandro Sandoval Díaz, por obligarlo “a efectuar inhabilitación o desmantelamiento de las tomas clandestinas y ocultar dicha información”.

Márquez perteneció al Tercer Batallón de Materiales de Guerra del Ejército Mexicano. Tenía grado de sargento segundo, y entre 1990 y 1994 fue encargado del taller de mantenimiento industrial. Luego estuvo como mecánico industrial en un taller privado, y luego como taxista.

El 20 de abril de 2010 ingresó como jefe de departamento de seguridad de Pemex, con funciones de vigilancia, coordinación y supervisión asignado a Veracruz, luego fue transferido a Tamaulipas.

No había declarado mayores bienes que una casa a crédito, y una cedida, una pantalla de plasma, un minicomponente y un comedor. El 10 de agosto de 2012 adquirió una Renault Douster modelo 2013, en 265,000 que pagó de contado. En sus últimas declaraciones no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales.

José Carlos Sánchez

Respecto a José Carlos Sánchez, el agente Eliseo Lara denunció que en Cadereyta Sánchez ordenaba aplicar el protocolo (llamado inicialmente El Sistema) “esto es, efectuar la excavación del lugar y proceder a neutralizar o inhabilitar los instrumentos impuestos al ducto para la substracción del hidrocarburo, ya fuere cortar las cuerdas de la válvula o colocar cemento sobre estos”.

José Carlos Sánchez Echavarría ingresó al Heroico Colegio Militar donde cursó desde el bachillerato. Entre 1989 y 2001 perteneció al Primer Batallón de la Policía Militar. Tenía grado de teniente de caballería. En 2007 fue contratado por la Policía Federal Preventiva como Suboficial Comandante de Sección, con la función principal de realizar operativos.

En noviembre de 2011 ingresó a Pemex como coordinador de seguridad física de Salamanca, Guanajuato, con nivel 29; en 2012 se le transfirió a Ciudad del Carmen; en agosto de 2015 se le transfirió a Cadereyta, Nuevo León.

Aunque desde 2017 se le había denunciado ante PGR, el 14 de mayo de 2018 fue ascendido a nivel 36 como jefe de departamento de seguridad en Cadereyta. En sus últimas declaraciones patrimoniales, Sánchez no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales.

Más denunciados
Otros mandos que aparecen en la denuncia que en 2017 se presentó ante PGR son el general Eduardo León Trawitz, el también general Sócrates Alfredo Herrera Pegueros, el coronel Emilio Cosgaya y el mayor Francisco Casas.

*Denuncia presentada desde 2017 contra el general León Trawitz y sus subordinados:

Denuncia by on Scribd

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here