A un año de la masacre de 13 campesinos en Santa María Ecatepec, claman justicia

¡Comparte!

*Hoy cumplen un año de la tarde sangrienta en Santa María Ecatepec, y llora a sus muertos
*Los únicos dos detenidos podrían salir libres por errores garrafales, el resto de los autores siguen libres.

A transcurrido un año desde la tarde del 16 de julio del 2018, y aún recuerdan el tableteo incesante de las armas de alto poder utilizadas para masacrar a 13 comuneros de Santa María Ecatepec, cuyos cadáveres quedaron esparcidos en el agreste terreno, a manos de al menos un grupo de hombres oriundos de San Lucas Ixcotepec; dos de ellos bajo proceso, y que podrían salir libres ya que el Ministerio Público no cuenta con datos precisos para saber si son ellos, quienes realidad dispararon.

Entre la impotencia de toda una comunidad que tiene sed de justicia, las autoridades gubernamentales guardan ese silencio cómplice, y se recogen en hombros para seguir enviando el discurso podrido, “se hará justicia”.

Para llegar a este municipio enclavado en la zona chontal, distante cinco horas de la capital del estado, la justicia no llega y no encuentran más argumentos de justificación para las familias, y para toda una comunidad llamada Santa María Ecatepec, que aún llora a sus muertos.

En comunión todos en Santa María Ecatepec, han acudido al panteón municipal en donde reposan los restos de Seferino Ramírez Avendaño, Valentín Ramírez Contreras, Daniel Flores Martínez, Agustino Ramírez Ramírez, Rubicel Ramírez Rodríguez, Abel Rodríguez Soto, Luis Flores Ramírez, Edgardo Hernández López,Felipe Rodríguez Pérez, Romualdo Ramírez Avendaño, Alfonso Garnica Vargas, Honoria Garnica Vargas y Magda Hernández López, así hoy cumplen un año de ser asesinados.

Entre murmullos, plegarias y clamor de justicia, dejan escapar el recuerdo de la tarde del 16 de julio, cuando salieron de Santa María Ecatepec y caminaron por el agreste terreno que conduce al paraje Cerro Cara en la zona limítrofe con San Lucas Ixcotepec; Ahí trabajaron en la limpieza de una parcela comunitaria situada dentro de las 3 mil 600 hectáreas que se encuentran en un conflicto agrario.

Las manecillas del reloj aún no marcaban las 17:00 horas, cuando terminaron las labores, y se disponían a retornar a Santa María Ecatepec, cuando fueron enfrentados por cuatro pobladores de San Lucas Ixcotepec, quienes violentamente les reclamaron que estaban trabajando en terrenos ajenos.

Otros hombres que estaban agazapados entre los matorrales, accionaron sus armas iniciándose el momento de terror para las 27 personas de Santa María Ecatepec, “fue la locura”, narraría después uno de los 14 sobrevivientes.

“Corrimos en diferentes direcciones para resguardarnos de la lluvia de balas, después, después todo fue silencio”, con la oscuridad pudimos llegar a Ecatepec para pedir ayuda.
Ya con la luz del día acudimos al lugar de la balacera encontrando regados los cuerpos de nuestros paisanos, desde ese momento clamamos justicia, esa justicia que existe solo en los discursos del gobierno.

Por este caso, en las primeras horas del 23 de febrero del 2018, un sábado para ser exactos, fueron detenidos Edmundo y Misael, según la Fiscalía fue en un camino a San Lucas Ixcotepec, pero la defensa legal de los detenidos afirma que fue en su rancho, además de aclarar la falta de pruebas e inconsistencias en las declaraciones, ya que realizaron una declaración, la copiaron y pegaron para los demás supuestos testigos.

Esto aunado a que los detenidos fueron “paseados” tras ser detenidos en un lugar que la Fiscalía General de Justicia, no ha probado, ya que primero los llevaron a Tehuantepec, luego los trasladaron a la ciudad de Oaxaca, para quedar a disposición del juez de control con sede en Ejutla de Crespo, ya habían transcurrido 11 horas de su detención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here