25 años del Museo Dolores Olmedo: la convivencia de las obras de Rivera y Kahlo

¡Comparte!

Ciudad de México.- Inaugurado el 17 de septiembre de 1994, un museo de temática nacional, el Dolores Olmedo, cumple 25 años con una muestra vasta de obras de Diego Rivera y Frida Kahlo, y que permanecerá abierta al público hasta el 12 de abril de 2020.

En entrevista con apro, la directora de colecciones del recinto, Josefina García, explicó el desarrollo de este centro cultural que, en un principio, fue atracción de los visitantes que querían saber cómo vivía la coleccionista de arte Dolores Olmedo y “por la curiosidad de la casa”.
Sin embargo, añadió, con el tiempo se dieron cuenta de la importancia de las colecciones de arte que coleccionaba la señora María de los Dolores Olmedo Patiño Suárez, con obra de importantes artistas, principalmente de Diego y Frida.

Platicó que año con año se realizan eventos importantes fijos, como la ofrenda de muertos, la cual dura un mes, y el carnaval de tradiciones, durante la Semana Santa. Por ejemplo, el llamado Sábado de Gloria se efectúa la quema del Judas y se invita a otros expositores a hacer vendimias culturales.

“Las obras de Rivera y Kahlo siempre estuvieron expuestas en distintos lugares, pero para festejar los 25 años quisieron que convivieran las exposiciones. Ahora aprovechamos que tenemos las colecciones completas y que convivan las obras de ambos artistas, en este lugar histórico y que tiene en su haber piezas importantes del arte mexicano”, dijo.

Las pinturas Autorretrato con chambergo (1907, Rivera), y Autorretrato con changuito (1945, Kahlo), son parte de esta exposición conmemorativa intitulada Diego & Frida: 25 años en el Olmedo, inaugurada el sábado 7 de septiembre.

También se exponen Hospital Henry Ford (1932), Unos cuantos piquetitos (1935), La columna rota (1944), y Sin esperanza (1945), todas de Kahlo, así como la serie de 20 puestas de sol de Diego Rivera, realizadas al final de su vida en el puerto de Acapulco, desde la casa en el Cerro de la Pinzona que habitó la señora Olmedo.

Dentro de la colección privada se exponen retratos que realizaron a Rosita Murillo (1944, Kahlo) y Alberto J. Pani (Rivera, 1920), así como cuadros que representan el dolor que representó para Kahlo el no poder ser madre, así como el caballete de Rivera.

En este mes patrio se pretende resaltar la mexicanidad del acervo cultural, así como los extensos jardines (árboles y plantas que representan la biodiversidad de México, como cactáceas, magnolias, ahuehuetes…), habitados por 13 perros xoloitzcuintles descendientes de Citlalli y Nahual (que Rivera le obsequió) y rodean la casona que se remonta a tiempos prehispánicos.

El Dolores Olmedo está localizado en Avenida México 5843, en la alcaldía de Xochimilco (estación La Noria del tren ligero), que conserva una Ermita del siglo XVI, Patrimonio Histórico del país.

Durante la Revolución Mexicana, las tropas de Emiliano Zapata se alojaron en el casco de la hacienda, en tanto se reunía con Francisco Villa.

En 1962, la señora Dolores Olmedo adquirió el terreno de tres hectáreas para convertirlo en su hogar. Olmedo, debido a su amistad con Rivera, y la mayor coleccionista de sus obras, transformó el lugar en museo, y siguió viviendo ahí.

Bajo la guía del artista, la empresaria adquirió las obras de Frida Kahlo, así como piezas de arte prehispánico mesoamericano y arte popular de destacados maestros artesanos, como Pedro Linares, Jorge Wilmot y Carmen Caballero, por mencionar algunos.

Su legado comprende: 148 obras de Diego Rivera, 26 de Frida Kahlo, 48 de Angelina Beloff, 30 de Pablo O’Higgins, 12 piezas de Santos Estofados, 3 mil de arte popular, y 800 piezas de arte prehispánico.

El Museo abre de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas. Los martes el acceso es gratuito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here