En Opinión: «Simula Función Pública combate a corrupción en el sector salud» por Alfredo Martínez de Aguilar

¡Comparte!

  • Los denunciantes se encuentran sumamente indignados porque la Función Pública envió su denuncia al Órgano Interno de Control (OIC) del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”.
  • La denuncia de fecha 19 de agosto, fue dirigida al Subsecretario de la Función Pública Titular de la Unidad de Política de Recursos Humanos de la Administración Federal, Javier Varela Sandoval.

La bomba de tiempo generada por la escandalosa corrupción en el sector salud ha detonado 11 crisis en los primeros nueve meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.
Los problemas se complican en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, como resultado de la corrupción provocada por las autoridades en complicidad con los dirigentes sindicales.
De poco o nada ha servido que desde hace meses médicos del HIMFG han denunciado de manera amplia y documentada la escandalosa corrupción ante la Secretaría de la Función Pública (SPF).
La denuncia de fecha 19 de agosto, fue dirigida al Subsecretario de la Función Pública Titular de la Unidad de Política de Recursos Humanos de la Administración Federal, Javier Varela Sandoval.
A la fecha, solo el Director de Administración, Carlos R. Plascencia Pacheco, está bajo investigación por la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
Los denunciantes se encuentran sumamente indignados porque la Función Pública envió su denuncia al Órgano Interno de Control (OIC) del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”.
“¡Cómo si no supieran que hay connivencia con las autoridades, o sea, que ponen a la zorra a cuidar a las gallinas. Es como decirle al preso que él mismo dicte su no responsabilidad”.
“En qué pinche país de mierda vivimos. ¿Cuál 4T? ¡Pero ni modo, no nos vamos a quebrar, seguiremos luchando!”, expresan ante la simulación de la SFP contra la corrupción en salud.
Ahora, su esperanza de combatir la corrupción en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez” está cifrada en entrevistarse con la Mtra. Raquel Buenrostro Sánchez, Oficial Mayor de la SHCP.
El objetivo del oficio de denuncia es “cumplir con la obligación de denunciar las graves irregularidades cometidas en la asignación de plazas durante la pasada administración federal.
Los denunciantes responsabilizan a las autoridades del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, pero sobre todo al dirigente de la sección 84 del SNTSA, Cuauhtémoc Óscar Ruiz Osorno.
En una actitud extrema de cinismo, el dirigente sindical del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, como en todos los casos, es el principal beneficiario de la asignación de plazas sin perfil.
Sin tomar en cuenta los requisitos académicos necesarios y obligatorios Cuauhtémoc Osorno brincó de trabajador de la Unidad de Alimentación y Dietética (cocina) al cargo de Tanatólogo.
Está por demás decir que el cocinero y secretario general de la sección 84 del SNTSA, no tiene el perfil profesional exigido por el Catálogo Sectorial de Puestos del Hospital Infantil de México.
No es el único caso de imposición de plazas. Diego Sergio Ruiz Osorno saltó de Bioestadística y Archivo Clínico a Técnico en Electrodiagnóstico. Ambos hermanos no terminaron la primaria.
Es obvio que Diego, tampoco, cuenta con el perfil profesional correspondiente, exigido por el Catálogo Sectorial de Puestos del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” de la CDMX.
Grecia Mónica García Marroquín, de Atención y Desarrollo de Capital Humano saltó al puesto de Jefe de Departamento en Área Médica, sin contar, por supuesto, con el perfil, pues no es médico.
Judith Torres Mújica, del Departamento de Gestión, fue impuesta como Jefe de Departamento en Área Médica, a pesar que no es médico. Cuando ingresó al hospital lo hizo como secretaria.

Entre las crisis que ha enfrentado el sector destacan la renuncia de Germán Martínez como director del Seguro Social y el desabasto de insumos para los institutos nacionales de salud.
Otras crisis surgieron por falta de pago a médicos pasantes y residentes, y por escasez de medicamentos para enfermos de VIH-Sida y niños con cáncer en el Hospital Infantil de México.
La corrupción en salud, se agrava por la ineptitud de los funcionarios de la 4T como el presidente de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, José Alfonso Novelo.
Las familias de los pacientes afectados por la falta de medicamentos señalan la incompetencia en el Sistema Nacional de Salud de Novelo, de Cofepris, pero también del titular, Jorge Alcocer.
Al mismo tiempo, responsabilizan a Zoé Robledo Aburto, director del IMSS; a Luis Antonio Ramírez Pineda del ISSSTE; a Juan Ferrer del Seguro Popular y hasta al Consejo de Salubridad General.
Después del Primer Informe de Gobierno, el principal reto en materia de salud para el Presidente será dar cobertura a 20 millones de personas que no cuentan con ningún tipo de seguridad social.
Además, de garantizar el acceso a los servicios sanitarios los especialistas advierten que otro de los grandes retos de López Obrador es detallar cómo se reorganizará el sistema nacional de salud.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here