¿Maizena engaña a sus consumidores? Sus productos no contienen los nutrientes que anuncian, revela estudio

¡Comparte!

Los productos de Maizena en México, hechos por Unilever, no contienen los nutrientes y vitaminas que anuncian en sus empaques, según revela un análisis hecho por la fundación internacional Changing Markets, la cual se dedica a “exponer prácticas corporativas irresponsables”.

Según el estudio de Changing Markets, publicado en asociación con Proyecto Alimente y la organización ContraPESO, Unilever asegura que en América Latina sus productos de fécula de maíz (Maizena) “están fortificados con vitamina A, Zinc y otros micronutrientes clave”.

Sin embargo, se encontró que la fécula de maíz de Maizena no está fortificada, mientras que los atoles saborizados tienen 15% menos hierro del que anuncian y 9% menos Zinc.

En el caso específico del atole sabor galleta se detectó que tiene 20% menos hierro y 30% menos Zinc del que dice contener.

El análisis de Changing Markets también demostró que Unilever solo agrega los micronutrientes a los productos de Maizena de atole saborizado, los cuales son más procesadas y menos saludables.

“En lo que se refiere a la fortificación, los hallazgos encontrados mostraron una falta de coherencia entre los compromisos de Unilever y sus prácticas comerciales. La compañía no está fortificando sus productos de Maizena Natural en México, a pesar de afirmar lo contrario”, se lee en el informe.

Para llegar a estas conclusiones Changing Markets analizó la información disponible en el sitio web de Maizena México, las etiquetas de sus productos, y se evaluaron 84 muestras de productos Maizena: 14 muestras de Maizena Natural y 70 de Maizena Sabores.

Al ofrecer bajos niveles de nutrientes en estos productos, Unilever también incumple el artículo 115 fracción VII que establece que “se exigirá la fortificación obligatoria” en las harinas industrializadas de trigo y de maíz, “indicándose los nutrientes y las cantidades que deberán incluirse”.

Según Changing Markets, en México los estándares actuales indican que las harinas de trigo y de maíz nixtamalizado deben de fortificarse con hierro, zinc, ácido fólico y vitaminas B1, B2 y B3.7 y aunque los productos de Maizena no son de harina de maíz nixtamalizado sino que utilizan harinas como texturizadores y espesantes, en su sitio web Unilever afirma que desde la década de los noventa, sus productos de fécula de maíz ‘se enriquecieron con vitaminas y minerales’, pero esto no es totalmente cierto.

La organización lamenta que a pesar de que el 23% de toda su facturación sea por la venta de productos alimenticios, Unilever no esté cumpliendo con los compromisos adquiridos voluntariamente en 2015 cuando aceptó ser parte de los programas ‘Hambre Cero’ y ‘Buena salud y Bienestar’, ambos pertenecientes a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here