Nicaragua nombra a ex ministra de Defensa como embajadora ante la OEA

¡Comparte!

Ciudad de México.-El gobierno de Nicaragua nombró como nueva embajadora ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) a la ex ministra de Defensa Ruth Tapia, informó la Presidencia este lunes, luego de impedir que una misión del organismo ingresara al país para buscar solución a la crisis sociopolítica local.

Tapia “ha sido acreditada ya por nuestra Cancillería como embajadora propietaria ante la OEA”, anunció la vicepresidenta del país, Rosario Murillo, esta tarde a través de medios del gobierno.

La nueva representante de Nicaragua en la OEA fue nombrada en sustitución del diplomático Luis Alvarado, una semana después de que este fue criticado en las redes sociales por supuestamente aplicar para ser ciudadano de Estados Unidos, país al que el gobierno nicaragüense acusa de “imperialista”.

Alvarado “se desempeñará como embajador alterno” ante la OEA, según la información oficial.

Hasta el nombramiento anunciado por la también primera dama, Tapia se desempeñaba como embajadora de Nicaragua en Francia, cargo que ocupaba desde 2012.

Siendo representante de Nicaragua en Francia, Tapia se presentó como embajadora de este país ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 2018.

El puesto en el país europeo ya lo había combinado con el de asesora externa del Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que le valió críticas por ocupar dos cargos públicos, algo que no está permitido por la legislación nicaragüense.

En 2007, con el retorno de Daniel Ortega a la Presidencia, Tapia fue nombrada secretaria general del Ministerio de Defensa.

Tapia asumirá la representación de Nicaragua ante la OEA en un momento en que el organismo tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana contra el país centroamericano, por “rompimiento del orden constitucional“.

De aplicarse la Carta Democrática Interamericana, Nicaragua sería suspendida de la OEA, algo que únicamente ocurrió con Cuba tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959, y con Honduras después del golpe de Estado contra Manuel Zelaya.

El gobierno de Nicaragua es señalado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de cometer crímenes “de lesa humanidad”, en el marco de la crisis, que estalló en abril de 2018.

Según la CIDH, la crisis ha dejado 328 muertos, aunque organismos locales cuentan hasta 595, y el gobierno, que alega ser víctima de un “golpe de Estado fallido“, reconoce 200.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here