El profesional del Fortnite suspendido de por vida por tramposo ya habría ganado 35.000 dólares con su disculpa

¡Comparte!

Este jugador de 17 años subió ese documento gráfico a YouTube el 3 de noviembre.

Jarvis Kaye, profesional de Fortnite que esta semana fue suspendido de por vida por hacer trampa durante una partida, habría ingresado entre 25.000 y 36.000 dólares con el video en el que asumió entre lágrimas su responsabilidad por haber violado el reglamento de ese videojuego.

Este ‘gamer’ estadounidense de 17 años subió ese documento gráfico a su canal de YouTube el pasado 3 de noviembre y tenía más de 7,31 millones de visualizaciones, 197.000 comentarios y 366.000 ‘me gusta’ en el momento en que se ha redactado esta noticia.

Sin embargo, las ganancias por la difusión de esa grabación podrían ser «mucho más altas» y alcanzar los 50.000 dólares porque las primeras previsiones no han tenido en cuenta parámetros como la geolocalización, la calidad de los espectadores, entre otros, según aseguró un portavoz de la agencia de mercadotecnia británica The Fifth al diario The Sun.

La prevision de la agencia Pro Seeders es menos optimista —entre 15.000 y 20.000 dólares solo en publicidad— y la empresa Fusion Media supone que este adolescente ganó alrededor de 27.000 dólares, pero resulta imposible saber el monto exacto que se embolsó porque las cifras fluctúan cada día y YouTube basa sus pagos en la participación de anuncios publicitarios, no en las visitas.

Kaye formaba parte del clan FaZe y retransmitía con regularidad las partidas de Fortnite que disputaba a sus más de dos millones de seguidores. Sin embargo, el pasado fin de semana utilizó un programa ‘aimbot’ —permite apuntar automáticamente a los enemigos y acertar cada disparo— y esa acción provocó que la compañía Epic Games le sancionara a perpetuidad por su política de «tolerancia cero» respecto a los trucos de ‘software’.

El damnificado ha solicitado que su castigo no sea permanente, ha recibido el apoyo de numerosos compañeros de juego a través de la etiqueta #FreeJarvis (‘Liberen a Jarvis’, en español) y hasta su madre le ha defendido con el argumento de que su hijo no lastimó físicamente a nadie y está muy afectado emocionalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here