Rusia quiere prohibir los teléfonos móviles que no tengan apps y ‘software’ ruso

¡Comparte!

Apple nunca preinstala apps y software externos en el sistema operativo iOS.

El Gobierno de Rusia ha lanzado una nueva ley que obliga a que los dispositivos electrónicos cuenten con apps y software ruso preinstalados si quieren ser distribuidos en el país. La medida, que entrará en vigor a partir de julio de 2020, afectará a teléfonos móviles, tablets, ordenadores y televisores.

Desde el Ejecutivo ruso se escudan en que esta medida se pone en marcha para promocionar el software y servicios propios del país, de forma que los usuarios puedan utilizarlos de manera más cómoda. Hacen hincapié en “la dificultad que pueden tener las personas mayores para instalar este tipo de apps y servicios de forma libre”, lo que se solucionaría si vinieran preinstalados.

Oleg Nikolayev, coautor del proyecto de ley, explica que “el reglamente ayudará a los consumidores rusos” porque ofrece alternativas que no conocían: “Cuando una persona ve el software occidental, podría pensar que no existen alternativas locales disponibles. Y si, junto con las aplicaciones preinstaladas también ofrecemos rusas, los usuarios tendrán la oportunidad de elegir”, dijo.

Apple, dispuesta a abandonar Rusia

Las empresas tecnológicas no parecen estar muy satisfechas con esta imposición y algunas no han tardado en oponerse. Es el caso de Apple, que no está dispuesta a preinstalar en sus dispositivos software de terceros, especialmente -aseguran- por la brecha de seguridad que ello pueda producir, según ha publicado el medio ruso The Bell.

El gigante tecnológico opina que la obligación de agregar aplicaciones de terceros al ecosistema de Apple “sería equivalente al jailbreak, una amenaza para la seguridad, y la compañía no puede tolerar ese tipo de riesgo”. La empresa nunca preinstala apps y software externos en el sistema operativo iOS y ha advertido que “si se adopta esta ley, podría abandonar el mercado ruso” por ser este “un mercado que estratégicamente no consideran relevante”.

Tal es la oposición de la empresa que esta ley se ha llegado a llamar de manera informal ‘ley contra Apple’. Su incumplimiento sería de una multa de hasta 200.000 rublos.

Preocupación de los consumidores


La asociación que representa a los fabricantes tecnológicos en el país, RATEK, ha expresado su preocupación por esta decisión, especialmente por su capacidad de dotar al Gobierno ruso de una potencial herramienta de vigilancia.

También afirman que la marcha de las compañías del mercado ruso hará que “todos sus dispositivos ingresen en Rusia de manera opaca, y tanto el Estado como los usuarios sufrirán esto”.

Ha advertido, además, de la posibilidad de que en muchos dispositivos no se pueda instalar software ruso.

Rusia desconfía de la tecnología extranjera

No es la primera vez que Rusia muestra recelo hacia la tecnología extranjera: en 2018 un tribunal ruso ordenó el bloqueo de Telegram en todo el paísy en mayo de este año eliminaron Windows de sus ordenadores militares. En ambos casos el motivo de fondo estaba en la seguridad nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here