En Opinión: “Mina de San Martín de Sombrerete” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

9

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

         HAY DÍAS PARA TRAGAR SAPOS CON LA SONRISA EN LA BOCA, OTROS PARA DIGERIRLOS, OTROS PARA DEFECARLOS Y OTROS PARA APLASTARLOS, Y TODO, CON LA SONRISA EN LA BOCA.

         Tras una lucha de doce años donde tuvieron los mineros de Sombrerete, Zacatecas, aguantar las represalias, agresiones, amenazas, violencia de parte del multimillonario explotador de la minería mexicana, German Larrea, dueño del Grupo México, siempre protegido por los presidentes que, al final de cuentas o eran sus socios o sus cómplices, ahora tendrá que sentarse y negociar con los mineros ofendidos por las violaciones del contrato colectivo y todas las demandas que paralizaron las labores mineras en Sombrerete desde el 30 de julio del 2007, y esto, lo viene advirtiendo el Senador y luchador social y minero, Napoleón Gómez Urrutia.

         Cuando recién salió de la normal, mi padre, Homero, fue enviado a Sombrerete, para apoyar las acciones de educación y de paso, como lo pedía Lázaro Cárdenas apoyar la Reforma Agraria, pero como  en toda esa región el gobierno lo ocupaban los caciques, y entonces, ésos no solamente rechazaban la acción de los maestros sino que también los llegaban a asesinar o a expulsar de la región con el apoyo del cacique mayor, que era el mismo gobernador: “Panchito” García ,y así fue puesto en un ferrocarril, para llegar nuevamente a la capital y reportar lo sucedido, los mineros pretendían apoyar a los maestros pero no tenían ni la organización ni la fuerza necesaria en ese entonces para hacerlo, pero ahora, han mostrado, que doce años, son una buena prueba de que tienen la fuerza moral y la resistencia para doblegar a un pillo y socio de varios y poderosos expresidentes, como lo es Germán Larrea.

         “El soy todo palacio”, ahora, tendrá que entender que las cosas han cambiado y que se debe frenar el saqueo minero en contra del país y en contra del pueblo mexicano, por ello, Napoleón Gómez Urrutia, declaraba: “… significa un triunfo importantísimo para recuperar el derecho a la huelga y a la libertad de los trabajadores de la mina San Martín de Sombrerete, Zacatecas, al decidir a qué organización sindical quieren pertenecer… es algo muy significativo porque, cuando ya se había perdido la fe y la confianza en la justicia para los trabajadores mineros, se vuelve a recuperar”…

         Los mineros no solamente han soportado las malas condiciones e inseguridad en su trabajo, también los malos pagos y tratos cuando el “dueños” de la mina enviaba a golpeados y sicarios a reprimir a los mineros y es que saqueador Larrea con el apoyo con el que contaba se atreva a violar la ley desconociendo a los auténticos líderes sindicales de los trabajadores, como en los viejos tiempos del neoliberalismo, donde para mostrar su poder la Cámara, le otorgaba la presea de la Medalla Belisario Domínguez, como una forma de  explicar que era el consentido del régimen y de los hombres del poder. Así las autoridades obreras en vez de apoyarse en la ley y ayudar a los trabajadores se sometía a sus acciones y continuaban con la explotación y el saqueo de las minas en el país, y como era la costumbre el dueño pretendía eliminar a la organización sindical tratando con los llamados sindicatos blancos o patronales que sirven incondicionalmente a los intereses de los patrones a cambio de una suma mensual que se embolsan los pillos de la dirigencia sindical.

         El tiempo dicen en mi pueblo es la “madre de la verdad y de la justicia” así con la nueva resolución del Tribunal Colegiado en materia de trabajo, no tendrá más remedio Larrea de sentarse a negociar los términos contracutales porque de otra manera podría perder los derechos sobre la mina y esta sería una de las nuevas lecciones que deberá entender este viejo explotar de los fundos mineros ya que los mismos y sus productos son propiedad del pueblo de México y no podrá seguir saqueando como antes los recursos nacionales.

         Ahora Larrea también tendrá que dar los recursos, que es lo que más les duele a los rateros cuando les golpean los bolsillos para otorgarles las utilidades que merecen los trabajadores al igual que los de las minas en huelga del grupo México en Taxco y Cananea y es cierto, cuando los saqueadores no gozan de la protección de los políticos en el gobierno tienen que entender que deben de cumplir con lo que ordena la ley y respetar el derecho al trabajo y el de huelga de los trabajadores, que son el sustento real de la industria minera y de la producción en el país.

         Hoy existen nuevas condiciones para que los beneficios generados por el trabajo no solamente sea expropiado por los grandes capitalistas que en contubernio con los políticos y los malos dirigentes sindicales roban las utilidades que corresponde a los trabajadores, así se coj¡umplirà en la realidad la mejor distribución de la riqueza y no con aquellos jueguitos que anteriormente se hacían y que solo se daba “atole con el dedo” y defraudaban a los obreros mexicanos, esto no es entrar como explican esos trúhanes y saqueadores de las riquezas nacionales de que vamos a un sistema comunista, esto es para espantar a los tarados y enajenados que no han entendido que, solamente, se les manipula por medio de la comunicación controlada por esos grandes capitalistas y políticos que se acostumbraron a usar los bienes y fondos públicos, para hacer sus negocios privados, porque como diría el Tío filito: pues todo lo que te sobra y que no es producto de tu esfuerzo personal, pues te lo haz robado no hay de más…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here