La Academia de Cine de España se compromete a reducir el impacto medioambiental en sus producciones

¡Comparte!

El “Estatuto para la Producción Verde” propone que los productores realicen un curso de formación enfocado en cómo ser más sostenible dentro de la industria del cine o que se cree la figura de “asesor de sostenibilidad”.

Madrid, 27 de diciembre 2019.- La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España ha anunciado este jueves 26 de diciembre su adhesión al “Estatuto para la Producción Verde“, impulsado por The European Producers Club (EPC).

En el mismo se recogen una serie de pautas para reducir el impacto medioambiental en la producción audiovisual, así como soluciones sostenibles ante las necesidades habituales de un rodaje.

La EPC, asociación que integra más de 100 productores europeos, entre los que se incluye la Academia, establece en el documento diversos criterios a seguir, denominados “Green Guidelines”, e incide en la “urgencia” de adoptar medidas para paliar las consecuencias medioambientales de los rodajes, según ha informado la institución cultural española.

En concreto, el “Estatuto para la Producción Verde” propone que los productores realicen un curso de formación enfocado en cómo ser más sostenible dentro de la industria del cine o que se cree la figura de “asesor de sostenibilidad”, encargado de coordinar las actividades de los departamentos en materia de sostenibilidad.

Además, destaca el uso de una “Calculadora de Carbono” para hacer un seguimiento de las emisiones de la producción y el compromiso de reducir las emisiones de CO2 a un mínimo en el uso de transportes. En este sentido, se propone usar el tren en vez del avión en viajes de menos de cinco horas, el uso de vehículos coches eléctricos o híbridos y que en el set se utilicen principalmente bicicletas o vehículos eléctricos o solares, entre otras medidas.

El documento plantea, además, que la productora debe asegurar una mayor eficiencia energética dentro del set a través del uso de energías renovables, iluminación LED, conexiones a redes públicas y a sistemas de energía eléctrica recargables móviles; así como que se adopten métodos adecuados de eliminación y reciclaje de residuos, como el no uso de vasos, platos, cubiertos, botellas o merchandising de plástico.

En relación a la eliminación de los residuos, se promueve también el uso de papel reciclado y evitar la utilización de materiales tóxicos como espuma de poliestireno o PVC, además de la reutilización de edificios o estructuras temporales -carpas, caravanas, etc.- creadas para la producción de la películas.

Dentro de la selección de localizaciones, las medida principal que se establece es la necesidad de tener en cuenta la accesibilidad en transporte público, la posibilidad de una red eléctrica local y la conservación de la naturaleza. En diseño de vestuario, en cambio, se deben evitar las prendas de un solo uso y la utilización de plásticos, mientras que en maquillaje, la EPC propone emplear materiales respetuosos con el medio ambiente.

Entre las directrices, la asociación también destaca que el cátering del rodaje sea “mayoritariamente regional” con comidas ecológicas, vegetarianas o veganas, que se proporcione de forma gratuita agua del grifo, que se evite el daño causado a la fauna y la flora y que los efectos especiales se produzcan digitalmente.

En este sentido, el presidente de la EPC y miembro de la Academia de Cine española, Álvaro Longoria, ha subrayado la necesidad de que se “cree un nuevo estándar sostenible” en el cine europeo para impulsar un nuevo modelo de producción “que respete el medio ambiente.

Longoria ha celebrado la adhesión de la Academia a este tipo de iniciativas, al tiempo que ha insistido en la importancia de concienciar a otros estamentos de economía para que adopten “un nuevo modelo sostenible”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here