Rechazan diputados del PAN, PRI, PRD, PT, PVEM y MC disminuir financiamiento a partidos

¡Comparte!

  • Hubo un tiempo en que El PAN no aceptaba el financiamiento público, “qué lejos han quedado aquellos años”, dijo la morenista Tatiana Clouthier.

El dictamen para reformar la Constitución y disminuir el financiamiento público para los partidos políticos fue desechado este jueves en la Cámara de Diputados, pues no alcanzó la mayoría calificada requerida, debido a los votos en contra del PAN, PRI, PRD, PT, Movimiento Ciudadano y PVEM.

La propuesta presentada por el grupo parlamentario de Morena disminuía al financiamiento público para actividades ordinarias a los partidos políticos a través de una reforma al artículo 41 de la Constitución.

El cambio consistía en disminuir el multiplicador de la Unidad de Medida y Actualización utilizado para calcular el financiamiento. Es decir, modificar el artículo 41 para que el financiamiento fuera fijado multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por 32.5 por ciento del valor diario de la UMA, en vez de 65 por ciento del valor diario de la UMA, como se calcula actualmente.

Como referencia, esta modificación habría disminuido el financiamiento público para las actividades ordinarias de los partidos en 2020 de 4 mil 988 millones 864 mil 914 pesos a 2 mil 494 millones 500 mil 588 pesos.

El dictamen obtuvo 274 votos a favor y 207 votos en contra. A favor votó toda la bancada de Morena, excepto por un diputado, y la del Partido Encuentro Social; en contra lo hicieron la totalidad de las bancadas del PAN, PRI, PRD, y PVEM, así como todos los legisladores del PT excepto una, además de tres diputados sin partido.

La diputada priista Dulce María Sauri Riancho explicó el voto en contra de su partido diciendo que la modificación trastocaría “radicalmente” la forma de ver y entender la democracia y los procesos electorales.

Al hacer un recuento de las más relevantes reformas electorales, destacó que en todas ellas se ampliaron tanto el financiamiento público para los partidos como la representación de éstos. “La ampliación de espacios y recursos permitió a la oposición de entonces hacer crecer su base política para aspirar a una legítima y democrática conquista del poder”, dijo.

Además, Sauri Riancho señaló que mientras el miembros del PRD y ahora de Morena fueron oposición “no hubo devolución de dinero, ni queja del financiamiento recibido, ni intenciones de modificar la fórmula”.

La diputada priista advirtió que la aprobación del dictamen pretendía ser el primer paso para “morenizar” el sistema de partidos, pues ante las dificultades que tiene Morena para consolidarse como partido después de ser un movimiento, dijo, pretende convertir a los demás institutos políticos en movimientos.

La diputada perredista y líder de su bancada, Verónica Beatriz Juárez Piña, opinó que “si en todas las materias es loable el consenso, en el caso de las reformas electorales es un elemento indispensable para garantizar su legitimidad (…) el dictamen no tiene más fin que hacer una propaganda interesada del partido mayoritario en el gobierno”.

“Reducir nada más por reducir no resuelve las cosas”, expresó antes de proponer otra modificación al financiamiento público para las actividades ordinarias de los partidos y repartir el 70 por ciento de manera igualitaria y el 30 por ciento de acuerdo con el porcentaje de votos; actualmente se reparte de manera contraria: 70 por ciento de acuerdo con el porcentaje de votos y 30 por ciento de manera igualitaria.

El diputado panista Iván Arturo Rodríguez Pineda recordó que todos los partidos han presentado iniciativas para disminuir su financiamiento público, pero este dictamen “es un mecanismo más utilizado por el grupo mayoritario y el titular del Ejecutivo federal para asfixiar hasta el exterminio nuestro sistema de partidos”.

“Si se baja el financiamiento público habría que explorar la posibilidad de aumentar el financiamiento privado y ahí estaríamos en un terreno bastante riesgoso (…) el actual grupo en el poder no necesita del financiamiento público para su partido porque ha creado una estructura electoral paralela en cada estado con cargo al presupuesto público, a través de la Coordinación General de Programas para el Desarrollo, que depende directamente de la Presidencia”, dijo.

Tatiana Clouthier Carrillo, diputada de Morena y proponente de la iniciativa, respondió a la priista Sauri Riancho que no se busca “morenizar” al país y como ejemplo recordó que durante la campaña ella, a diferencia del propio Andrés Manuel López Obrador, no pidió voto parejo por Morena. También descartó que hubiera prisa en el trámite del dictamen pues éste fue propuesto desde marzo.

Al diputado panista que advirtió sobre el riesgo de orillar a los partidos a buscar financiamiento privado, Clouthier le contestó: “se le olvida al PAN que tuvo una ‘Chapodiputada’”.

“Hubo tiempo en el que el quehacer político no era sinónimo de dinero, sino de llevar a a las mejores mexicanas y mejores mexicanos a los puestos de elección. Panistas y perredistas olvidan que para hacer historia no es necesario tener miles de millones de pesos. Ahí esta el ejemplo del 88. Recuerdo como con ‘Maquío salíamos a las plazas públicas y después del mitin se tendía una sábana donde se pedía a la sociedad que cooperara. El PAN en aquellos años no aceptaba el financiamiento público, qué lejos han quedado aquellos años”, expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here