CCE convoca a preservar el liderazgo económico y laboral del Edomex

¡Comparte!

  • El Consejo Empresarial estatal le propuso al gobernador Alfredo Del Mazo Maza una serie de acciones para apoyar al sector productivo de la entidad.

De nueva cuenta el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del Estado de México propuso al gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, una serie de acciones para apoyar al sector productivo de la entidad y hacer frente a la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad covid-19 que ha generado el cese de las actividades no esenciales y ha ocasionado importantes pérdidas económicas a distintos sectores.

A través de una carta dirigida al Ejecutivo estatal, el organismo pidió que se destine un fondo emergente para apoyar a las empresas afectadas para proteger los empleos, principalmente de las micro, pequeñas y medianas (Pymes) basado en el Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (ISERTP).

“En 2019 el Estado de México recaudó 13 mil 227 millones de pesos de 3 por ciento de la nómina de empresas formales que contribuyen con este impuesto estatal, y que en promedio representa mil 102 millones de pesos mensuales”.

La propuesta se basa en considerar esa cifra promedio mensual a partir de abril de 2020 para financiamientos de mediano a largo plazo, con tasa cero, sin garantías, y con un vencimiento de gracia de seis meses para las Pymes domiciliadas en la entidad, por cada mes que dure la contingencia y posteriormente un descuento en el pago de dicho impuesto hasta que quede normalizada la actividad económica de acuerdo con criterios que consideren su nivel de afectación, giro, tamaño y número de empleos, entre otras.

“La finalidad es que puedan soportar los gastos de nómina al ver radicalmente disminuidos sus ingresos por efectos de la pandemia”.

Para empresas tractoras

Indicó que es muy importante activar un programa de incentivos basados en el diferimiento de impuestos estatales, activación de programas de empleo temporal, encadenamiento productivo, capacitación de personal y gestión de financiamientos de la banca de desarrollo que motiven la conservación de fuentes de empleo.

Así como el pago inmediato de los adeudos de Pymes proveedoras del gobierno estatal, convenio de pago a empresas proveedoras tractoras y compromiso de prioridad en futuras compras y contrataciones a compañías mexiquenses.

“El mayor interés es que la entidad salga adelante de este difícil momento que pone en riesgo la salud de sus familias y sus trabajadores. Nuestro compromiso es mantener los empleos y seguir generándolos, así como aumentar los niveles de inversión en función de que las medidas propuestas beneficien a los sectores afectados”.

Problemas con el abasto de insumos

Asimismo, el CCE refirió que desde hace varias semanas han enfrentado problemas por la disminución en la llegada de insumos de diversas partes del mundo a sectores como la industria o el comercio e incluso la recesión económica ya muestra una baja considerable en la mayoría de los rubros.

El reto que significa la pandemia por el cierre parcial o total de giros que emplean a un gran número de trabajadores, añadió, los pone en una situación extremadamente complicada que comienza a impactar, especialmente, a las Mipymes, que representan 98 por ciento de la economía mexiquense.

“Falta de liquidez para pago de nóminas, de gastos fijos y compromisos de deuda; la falta de solvencia por la abrupta baja de ingresos está comprometiendo el pago de rentas, servicios y contribuciones, incluso hay empresas en este momento que ya han tenido que parar actividades no por las disposiciones, sino por paros técnicos y por no poder continuar operando bajo condiciones financieras adversas”.
Además de verse en la necesidad de dejar de adquirir bienes y servicios relacionados a las actividades específicas, lo que implica una afectación directa a toda la cadena productiva.

Importante a nivel nacional

Además el organismo resaltó que la entidad es una de las economías más fuertes del país, con el mayor número de unidades económicas, y la mayor fuerza laboral; pero también el más grande centro de consumo del territorio nacional.

“Nuestra entidad es un pilar de desarrollo, desde donde se producen, almacenan y comercializan productos de vital importancia para toda la cadena productiva del país y de muchas partes del mundo”.
Finalmente, el documento también señala que firmas nacionales e internacionales han advertido de una amenaza paralela a la crisis de salud que vive el país por el coronavirus, como la muy probable pérdida de empleos y una baja considerable en el crecimiento económico.

“Sin duda afectarán al Estado de México por ser uno de los motores de la economía nacional con un Producto Interno Bruto (PIB) anual de un mil 584 millones 63.785 pesos y 14 por ciento de la planta laboral del país”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here