Carga TV Azteca con una deuda más pesada

¡Comparte!

La caída de la publicidad redujo el flujo de efectivo, la fuente para pagar una deuda ensanchada por la depreciación del peso.

La caída de 26% de las ventas de publicidad y la multiplicación por siete de las pérdidas netas aumentó la presión financiera de TV Azteca al combinarse una caída en su disposición de efectivo con un aumento en el endeudamiento, indican datos del primer trimestre reportados a bolsa por la compañía.

La televisora de Grupo Salinas, del empresario Ricardo Salinas Pliego, reportó una reducción de 30% de su flujo de efectivo, a mil 516 millones de pesos, mientras que la deuda se acrecentó en mil 659 millones para llegar a 14 mil 954 millones de pesos.

Antes de conocerse estos números, Fitch Ratings ya había rebajado las calificaciones de incumplimiento de emisor (IDR) a largo plazo de B+ a B a TV Azteca, así como la calificación de deuda de sus bonos senior no garantizados de 400 millones de dólares que vencen en 2024, y pasó de estable a negativa la perspectiva de calificación.

“La rebaja refleja el continuo deterioro del perfil crediticio de TV Azteca, que se aceleró notablemente durante 2019 en medio de un entorno operativo desfavorable”, dice la calificadora.

La televisora registró ventas por a 2 mil 462 millones de pesos, una caída de 20% frente a las de un año antes, y un flujo operativo negativo en 273 millones, en contraste con uno positivo de 434 millones en 2019.

La televisora abre y cierra su reporte con alusiones a la crisis sanitaria, al señalar que la incertidumbre ante el impacto negativo de la llegada del Covid-19 provocó que el gasto en publicidad de sus clientes se redujera considerablemente y la devaluación del peso incrementara sus costos en dólares y deteriorara su rentabilidad.

“Derivado de los efectos adversos —actuales y futuros— de la contingencia sanitaria sobre el sector de medios, la compañía evaluará la contratación de un asesor estratégico para definir las alternativas que maximicen el valor de la empresa en el nuevo entorno”, dice la televisora en el cierre del reporte.

El peso, que ha tenido tuvo un comportamiento volátil y cerró el primer trimestre con una depreciación de 26%, estuvo detrás del aumento de la deuda a 14 mil 954 millones de pesos, según la compañía.

Antecedentes que cuentan
Pero los ingresos de TV Azteca ya venían a la baja desde el año pasado, que Fitch atribuyó a factores macro desfavorables que afectan la demanda publicitaria, lo que representa 91 % de sus ingresos totales.

La calificadora agrega que la reducción en la publicidad del gobierno aumentó la presión sobre los ingresos de la compañía, que se reflejó en una caída de 7% del flujo operativo el año pasado frente a niveles ya bajos registrados en 2018, cuando se contrajo 40%.

La cobertura de intereses sobre el flujo operativo también ha disminuido por debajo de 2.0x, lo cual es ajustado para la categoría de calificación, señaló Fitch y añadió que TV Azteca tiene una baja flexibilidad financiera derivada del incumplimiento de su pacto de incurrir en deudas, exposición a divisas, limitada diversificación de ingresos y un gobierno corporativo más débil que otras emisoras mexicanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here