En Opinión: “Los enemigos están en casa” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

En verdad no sé si por la cabecita les ha pasado, a los morenistas acelerados o de la rama radical, que con sus dicho que no llegan a hechos están generando desconfianza y miedo y que radicalizan las posturas con medidas intolerantes y dogmáticas y que, en tales condiciones, al paso del tiempo, si el proyecto de AMLO, no de MORENA, de AMLO que le dio el lugar que ahora tienen no se consolida y se fortalece y por cualquier razón pierden fuerza o pierden el proceso electoral, cosas que pueden suceder en este país, pensando en que se sacó del poder al PRI después de muchos años y al PAN se le brindaron oportunidades que por su mala leche y corruptelas y falta de experiencia en el poder y en el gobierno, con la intolerancia de la derecha, también se fueron a freír camotes y a llorar sus penas, lo mismo puede suceder y que conste, no lo deseamos, con una derrota de MORENA y si esto sucediera con toda seguridad los que tuvieran el poder, seguramente descabezarían a los mejores cuadros del morenismo y por supuesto que a AMLO y otros seguidores, o los perseguirían hasta aniquilarlos para no darles ningún chance a futuro, si no es que a muchos los podrían llevar al exilio, a la cárcel o a las tumbas, como diría Don Porfirio: destierro, entierro o  encierro.

         Ya lo hemos visto en Bolivia, en Brasil, lo vimos en Chile cuando a diez mil chilenos honestos y valientes fueron pasados por las armas y las cárceles de la dictadura, o de cómo en Brasil se encarcela a los mejores dirigentes que lucharon con LULA, o en Bolivia como los mandan a freír espárragos y los mantienen en el exilio, por el momento, y es claro que nadie experimenta en cabeza ajena pero lo deberían entender no para que se doblen o atemoricen, no, sino para que cuando menos piensen que en el inicio de los cambios, que no son procesos surgidos de la violencia lo mejor es consolidar las instituciones y fortalecer los programas en beneficio de todos y no provocar una cruenta “lucha de clases” que no tendrá ni pies ni cabezas, solo será el producto de los aceleres de los radicales o de los que piensan que están en un proceso de cambio revolucionario y piensan con los métodos de bolcheviques o mencheviques, del todo o nada, cuando olvidan que estamos de vecinos con el país capitalista más poderoso del mundo y que éstos no permitirían tener de vecinos, frontera con frontera, a un país de corte socialista o francamente definido como tal, por esos grupos radicales que andan tras el poder y los negocios, como es su realidad. La verdad es que muchos de esos “revolucionarios” piensan como Marx pero prefieren vivir como Carlos Slim o Carlos Salinas de Gortari, en la comodidad total pensando en que lo merecen, porque son los “dirigentes” de algo que gozan gracias al esfuerzo de un hombre y un selecto equipo: AMLO, y otros cuántos, y esos no hacen revolución, hacen cambios y lo intentan a pesar de los esfuerzos y de los peligros que tienen en la actualidad, mientras los otros se andan peleando como las lavanderas de río , en los lavaderos e incluso se les brinda la oportunidad para mejorar, pero piensan que son ataques a su “integridad”, cuando la verdad es que también ellos piensan que: “Político pobre además de ser pobre político, no dura mucho en la lucha, porque les llega el hambre….”

         Ustedes creen que por ejemplo, Romo o Carlos Slim o Harp tienen prisa para ver cuándo tienen mejores negocios o andan en busca de puestos? NO, ellos tienen suficiente dinero para sobrevivir muy bien, para esperar que se hagan los cambios y que en ellos no se les perjudique a pesar de las promesas y declaraciones. En cuanto les toquen los bolsillos y vean que peligran sus intereses ya que no se los pueden llevar al exilio o al extranjero, son capaces de todo, hasta de generar las condiciones económicas para fortalecer algún movimiento o golpe que elimine a los que están ahora, incluyendo a AMLO, porque lo podrán estimar y entender que está bien que maneje y controle a la raza, al infeliciaje, y que la mayoría de los jodidos no protesten ni se alebreste, y eso está bien para todos, y sobre todo, para ellos ya que les siguen cayendo los negocios y pueden hacer muchos más pensando en que el nacionalismo está definido por la producción de capitalistas locales y que ellos tengan preferencia para contratos y ventas, lo demás, pues les vale. Ese pequeño y poderoso grupo de súper millonetas no tienen ideas socialistas, algunos, podrán tener algunas ideas sociales y eso siempre y cuando les garanticen el que ellos puedan continuar con la política de hacer uso de los bienes nacionales y de los fondos públicos para que aumenten sus negocios privados, pero, ahora, están muy inquietos porque con la pandemia y los proyectos y actos del gobierno los que se están alebrestando y protestando son los miembros de la clase media que ven cómo en forma violenta y rápida se terminan sus reclusos y las oportunidades de empresas, negocios y finanzas solamente porque han servido para que los coloquen como muestra y los provoquen para que hagan marchitas sobre ruedas y mienten la madre por el claxon, y con ello, los miembros del infeliciaje nacional, efectivamente se sienten ofendidos y agraviados porque por primera vez, después de muchos años, han creído en un líder y le aman y respetan y están dispuestos a  muchas tonterías con tal de que no lo agredan, y si esto sucede se sueltan los diablos por las calles, y seguramente, perderemos la PAZ SOCIAL que es lo único que nos mantiene en pie en el momento actual.

Advertisement

         Peligroso es que en MORENA TAMBIÉN SE SUELTEN LAS AMBICIONES POR LOS PUESTOS Y PRESUPUESTOS y se den las rupturas y las violencias internas, los odios y los ataques por la espalda, porque por desgracia no han entendido que ellos en sí no son fuerza, la fuerza generada en este proceso se debe a la confianza y el cariño que le brindan las masas a AMLO, no a los que ahora aparecen como los “BENEFICIARIOS de la revolución”, enseñando el cobre en cada enfrentamiento interno, y es lógico que la izquierda no sabe conciliarse y serenarse buscando la unidad,  siguen enfrentándose a lo loco por simples palabras o por posturas que algunos piensan no son dignas de los “revolucionarios o de los robolucionarios” que siguen anidando en muchas almas… y por el bien de AMLO, de Ellos y del país, deberían buscar el consejo que ya no piden a AMLO y a sus gentes, a ver si le hacen caso o pasa como el llamado a las madrecitas para que pidan a sus hijitos que se porten bien…NADIE SABE Y NADIE SUPO QUE PUEDE SUCEDER…pero cualquier cosa  puede pasar en política cuando hay muchos intereses en juego y desde el interior se desatan las pasiones y ambiciones…

Advertisement