En Opinión: “La moneda está en el aire” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

         MUCHOS NOS HEMOS IMPACTADO POR LA VALIENTE ACCIÓN DE AMLO.  Pelear en contra de muchos años de corruptelas y poner en el banquillo de los acusados, sea como sea, a cinco expresidente del país: Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, tendrá un impacto brutal en el país. No es poca cosa eliminar a toda una época y terminar, porque sus acciones a eso les condujeron, a tener una fuerza en el país. Ellos cavaron la tumba del neoliberalismo, nadie les obligó. Sus acciones dejaron que el pueblo encabronado y molesto por su entreguismo y cinismo, condujera en un magistral golpe electoral el cambio que ha sorprendido a todos los mexicanos, incluyendo al mismo presidente AMLO.

         Pero ni tardo ni perezoso si algo tiene el presidente es una enorme experiencia en la manipulación y manejo de las bases políticas y logra, antes incluso de que su organización que él creo y controla: MORENA se consolide, poner las bases de lo que ha señalado como el verdadero objetivo: EL CAMBIO DE SISTEMA y para allá va que vuela.

         Sacar los trapitos al Sol de los altos niveles de corrupción y de los miles de millones despilfarrados, robados o escamoteados de los fondos y bienes públicos pondrá en guardia a la vieja guardia de la política nacional que de una u otra forma está relacionada con este proceso y con su enriquecimiento. El mismo sector privado debe estar en serios conflictos de poder y en extremar los lazos de poder con el actual gobierno, porque al conocerse los hilos conductores de la corrupción y el saqueo todos, sin duda alguna, conducen a sus centros, y si quieren guardar su equilibrio, lo mejor que deben hacer es mantenerse quietos y en silencio, tal como lo vienen haciendo, y ahora podremos entender las razones por las que AMLO mantuvo esa relación con los que anteriormente eran considerados LOS MAFIOSOS DEL PODER y ahora son considerados LOS ALIADOS DEL PODER, porque si sabemos operar el cambio en paz, efectivamente será un ejemplo a nivel mundial de que se pueden lograr cambios que se requiere en el mundo y sobre todo se puede fortalecer el camino del desarrollo y la fuerza del país. Este sería el camino del cambio en paz y sin las convulsiones y confrontaciones armadas en un pueblo, por ello la facción radicalizada de Morena debe estar muy confundida y tendrá que entender que lo que busca AMLO es un cambio en paz, y para ello, si es necesario, ellos, se pueden quedar en el camino, pero es vital que la experiencia y el buen tacto de AMLO y todo el equipo de operación logren realizar este proceso en paz y sin violencia. Si se logra será como lo hemos dicho, un gran ejemplo mundial y esto impactará a muchos sitios.

         Mantener las buenas relaciones con los poseedores de los medios de producción, del comercio y las finanzas garantiza, sin duda, el buen camino y poder establecer un buen equilibrio entre los factores de producción que sean la base para un nuevo modelo económico, político y social, y ahora sí, claro, que se requerirá de los teóricos que den forma al proyecto y a la nueva ideología que no será sencillo de lograr. Si los grandes capitalistas, empresarios, financieros y comerciantes quieren sobrevivir en un mundo que está a punto de estallar y donde la violencia no resolvería nada y terminaría con su poder, el mejor camino es el propuesto por AMLO, de una forma sensible y sin confrontaciones violentas, con eficiencia y dentro de una soledad increíble pero que le brinda mayor fuerza en su pensamiento y acción por ello, cuando habla de su valor moral no anda perdido, sabe que ahora los mexicanos solamente confían en él y por ello su fuerza y poder pero no para establecer una dictadura sino para modelar un nuevo sistema que garantice el bienestar social y la mejor distribución de la riqueza. Esto es una revolución pacífica y no está en los niveles de la violencia en que se dan normalmente los movimientos sociales, de ahí su fuerza, poder y valor.

         Cuando este proceso inicia, seguramente, despertará mucho enojo y confusión en algunos sectores que reaccionan en un gran sentido visceral y por ello confunden y se confrontan a lo tonto, manteniendo un desgaste de sus gentes y de los proceso del cambio, por esa razón, cuando entran los factores de denuncia de los grandes saqueos, corrupciones y complicidades no están ajenos, muchos, de sus relaciones y complicidades y esto lo deben entender porque si no, lo seguro es que la simple aplicación de la ley sin tener que establecer venganzas inútiles, les podría llevar a la cárcel, sin duda alguna.

         La cloaca y la mierda es tan grande que o sirve para hundir a muchos o sirve para que sea el abono de un nuevo país y cambio, y en eso debemos reflexionar todos, lo que también debemos evitar es el mantener una postura de adoración y culto de personalidad para el presidente, hay que respetarlo y quererlo, hay que valorar su gran fuerza y valor y empeño para el cambio, pero sin llegar al culto como en muchos países que llevaron a los dirigentes a la ruina cuando perdieron el piso y creyeron que eran dioses. No olvidar que el poder marea a los inteligentes pero a los pentontos los enloquece. Aquí no debe existir el culto a la personalidad que distinguieron a muchos gobiernos que tuvieron buenas intenciones y que terminaron mal, con dictadorzuelos que al paso del tiempo también cayeron y generaron conflictos.

         Entender que un cambio pacífico, que mantenga a todos en paz es el mejor camino para un cambio real, dejemos que la buena conducción sea base para la transformación y que el esfuerzo de todos rinda pronto los resultados necesarios para salir del fondo y de la enorme crisis que vivimos, para el bien de todos. Estamos ante una gran transformación y en ella, todos salimos o todos perdemos, la moneda está en el aire…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here