El robo de medicamentos contra el cáncer “está muy raro”; ya se está investigando, asegura

¡Comparte!

Frente a los medios de comunicación, el mandatario mexicano vio como algo “muy raro” que se robaran de una bodega los más de 37 mil medicamentos contra el cáncer, por lo que, informó, se está avanzando con las investigaciones del caso.

Ciudad de México, 12 de octubre 2020.– El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró la mañana de este lunes que “está muy raro” el robo de más de 37 mil medicamentos contra el cáncer, ocurrido el pasado 7 de octubre en los almacenes de la empresa Novag Infancia.

“Lamentablemente se llevó a cabo ese robo. Ya se están haciendo las investigaciones. Se está avanzando y se va a concluir toda la indagatoria. Sí se llevó a cabo ese robo de medicamentos. Nos costó trabajo conseguir estos medicamentos. Los trajimos de Argentina. Está esto muy raro y nos roban una bodega de estos medicamentos. Entonces se está haciendo la investigación. No puedo hablar más sobre el tema por las cuestiones del sigilo que se requiere”, dijo.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario aseguró a los padres de las niñas y niños con cáncer que “permanentemente estamos procurando abastecer de estos medicamentos a todos los centros de salud, a todos los hospitales”, pues “no somos inhumanos, que tenemos sentimientos y sabemos lo que sufren los niños y cualquier persona si no cuentan con los medicamentos“.

“Nuestros adversarios han aprovechado esta circunstancia para proyectar una imagen de nosotros que no corresponde a la realidad, como si fuésemos insensibles, como si no nos importara el problema y no es así. No dudo que estén molestos los que antes distribuían estos medicamentos, que por cierto no los distribuían bien. No había abasto y en algunos casos hasta los adulteraban porque todo era negocio, todo era corrupción”, afirmó.

Desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, López Obrador sostuvo que por esa situación es que el Gobierno federal está “enfrentando una resistencia a que se acabe con la corrupción, así como enfrentamos la resistencia por los que se roban las gasolinas, por el huachicol, así también se robaban el dinero de las medicinas”.

Apenas el pasado 10 de octubre, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) del Gobierno mexicano lanzó una alerta sanitaria por el robo de más de 37 mil medicamentos contra el cáncer.

La Cofepris, el principal regulador de alimentos y medicinas de México, informó en un comunicado de que el robo de productos ocurrió el miércoles 7 de octubre en los almacenes de la empresa Novag Infancia, donde hurtaron medicamentos oncológicos fabricados por Laboratorios Kemex.

Los fármacos hurtados no pueden adquirirse en farmacias particulares, hospitales privados o en internet, advirtió el organismo al explicar que son de uso exclusivo del sector público de salud.

Es decir, sólo están autorizados en la Secretaría de Salud, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En los productos dados como robados no se garantiza la calidad y seguridad de los medicamentos, ya que se desconocen las condiciones de almacenamiento y transporte, indicó la Cofepris en la alerta.

El robo de estos medicamentos ocurre en medio de críticas al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por el desabastecimiento de medicamentos contra el cáncer.

Aunque la escasez de medicinas ha sido un problema común en los últimos sexenios, el año pasado se agudizó por los recortes presupuestarios y cambios en la forma de adquirir los productos impuestos por López Obrador, quien asumió el poder el 1 de diciembre de 2018.

Padres de niños con cáncer de varios estados del país se han manifestado de manera frecuente desde enero para exigir a las autoridades el suministro correcto de medicamentos oncológicos.

Tras una de las manifestaciones más multitudinarias, el IMSS acordó el mes pasado con las familias implementar mecanismos de vigilancia de pacientes y seguimiento de tratamientos.

Sin embargo, con este robo, tanto la autoridad como las familias temen que los fármacos terminen en el mercado negro.

En lo que va del año, hay 4 mil 867 nuevos casos detectados, 3 mil 650 diagnosticados en fase avanzada y mil 825 fallecimientos registrados, según la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC).

Al comparecer ante el Senado, el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, negó hace 10 días que existiese desabastecimiento de medicamentos y se comprometió a un reporte mensual de la distribución de medicamentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here