Claudia Yáñez renuncia a Morena por imposición de superdelegados

¡Comparte!

  • La legisladora dijo que Morena es un partido incapacitado para conducirse democráticamente y reparar el daño que le ocasionaron.

Ciudad de México.- La diputada federal Claudia Yáñez renunció a Morena luego de acusar que por intereses oscuros y acuerdos cupulares, ex superdelegados fueron impuestos como candidatos a diversos Gobiernos estatales, entre ellos el de Colima.

En una carta dirigida al presidente nacional del partido, Mario Delgado, la hermana del actual coordinador general de Política y Gobierno de la Presidencia, César Yáñez, calificó como infame la manera en la que el dirigente y las comisiones Nacional de Elecciones y de Encuestas usaron a los aspirantes que buscaban ser elegidos democráticamente.

La legisladora afirmó que el partido los registró sólo para darle visos democráticos a lo que llamó una “insultante farsa”.

Yáñez lamentó que los superdelegados fueran impuestos como candidatos a pesar de que muchos de ellos eran inelegibles porque enfrentan acusaciones de corrupción y su presencia vuelve inequitativa la competencia.

“Es inadmisible que por intereses oscuros y previos acuerdos cupulares impusieran a ‘superdelegados’ como candidatos, algunos acusados de corrupción, pese a ser inelegibles por hacer inequitativa la competencia, montando esa farsa en la que pisoteando nuestros derechos, alevosamente usaron nuestros registros y cartas de adhesión para avalar esa imposición”, aseveró.

La diputada advirtió que lo anterior ofendió su dignidad, por lo que le es imposible continuar afiliada a Morena.

“Es infame el uso que usted, la Comisión Nacional de Elecciones y la Comisión de Encuestas de Morena, hicieron de quienes aspiramos a ser elegidos democráticamente por ese partido como candidatos a las Gubernaturas de varios estados, entre ellos el de Colima, y que fuimos registrados por ustedes para el proceso interno respectivo, ignorando que lo hacían sólo para darle visos democráticos a la insultante farsa que resultó ser”, señaló en la misiva.

“Ofendió mi dignidad ciudadana al grado que me es imposible continuar afiliada a ese partido, en el que de manera desleal y oprobiosa se atropellan los derechos político-electorales de sus militantes”.

Yáñez calificó como ocioso presentar una denuncia ante la Comisión Nacional de Honestidad y de Justicia.

Además, aseguró que Morena es un partido incapacitado para conducirse democráticamente y reparar el daño que le ocasionaron.

“Soy consciente de que, destruida la institucionalidad del partido y convertido éste en apéndice de una retorcida y cuestionable estructura electoral paralela, sería ocioso acudir a la Comisión Nacional de Elecciones y Justicia a denunciar el agravio”, agregó.

“Consciente también de que esta condición de dependencia incapacita a Morena para conducirse democráticamente y reparar el daño que me ocasionó con esas afrentas, presento a usted mi renuncia a continuar como militante de este partido, pidiéndole proceda a ordenar de inmediato darme de baja de su padrón de afiliados y comunicarlo al Instituto Nacional Electoral para los efectos procedentes”.

La diputada con licencia aspiraba a ser la candidata de Morena para la Gubernatura de Colima, pero la postulación fue otorgada a la ex superdelegada de dicha entidad, Indira Viscaíno, quien de acuerdo con Delgado, resultó triunfadora en la encuesta interna.