74% migró al ‘home office’; estiman que vuelva ‘normalidad’ hasta 2022

¡Comparte!

El teletrabajo puede mejor la rutina en que habían caído los empleados, pero también está la opción de probar un esquema mixto, en el que acudan unos días a las oficinas.

CDMX.-La legislación aprobada recientemente en materia de trabajo a distancia traerá beneficios, siempre y cuando trabajadores y patrones cumplan las obligaciones establecidas en la norma, consideró Erika Villavicencio-Ayub, académica de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Derivado de la pandemia, dijo, el 74 por ciento de los empleos en México migró a esta forma de laborar y hoy “el éxito está en la flexibilidad con la que optemos por esta modalidad, el cuidar nuestras herramientas, en estar atentos de lo que se requiere en los horarios establecidos, esto llevará a que pueda implementarse de buena manera”.

La especialista en Salud Ocupacional subrayó que, sin duda, lo anterior contribuirá a que las organizaciones y colaboradores tengan mejorías ante la rutina en que habían caído, en la cual los riesgos psicosociales eran altos, con estrés, adicción al trabajo y burnout (agotamiento emocional frente al trabajo).

Derecho a desconectarse

La también coordinadora de Psicología Organizacional de la FP mencionó que un rubro fundamental de este decreto por el que se reformó el Artículo 311 y se adiciona el capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo, en materia de Teletrabajo, es el derecho a la desconexión.

“Es un punto que ha causado mucho estrés, mucha insatisfacción, en este tiempo de pandemia, porque pareciera que como ‘estás sin hacer nada’, como estás en tu casa, tienes que contestar y laborar fuera de tu horario, y es sumamente importante que bajo estas nuevas reglas queden claro los horarios, las condiciones para que una vez que cumplas con eso puedas seguir realizando tu vida y tener un equilibrio”, destacó.

La legislación, continuó Villavicencio-Ayub, “ya hacía falta y hasta vamos atrasados”, ahora, tenemos un marco regulatorio formal y sobre esto hay que empezar a construir.

Detalló que el Poder Ejecutivo Federal dispondrá de un plazo de 18 meses contados a partir de la entrada en vigor del decreto, para publicar una Norma Oficial Mexicana que rija las obligaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo para el llamado home office.

Home Office es autocontrol

Erika Villavicencio-Ayub apuntó que la cultura mexicana es un aspecto que impactará en la implementación de las modificaciones a la ley.

“La productividad se construye por diversos factores, entre estos entender y tener claridad en las funciones que tenemos que desempeñar. En algunos casos hay personas que tienen una mala administración del tiempo y de las prioridades, son trabajadores que necesitan tener un estilo de liderazgo rígido para que cumplan con sus objetivos”, describió.

Para Villavicencio-Ayub este tipo de situaciones será difícil superarlas, porque hay quienes aún “estando en la oficina de forma presencial, no están en su lugar de trabajo; imagínense cuando nadie los ve, son personas que no tienen este autocontrol”.
Ante ello, la especialista en Salud Ocupacional dijo que las organizaciones necesitan filtrar a sus talentos, a aquellos que van a sumar y a aportar en esta nueva modalidad.

“Los que no logren adaptarse -como en las teorías de evolución-, tendrán que ocupar otros puestos en otras organizaciones, por eso es importante la capacitación para que todos tengamos los elementos necesarios, los desarrollemos y podamos sumarnos”.

En esta labor, continuó, el líder es sumamente importante porque tiene la función de coordinar y orquestar al equipo y debe detectar, de forma oportuna, cuando un miembro transita por alguna afectación.

“Hay que contemplar que el trabajador es un ser biopsicosocial, y en estos momentos de crisis también está la parte humana, la parte familiar, el duelo, la crisis económica y demás, que van a distraer y a mermar su desempeño”, concluyó la profesora de la FP.

‘Normalidad’ en 2022

Previsiones de expertos en la salud señalan que el control de la pandemia y recuperación de la normalidad se darán hasta 2022. Esa premisa abre la posibilidad para que las empresas implementen las modalidades de trabajo a distancia, presenciales o mixtas que se requieren para dar continuidad al negocio. Según el Informe de Tendencias 2021 de Top Employers Institute, la función de las oficinas tendrá que evolucionar, acelerando tendencias que enfatizan la importancia de una rápida colaboración e innovación.

El mismo informe advierte que las empresas buscarán acondicionar los lugares de trabajo para proporcionar un entorno seguro, pero también evolucionarán a un diseño de oficina tipo “Casa Club”, con interiores más amigables, funcionales y de estancia agradable para los colaboradores.

“Los colaboradores probablemente elijan una modalidad mixta, pasarán dos o tres días a la semana en la oficina y el resto de su tiempo trabajando de manera remota. Es una realidad que la interacción social seguirá siendo atractiva para ellos, pero será importante no perder de vista que el trabajo a distancia puede perder oportunidades lucrativas para establecer contactos”, señala Gustavo Tavares, General Manager de Top Employers Institute para Latinoamérica.

Para Top Employers, el trabajo permanente en casa podría provocar la falta de visibilidad para la alta dirección y aumentaría el riesgo de que los roles sean reemplazados por inteligencia artificial o subcontratados a ubicaciones más baratas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here