Colmenares debe renunciar por daño a la credibilidad de la ASF, dice exauditor superior

¡Comparte!

  • Juan Manuel Portal afirma que los errores en las últimas auditorías se deben a que la institución fue desmantelada por la actual administración.

El exauditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, dijo que su sucesor, David Colmenares, debe renunciar a la institución antes de que lo remuevan, toda vez que los errores cometidos en los últimos informes dañan la credibilidad ganada históricamente y quedará peor si se mantiene en el puesto.

Dijo Colmenares ha causado un daño a la ASF al retractarse de las conclusiones de los informes publicados el sábado pasado, el cual difícilmente se podrán recuperar

En entrevista para Aristegui Noticias sostuvo que está muy preocupado por las fallas en los últimos reportes de fiscalización, toda vez que son muy graves y no se habían registrado anteriormente.

Reiteró que la administración David Colmenares eliminó al personal especializado que históricamente indagó la desaparición de dinero mediante la triangulación de recursos, además de que con la pandemia se presentó un retraso en las auditorías y los plazos extra no se aprovecharon para capacitar al personal.

Sostuvo que le apena, pero acertó hace dos años cuando dijo que la ASF tendría estos problemas por el desmantelamiento institucional que sufrió con la administración de Colmenares.

Tras escuchar las críticas a las auditorías de Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la capital, dijo que es una situación muy penosa para la ASF, pero que es responsabilidad del auditor actual.

Auditoría al auditor

Sostuvo que es importantísimo que la directiva actual de la ASF demuestre cómo revisó el gasto de la cancelación del aeropuerto de Texcoco y que explique los resultados que presentó, ya que se trata de un órgano técnico profesional e independiente cuya operación es muy relevante en la conformación y revisión del gasto público.

Dijo que la propia comisión de vigilancia de la ASF, a través de la Unidad de Evaluación y Control, debe revisar la planeación de la auditoría, la cual se calificó como de “desempeño”, aunque se debió incluir al equipo de conceptos financieros.

Sostuvo que finalmente esto es responsabilidad del titular de la ASF, que no revisó o coordinó que el resultado presentado es confiable y se puede incluir en el informe.

Advertisement

Portal sostuvo que las normas internacionales de auditoría indican que la Unidad debe contratar a los elementos técnicos y humanos para revisar los errores cometidos dentro de la ASF, con el objetivo de conocer exactamente lo que pasó. Explicó que en otro momento contrataron los servicios de la OCDE para una revisión institucional.

Intención politiquera

Dijo que las auditorías pasan por una serie de filtros y autorizaciones que están diseñados para evitar golpes políticos, por lo que un error así solo podría explicarse por la participación del auditor superior.

“La ejecución es independiente de quienes finalmente presentan los resultados, los informes y quienes los supervisan, y finalmente cuando llegan a la oficina del auditor superior, en realidad se hacen para revisar que lo que se está reportando es correcto, que haya pasado por todos estos filtros para que haya omitido el auditor que hubiera alguna intención politiquera de alguno de los subordinados, solo que sea del él mismo, y que él haya inducido a las personas, ‘ponlo así a ver qué pasa, ahí que se defienda’”.

Sin embargo, se decantó porque el auditor no revisó el tema y su personal no pudo identificar los problemas.

Sin seguimiento

Sostuvo que históricamente la ASF se dedicó a indagar asuntos relevantes que dieron pie a investigaciones como la ‘estafa maestra’, desvíos de Javier Duarte y otros temas que en conjunto merecieron la apertura de 900 denuncias ante la PGR (ahora FGR).

Dijo que hay un gran rezago en estas indagatorias y en todas las que lleva el ministerio público federal, que en conjunto tiene un rezago de 120 mil expedientes.

Advertisement