En Opinión: “La tragedia y miseria que viene” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

BUENO, LA PATRIA, DICE EL TÍO LOLO, SE ENCUENTRA A SALVO PORQUE EL TLATOANI MAYOR HA SIDO VACUNADO Y… LO MEJOR, NO LE DOLIÓ, NO TUVO QUE HACER LAS LARGAS COLAS DE MÁS DE CINCO HORAS BAJO EL INCLEMENTE SOL O LA BRUTAL LLUVIA, COMO SE “SACRIFICÓ” ECHEVERRIA EN EL ESTADIO OLÌMPICO DE CU, CON LA ANGUSTIA DE QUE LE FUERAN A TIRAR DE PIEDRAS ESOS INTOLERANTES IZQUIERDISTAS QUE, AHORA, LO ADORAN EN MUCHOS SITIOS… ASÍ ES EL TIEMPO QUE OLVIDA Y SALVA LOS RESENTIMIENTOS…

          ALGUNOS AMIGOS ME DICEN QUE EFECTIVAMENTE LO QUE SOSTENGO DEL MAÍZ Y QUE SIN EL MISMO NO HAY PAÍS, ES BUENO PARA SOSTENER A UN PUEBLO MEDIO DESNUTRIDO Y APENDEJADO. LA REALIDAD ES QUE COMO HEMOS SOSTENIDO ES BRUTAL LO QUE VIVIREMOS PORQUE LA MISERIA Y EL HAMBRE ESTÁN A LA VUELTA DE LA ESQUINA, ahora, aumentan el precio de la tortilla después de otros aumentos dados, en dos peso para subir a 18 pesos el kilo, para la información de Peña Nieto que ya ven que él no va al mercado, pero la realidad es que importamos maíz a pasto y con fuga de enormes cantidades de dinero porque olvidamos que el maíz es alimento, tamal, Clayuda, tortilla, garnacha, pastel, pan, atole, plato, cuchara y PAZ SOCIAL y así que ya vayan, los tecnócratas de izquierda que dicen no son neoliberales, calculando los estallidos sociales y las protestas, iniciando con las muchas mentadas de madre de todos lados. Para muchos neoliberales que andan cerca de los viejos pillos de la MAFIA DEL PODER y ahora son los ALIADOS DEL PODER y siguen sosteniendo los negocios y utilizando los fondos públicos, las influencias para tener nuestros datos y jodernos a todos, los bienes públicos para hacer sus negocios privados pues al parecer, solamente cambiamos en la forma pero no en el fondo, total repetimos, el tiempo mata a las neuronas y llega el olvido y los resentimientos pasan de largo y se llega al bendito perdón, y así, pues hay continuamos igual que antes, solamente que “cambiados”…

          Y esto del cambio no es culpa de AMLO, él tiene buena fe y esperanzas de que se realicen sus sueños, pero por desgracia los que le andan cerquita andan más bien en la caza de los puestos y presupuestos para asegurar su presente y su futuro, no solamente el económico, también el político, ellos ya observan porque no son pentontos que, en cinco años han salido expulsados por el hambre más de un millón y medio de mexicanos la mayoría de clase media, que en un año han salido 117 mil millones de pesos de capitales bien y mal habidos del país para radicarse en los bancos extranjeros por el miedo a las expropiaciones y a lo que sostienen muchos de que vamos a ser la próxima Venezuela, los precios de loa alimentos por las nubes y es que los de Profeco también andan en las mismas, tratando de justificar lo injustificable y de hacerse pentontos nadando de a muertito, ellos ven, porque son observadores, de que los medicamentos suben de precios y los grandes laboratorios, los consorcios hospitalarios que son concesionados a los grandes traficantes de la salud ligados a los recursos y fuerza del viejo poder, siguen controlando el enorme mercado de la medicina privada saqueando los bolsillos y generando muchas angustia en millones de mexicanos que estamos en sus garras, porque eso de la medicina pública y gratuita solamente es un enorme sueño y eso que no se puede consumir la mota legalmente… y pues así, en vez de buscar la unidad y construir un partido político sólido con una buena plataforma y una clara ideología, siguen las tribus y los grupos, peleando sus pedazos de poder para tener los puestos y presupuestos, y esto es ante la mirada, a lo mejor encabronada, del mismo presidente que esta solito, solitito en sus dichos y en muchos de sus hechos…

Advertisement

Y COMO SI LAS DESGRACIAS FUERAN POCAS, LA SEQUÍA SERÁ BRUTAL EN ESTE AÑO, las presas andan dejando solamente charcos y dando penas y desgracias, y esto propicia el que las milpas que sostenían el alimento familiar en las zonas rurales no sean más que recuerdos pero no realidades, y así, tendremos que importar frijol, arroz, productos lácteos, trigo, chiles, papas y claro que, mucho de ese producto importando se pasa subsidiado a las grandes empresas que los trabajan como pan y pastelitos y maseca, pero qué más da, si así es como llegan los alimentos a todos lados y hasta se hacen botanas para los churritos y tortillitas para las salsas y frijoles, total, lo que se debe mantener es el sabor de lo “mexicano” y así pagamos papitas fritas a precios de pasteles y pues hay estamos como dicen algunos amigos, jodidos pero contentos, mal nutridos, panzones y enfermos de todo porque lo que importa no es tocar a los grandes empresarios sino de tratar de convencer a los mexicanos que dejen de comer chingaderas que no sirven para nada y de tomar refrescos que les dan energía del azúcar y les producen dependencia y males mayores, pero así somos, los mexicanos son machos por naturaleza y prefieren, dicen ellos, vivir el presente porque lo bailado nadie se los quita y por eso siempre andamos comprando el billete de la lotería ¡, sembrando de temporal y esperando el milagrito de la virgencita, ya llega pronto, el día de la madre y claro de pasadita el Día del Trabajo y del maestro y del compadre y del partido de fut o de beis, porque ahora, los grandes, pueden pagan las entradas a las grandes ligas porque al final de cuentas no es un deporte es un gran negocio, deporte  para los que lo practican pero los observadores solamente son consumidores y gastalones de todo, por eso hay que r4escatar los estadios y darlos a los concesionarios que tienen los equipos y venden los trastos para los “deportistas”, pobrecitos, no se vaya a quedar sin lana, mejor darles dos mil millones a esos “mecenas y negociantes del deporte” que desperdiciarlos en medicamentos para los jodidos del cáncer que, al final se van a morir, dicen con realismo muchos de los nuevos apóstoles del cambio…hay que salvar a los equipos y empresarios del beis bol y joder a los jodidos…como en el ROBAPROA…

Advertisement