En Opinión: “Los caminos al infierno” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE… SON REFLEXIONES!

          Los mexicanos hemos estado mayormente preocupados por estarnos cuidando de las agresiones del coronavirus, pero también de una a otra manera, nos hemos preocupado mucho por tomas de decisiones, que los funcionarios públicos han mostrado, que están mal, o que simplemente estaban implementando las cosas para mantener a la población; incluso encerrada en sus casas, pero sin mantener las debidas protecciones para evitar los contagios. Las críticas en contra del subsecretario Hugo Gatell no ha sido producto de acciones de una guerra sucia que vayan destinadas a su admirador principal; que ha sido el Presidente de la República; explicar que este oportunista supo entender cuál es el mecanismo para lograr que a través de los impactos de la comunicación pudieran subir sus votos, y mantener una postura política, en lugar de sostener una postura, cómo era su obligación, para buscar la salud de las mayorías, y no su acomodo dentro de los altos niveles de la política. Es vital, que, si vemos lo que acontecido a lo largo de estos meses, tenemos un enorme desastre en curso en la confianza de muchas de las tomas de determinaciones políticas; en vez de las determinaciones médicas, que protegerán a la población, por tal razón, muchas gentes no solamente hemos perdido el trabajo, sino también hemos tenido que sacar los ahorros, quizá de toda una vida para mantener con algo de comida y con algo de salud a nuestros familiares más queridos. No se puede olvidar que por razones de carácter político social, el Presidente tuvo la visión de poner un hasta aquí antes de todos estos acontecimientos, a los grandes laboratorios y a los distribuidores de medicamentos, que mantienen el control de precios y distribución de los mismos; a los precios que ellos manejan, con un alto nivel especulativo, en prejuicio de la población. Por tal motivo se recurrió a las autoridades de la ONU para que ellos apoyarán al realizar las compras consolidadas, donde dice el Presidente que después de muchos meses de atraso se ha logrado un ahorro de cerca de 11000 billones de pesos; que bueno, que lo logró el gobierno, que bueno que se tuvo esa visión; lo malo es que este atraso, y este manejo de control que siguen sosteniendo los grandes laboratorios y los distribuidores de medicamentos al menudeo, han saqueado también los bolsillos de los mexicanos, donde hemos tenido que pagar cada día precios mayores por medicamentos que en forma tradicional tenemos que tomar, y los que se fueron acumulando por los problemas de salud que se derivaron en esta pandemia.

Si consideramos que en verdad se tiene como visión y misión, de parte de lo que ha considerado el Presidente de la República, la cuarta transformación, debemos creerle que enserio podríamos tener en corto plazo, medicamentos baratos o medicamentos gratis, y sobre todo una atención médica gratuita, cómo se había prometido después de hacer las denuncias, y cerrar el famoso seguro popular, pero tampoco esto al parecer le ha funcionado Presidente, y todo se ha quedado en el sector salud como un enorme cuento, en donde, a un político médico, no a un médico, lo despiden, ahora, hasta con mariachis, que quién sabe de qué bolsillos salieron los pagos para tal festejó. Esto es indignante, en verdad no es para buscar lastimar al Presidente de la República ni tratar de denostar o estar en contra de lo que significará la cuarta transformación, en donde la inmensa mayoría de los mexicanos están solamente atentos, sino que también participando; como se ha mostrado en este proceso electoral, los que han fallado han sido sus lacayos, los que han fallado a lo mejor han sido sus gentes más cercanas entre comillas, que se dedicaron más a estarle soplando con bellos ejemplares y diciendo cosas bonitas al oído, en donde le engañaban, por tal razón, en muchas ocasiones en estas  colaboraciones hemos mantenido la tesis, de que alguien le debe decir la verdad al Presidente, y no mandar no mantenerlo engañado, podemos entender los aprecios por las lealtades y algunos de sus más preciados hombres y mujeres cercanas en este proceso, que está llevando a cabo, pero estas gentes son las que han fallado, no ha sido las acciones de guerras o de complot en su contra, o en contra de los mexicanos, la realidad es que en muchos lados las deficiencias y las tranzas, son totalmente evidentes, sobre todo en el Distrito Federal, en donde realmente se puede decir, que el grupo en el poder ha recibido un serio golpe, y no el que la clase media sea la responsable, porque de pronto entendieron que dan mejor los malos políticos anteriores o que era mejor desviar la acción del Presidente de la República en su proyecto de la cuarta transformación, no, la gente no es tonta, la gente entiende lo que está sucediendo; sabe que ahora de una u otra manera, su voto cuenta, y cuenta en realidad, y ahí están los resultados que estamos viendo.

          Vemos que en muchos lados las cosas también se salieron de control, incluso para los grupos que tradicionalmente manipulaban o manipulan a las grandes masas, y a los conjuntos políticos en los Estados; a pesar del llamado de que no interviniera los gobernadores y las autoridades, para que no desviarán el voto, o influyeran en el voto en sus localidades; es lógico, y claro, que no dejaron de hacerlo, y por tal motivo, como en el caso de Chihuahua, las cosas le salieron muy mal al actual gobernador; de tal forma,  que, en Ciudad Juárez, tiene copado, ahora todo el poder por parte de Morena, y en la capital el gobierno del Estado está la gobernadora, que tuvo serios problemas y graves enfrentamientos con el actual gobernador; por algo dicen que lo que siembra es lo que uno cosecha.

Lo mismo ha sucedido en Puebla; en Puebla ese desplante horrible de parte de un gobernador, que de repente parece estar de lado del Presidente de la República, y en otros parece ser uno de sus más férreos críticos, tuvo descalabros terribles, y esto, en dónde comienza a tener una enorme influencia el grupo delincuente de los Huachicoleros, y por lo tanto de la delincuencia organizada, en un estado tan importante como Puebla, que se puede considerar uno de los estados más desarrollados del país, y que por tales motivos podría a lo largo de algunos meses poder tener un gran fracaso, y sobre todo tener una gran violencia en toda su región, que influiría a otras regiones del país, como el estado de México, y fundamentalmente al propio estado de Oaxaca.

Advertisement

          Hoy el Presidente de la República ha reconocido que Alejandro Murat, se ha comportado con lealtad a los compromisos políticos, y qué ayudado seriamente a respaldar los actos, que son los actos que se convinieron para realizar los mejores eventos y acciones para el desarrollo del estado de Oaxaca. Es cierto, el joven Alejandro Murat, no metió las manos por nadie,  no tuvo recursos en favor o en honor de algunos de sus gentes; inclusive más queridas, los dejó que en realidad tuvieran ellos que mostrar su capacidad de dirigentes, y su partido el PRI, sufrió una gran derrota, porque por primera vez seguramente no tuvieron más que el apoyo moral, y no el apoyo económico, ni maniobrero, con el cual se acostumbraban alcanzar muchas posiciones de carácter político en la entidad; no hay duda, Oaxaca le tiene un profundo cariño y respeto al Presidente de la República, pero también le muestra un profundo cariño y respeto a un joven que con lealtad a mostrado, que por el bien de los pobladores es mejor mantener buenas relaciones con el ejecutivo federal para lograr alcanzar metas, que solos sería muy difícil lograr; ahí vienen ya los resultados de la carretera hacia la costa, ahí tenemos ya como resultados el canal transístmico, que será el detonante más importante para todo el desarrollo del sur sureste de México; y también por supuesto tenemos ya, la muestra de que aquél Oaxaca aguerrido y confrontado por muchos actos de violencia entre los diferentes grupos políticos que lograron serenarse, y alcanzar una unidad que ha permitido a los oaxaqueños mostrar que el desarrollo efectivamente tiene una influencia, cuando los pueblos se dedican a trabajar, y no a confrontarse y violentarse entre unos y otros, por ello, es uno de los estados con mejor desarrollo en este enorme crisis de pandemia, y desocupación  económica que vive el país; que ha logrado un crecimiento importante es el estado de Oaxaca, y esto se tiene que reconocer como una obra maestra de esa lealtad, para lograr los acuerdos de carácter político, y que estos acuerdos no sean parte de la verborrea que hemos visto en muchos de otros acuerdos , entre los grupos políticos que terminan solamente para hacer de México una nación más destrozada, corrupta y vendida; como lo que nos dejaron los políticos del pasado.


          Si bien hoy, los mexicanos todavía tenemos muchas cosas que criticar, no es con el afán de querer frenar o lastimar el proyecto del Presidente López Obrador, no, queremos decirle con lealtad al Presidente, que ahí, en dónde ponemos el dedo en la llaga, en verdad están los fracasos, porque su gente, que se dice ser su gente, y que solamente anda en la búsqueda de los puestos y presupuestos, es la que está fallando, y no los mexicanos, que tenemos respeto y admiración.

Tenemos que ver, que, en este país, los pobres somos la inmensa mayoría, que sobre nuestras espaldas, se recarga el desarrollo y el trabajo del cual se produce la riqueza; los grandes ricos solamente tienen dinero, y en muchas ocasiones, acuerdos entre funcionarios o el poder político, para alcanzar sus acciones, que les permitan tener mayores contratos y mayores concesiones, para seguir disfrutando de los recursos del país, y de sus fondos públicos; para que ellos sigan haciendo sus negocios privados; y esto Presidente, sabemos que está pasando, sucede en muchos lugares, es obvio que ahí están esos viejos oportunistas del poder político, que usted en muchas ocasiones denunció como la mafia del poder, y ahora en muchos casos, son parte de sus hombres más cercanos, que a lo mejor son los primeros traidores para el proyecto de la cuarta transformación, usted ha señalado que en este proceso no se trata de un simple cambio administrativo, si no, que, se trata de un cambio de sistema, y por tal razón ya vemos con mucha preocupación acciones importantes en política y económicas, que desde los grandes centros económicos comienzan a portarse a esos qué sigue a esos pequeños grupos que siguen manejando gran parte del poder político y económico en el país; por ello todos debemos estar alertas y arropar, en verdad, con lealtad como lo hacen en el pueblo de Oaxaca, la acción de esta política que ha puesto en marcha el Presidente de la República, y que sabemos que es de buenas intenciones, y no de buenos simples deseos, por así decirlo; también tendríamos que reconocer, que en muchos casos las buenas intenciones con políticos ligados al poder con malas intenciones, se construyen muchos caminos al infierno, y eso es lo que no queremos, mil gracias. 

Advertisement