Dos fugitivos tras operación antiterrorista en Bruselas; hallan bandera del EI

¡Comparte!

belgica_4

La policía belga busca “activamente” a dos sospechosos que huyeron el martes de un allanamiento lanzado en el marco de la investigación por los atentados de París, en el que se hallaron una bandera del Estado Islámico y un kalashnikov junto al cuerpo de un argelino ultimado por las fuerzas especiales.

“Las operaciones de policía continúan”, dijo este miércoles por la mañana el primer ministro belga, Charles Michel.

En una conferencia de prensa, la fiscalía federal belga precisó que el argelino, ultimado por un francotirador de las fuerzas especiales “cuando se aprestaba a disparar desde una ventana”, fue identificado como Mohamed Belkaid, de 35 años, inmigrante irregular sin antecedentes policiales.

“Dos personas (…) lograron darse a la fuga” de una vivienda en la que seis policías, cuatro belgas y dos franceses, se disponían a allanar el martes pasado a mediodía, indicó Thierry Werts, portavoz de la fiscalía.

“Se les está buscando activamente”, añadió.

En el allanamiento del martes en una vivienda de la zona popular de la comuna de Forest, en la capital belga, “apenas se abrió la puerta, al menos dos personas armadas con una escopeta y un fusil kalashnikov dispararon inmediatamente contra la policía”, relató.

“Se produjo un tiroteo breve pero nutrido” en el que tres policías resultaron heridos, uno de ellos una policía francesa que participaba junto a un colega también francés de esta operación. “Se evitó lo peor”, añadió.

Las autoridades lanzaron entonces una importante operación en el sector. Durante las horas que siguieron este primer contacto se produjeron nuevos disparos desde la vivienda.

Fue entonces cuando Mohamed Belkaid fue “neutralizado por un francotirador de élite, cuando se aprestaba a disparar contra la policía desde una ventana”.

Thierry Werts indicó que luego del primer allanamiento, la policía allanó otra vivienda del sector en donde halló un fusil kalashnikov y numerosos cargadores, como los utilizados por los atacantes de París que ametrallaron las terrazas de cafés o la sala de espectáculos Bataclan, así como ropa negra.

Otros dos allanamientos “dieron negativo”, añadió.

Por la noche, la policía detuvo a dos personas cuya implicación en los hechos no fue precisada, dijo Werts. Uno de ellos ingresó en un hospital “con una pierna rota”. “La persona que la acompañó se dio a la fuga cuando la policía local llegó” al nosocomio, añadió.

La conexión belga

En otro allanamiento, “una persona fue detenida para ser interrogada”.

“La implicación de estas dos personas está siendo estudiada”, dijo Werts, que añadió que “la investigación continúa de día como de noche”.

Las viviendas allanadas se encuentran muy cerca de la estación de trenes internacionales, que unen Bruselas a París, Londres, Amsterdam o Düsseldorf.

Cuatro de los nueve autores de los atentados del 13 de noviembre en París, en los que murieron 130 personas, eran belgas. Los ataques habrían sido organizados en esta capital.

Al día siguiente de los ataques, reivindicados por el grupo Estado Islámico, se perdió el rastro en Bruselas de uno de los principales sospechosos, Salah Abdeslam, cuyo hermano se hizo estallar en las calles de París.

La fuga de este sospechoso obligó a las autoridades belgas a elevar al máximo la alerta terrorista así como el cierre de los edificios públicos y la suspensión del transporte público por cinco días, sobre la base de una “amenaza inminente”.

La fiscalía precisó este miércoles que desde el 14 de noviembre se llevaron a cabo en Bélgica más de 100 allanamientos “en un contexto delicado”.

En enero, las autoridades belgas allanaron dos departamentos y una casa utilizada por Abdeslam y otros sospechosos antes de los ataques.

En uno de los departamentos hallaron rastros de una huella dactilar de Abdeslam, así como rastros del mismo explosivo utilizado por los atacantes de París y un dibujo de una persona utilizando un cinturón de explosivos.

Las autoridades también hallaron rastros del ADN de Bilal Hadfi, otro de los atacantes.

En total, la policía detuvo a 58 personas en el marco de estos allanamientos, y otras 23 relacionadas con la investigación por los atentados de París. Once tienen cargos por actividades terroristas y ocho continúan en detención provisoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here