En Opinión: “La tragedia en Hidalgo, el Huichacol y las redes sociales” por Wilfrido Hernández Cardozo

¡Comparte!

El día de ayer se mostraron escenas de la realidad que se vive en las comunidades con el robo de gasolina.

El ya tan famoso “Huichacol” que ahora con el combate del Gobierno Federal ha tomado un punto de discusión diario entre los medios de comunicación, las redes sociales y la sociedad en general.

La explosión ocurrida el día de ayer en un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo, donde Huachicoleros realizaban “ordeña” en toma clandestina, explotó.

Se tienen reportes actualizados de más de 66 muertos y 76 heridos, cifras que hasta el momento son muy pocas, ya que se indica que en el lugar se encontraban entre 600 y 800 personas “robando” el combustible.

Familias enteras, adultos, niños, ancianos, tratando de apoderarse de este líquido, en videos y fotos podemos ver como utilizaban cazuelas, ollas, botes, cubetas, tazas, lo que fuera para poder hacerse de algunos litros de combustible.

En noticieros que transmitían la información desde el lugar de los hechos a nivel nacional mencionaban una y otra vez que había gente fumando en el lugar de la explosión, pero recordemos que la GASolina es altamente flamable, un golpe de algún metal de algún recipiente que utilizaban para sacar el combustible o la misma estática de la ropa, el cabello o del cuerpo pudo causar esta reacción.

Ya serán los peritos y las autoridades los responsables de determinar que ocurrió.

Sin embargo, hay una situación que ha llamado mucho la atención, la crítica social inhumana sobre la tragedia social.

Todos tenemos claro que el “robo” en cualquiera de sus modalidades es un delito, que el Huachicol ha sido uno de los delitos que ha permitido el saqueo desmedido de Pemex y el enriquecimiento brutal de algunas personas.

Pero, ¿estar desde un celular o una computadora nos da el derecho de burlarnos de la tragedia de otras personas? ¿Convertir en chistes o memes el dolor ajeno?

Millones de comentarios de “ellos se lo buscaron”, “que bueno que les pasó”, “es el karma”, “que sigan robando”, “que bueno que se murieron”, “que se quemen más ladrones”, entre miles de comentarios e imágenes (memes) burlándose de la tragedia, emoticones en los comentarios de risa, inundaron el ciberespacio.

No sólo podemos darnos una idea de cómo se encuentra la sociedad mentalmente, sino los valores que se han perdido poco a poco.

¿A quién le gustaría que la tragedia de un familiar (hermano, padres, hijos, amigos, etc.) se convirtiera en chiste de un comediante a medio día en televisión? ¿Será que entonces cuando nos toca, exigimos que no haya burlas ni comentarios y respeten nuestro dolor?

Hace algunos años un comediante se tuvo que quitar el disfraz de “payaso” literalmente y pedir una disculpa pública porque se le hizo muy chistoso hacer un chiste sobre los niños de la tragedia de la Guardería ABC, su creatividad no dió para más y se tuvo que burlar de ese dolor porque consideró que era gracioso. Cuando todos se le fueron encima, hizo un video disculpándose pero también señalaba que no era “justo” que la gente se expresará mal de él.

Lo dicho, hasta que no nos pasa…

En lugar de leer y reflexionar del contenido de esta opinión, ¿estamos listos para nuevamente criticar y escribir en redes despotricando que la economía obliga a esas comunidades de escasos recursos, que la necesidad los llevó a eso, que nada justifica que hayan robado, y todo lo que se ha escrito a más de 12 horas de lo sucedido?

Está claro que la función de las redes es precisamente que cada quien pueda escribir y expresar lo que uno quiera, ese es el objetivo, pero, ¿será que dentro de esa libertad de expresión es correcto reír y disfrutar del dolor ajeno?

Hoy tenemos la libertad de criticar a un presidente, de burlarnos de todo “porque así es el humor y la creatividad del mexicano” dicen algunos.

Pero hay momentos para todo… Hoy desde aquí nos sumamos al dolor y al luto que están pasando las familias en Hidalgo, sin críticas, sin decir si estuvo bien o mal lo que pasó, simplemente así de la mano como hermanos mexicanos y como seres humanos.

A veces si no hay nada que aportar, es mejor guardar silencio.

Twitter: @willyhdz_mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here