En Opinión: “Es cambio de sistema, no se engañen” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

         PUES NO NOS HAGAMOS BOLAS,  en la realidad las declaraciones y las acciones de Andrés Manuel López Obrador van encaminadas a dar congruencia a que lo que vivimos no es un cambio de gobierno sino que es un cambio de régimen y hay que entenderlo, cuando hay cambio de gobierno  donde se cambia para que todo siga igual, lo más que se toca es a los grupos de burócratas que no les son leales a los que llegan al poder o bien no les sirven porque no tienen compromisos con ellos y tienen que abrir espacios para cumplir con los compromisos de sus amigos, cuates, socios y compinches, se van cambiando leyes para que les sirvan, en el entendido de que los bienes públicos y los fondos públicos se pueden usar, por los políticos en el poder con el acuerdo y entendimiento de sus socios, cómplices y compinches en y entre los empresarios, funcionarios, banqueros, comerciantes, para realizar negocios privados, y hacer crecer al grupo en el poder en número y fuerza económica, tienen a su servicio los presupuestos para destinarlos a las áreas que les sirvan como se realizó en el caso de la comunicación de la cual todos se quejan pero de la que nadie quiere hablar, porque al final de cuentas, los dineros, solamente quedaron en un reducido grupo de empresarios ligados al poder del gobierno y así, miles de millones de pesos se usaron para la manipulación de la información y para mantener la idea de que los mandatarios y las gentes en el poder son los mejores y que todo lo que se hacía era para beneficiar a todos, no a unos cuántos, también se usó para desprestigiar o destruir a los enemigos del poder o de los políticos y con esa forma se fueron logrando mantener de tal suerte que todos coinciden de que el triunfo de Peña Nieto, en realidad, fue la buena comercialización del “muñeco” y que así, Televisa y los grandes medios de comunicación unieron sus fuerzas en torno a los grandes presupuestos y compromisos para darle la fuerza política, entendiendo que la POLÍTICA tenía tal deformación que ya no se hacía con la gente sino en los medios de comunicación, en el papel de los diarios, en las ondas de la radio o en las imágenes de Televisión  de tal forma impactaron que dieron el tiempo inmediato para realizar las famosas reformas que pusieron a Peña Nieto en las primeras páginas de los medios internacionales, llamándole el gran transformador de México y,… pues ¡Lástima Margarito! Porque de un buen día, enfrascados en el saqueo, el entreguismo, en las corruptelas y en la frivolidad, pues la gente se vino a dar cuenta del engaño y se enojó y encabronó, de tal suerte que ya no pudieron enderezar la imagen que se perdía y destruía por sí misma y surgieron las “benditas redes sociales” que no son más que los grupos de cuates que quieren pensar igual y que mientan la madre a los mismos que odian por resentimiento o por ignorancia, total, de qué más da si de lo que se trata es de cambiar y se logró el cambio y en el cambio, la oferta es que no se cambia de gobierno ni de administración se debe cambiar de sistema y, ahí, “estaría la problema” como dicen en mi pueblo.

         Pues sí, en el cambio de sistema no se pude pensar que las instituciones sirven para algo mejor que lo que ahora tienen y por eso hay que romperlas y darles un nuevo giro, cambiar es la clave, así que hay que cambiar la moral, no es lo mismo la moral burguesa que la moral morena o la moral que nos viene imponiendo AMLO y algunos de sus cuates que le entienden el tema, no es lo mismo el concepto de desarrollo en el neoliberalismo que concentra la riqueza a la visión de los morenos que busca repartirla entre los más y cuando hace esto, pues gana muchos más adeptos, total, esos estaban abandonados y nadie los pelaba, al contrario, los marginaban y excluían de todo, así que con ese nuevo trato ganan las lealtades y dan rienda suelta s sus resentimientos y saben en contra de quiénes hay que mentar madres y  chiflarles para mostrarles que en las reuniones se está con el jefe, con Andrés, que si cumple y los chinga; por eso cuando nos dicen que ya nadie compra diarios pues es que no se dan cuenta de que hace mucho nadie lee, nada más los muy informados que se la pasaban en el café, ya no le creen a los viejos que aparecían en la televisión porque los han venido encuerando mostrando que ellos, en verdad, cobraban los buenos CHAYOS y solamente explicaban o hablaban en contra de un político que era AMLO, porque así lo ordenaban los que les pagaban pero no era la misma opinión de las masas. Ellos, creían que en realidad tenían el poder porque aseguraban que con un programa en televisión y unas notas en contra terminaban con la oposición y no se dieron cuenta que ya nadie les creía, así que cuando pensaron que todo estaba en rieles y mieles podrían imponer nuevamente al presidente para que les sirviera a sus intereses y, las masas, encabronadas y molestas, desengañadas, pues les dieron por vez primera “atole con el dedo” y votaron como ellos quisieron y arrasaron, de tal suerte que asombraron al mismo al que dieron el triunfo y así, AMLO entendía que no hay que cambiar solamente de administración y administradores sino que hay que cambiar de sistema y, por ahí anda, en tales chambas con la gente.

         Así que de nada importa que los fifís se desgañiten y avisen de que vamos a la cubanización o para parecernos a Venezuela o a imponer una dictadura, porque al final de cuentas, por muchos años, desde los gobiernos del PRI y los jodidos del PAN pues teníamos una dictadura que jodía a todos por igual y solamente protegía a los muy ricos y a los políticos que les servían para realizar el trabajo sucio, así que al tiempo, los único corruptos y malosos son los políticos y no los grandes empresarios que en la realidad son los verdaderos jefes de jefes de aquellos a los que han movido para controlar el gobierno, el sistema y a la gente, por esto se van a cambiar las cosas y AMLO declara que es cambio y es en serio y que cambiará el sistema y esto es en verdad algo complejo y puede ser inmediato siempre y cuando cuente con la fuerza popular, la de los jodidos, y así les viene dando y con ello los convence y los compromete en la lealtad al hombre aunque no sea por el momento lealtad al partido, porque, solamente es, por ahora, movimiento y no es naranja, es MORENA…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here