En Opinión: “Un hombre justo” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

         EN LA VIDA HAY MUCHAS EXPERIENCIA Y VIVENCIAS que nos van formando, amargando, destrozando o creciendo y perdonando, sin duda, cuando por la actividad y las convicciones se sufren injusticias y persecuciones existe la posibilidad, en algunos casos, de crecer y salir adelante con una vida sana y tranquila o quedarse en el resentimiento o en la amargura, rumiando las venganzas que solamente generan tragedias personales e incluso lastiman mucho al que las genera, así que la vida nos ha enseñado que debemos perdonar, a lo mejor, no olvidar para no caer en los mismos errores o rozarnos con las gentes que nos buscaron causar daño y este proceso no es sencillo más cuando esos eventos tienen trascendencia política y social que en muchos casos lastiman a nuestros seres queridos y nos deja lastimado el corazón y la razón, por ello, aquello de que “la venganza es plato frío” tiene sentido cuando al dejar enfriar las pasiones y los resentimiento, con la mente clara y el corazón tranquilo, pues las “burradas” que uno podría cometer en la “calentura”, dejan de ser importantes, y en muchas ocasiones se mandan al rincón de los recuerdos y al agujero del olvido.

         Santiago Nieto, el hoy responsable de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ha sufrido muchos ataques no en las actuales condiciones, sino que, anteriormente, cuando mostró que no estaba de acuerdo con algunas políticas del anterior sexenio, fue denostado y atacado en forma brutal y, pocas gentes, en ese momento, le tendieron la mano o hablaron en su favor y, así, se formó esa hermandad y buena onda con la Dra Rosalía Buaún, Presidente de la Asociación nacional de Locutores de México que buscó la forma con muestras claras y razones justas para que se le otorgara el MICRÓFONO DE ORO, que es el máximo galardón de la asociación. Sin duda, muchos podrían decir o han señalado que algunos actos de investigación y de acciones que están enfocadas a descubrir los recursos producto de la corrupción, del saqueo o de negocios en la función pública, son actos de Venganza, inclusive, es muy fácil caer en esta convicción cuando se conocen las historias y se ligan a los hombres de esos tiempos con las víctimas actuales, recordando aquella lógica política que nos indicaba que: “Los carniceros de hoy, podrán ser las reses del mañana”, porque así funcionaban las cosas, porque así era la moral y la lucha política y las vendettas en este campo tan lleno de detritus y de cloacas, pero también hay que conocer, antes, al hombre que ha sufrido esos embates y al paso del tiempo se reconoce su fortaleza y su valor, si es capaz de guardar esos resentimientos y venganzas o es capaz de superar esos momentos de tragedia y dolor para que, al recordar la injusticia, se recuerde de su obligación, cuando cambian los tiempos y las circunstancias, de actuar como HOMBRE JUSTO, dejando el resentimiento a un lado y, con la cabeza fría y el corazón abierto, saber que sus actos son en verdad alejados de toda esas cloaca y las ansias de venganza que acumulan los que no saben crecer, ni aman la vida, ni a su familia, así vistas las cosas, conociendo algo de su vida y escuchado a sus fieles amigos, fuera de las alabanzas que solo buscan intereses y, pensando en que lo que nos han comentado de sus momentos duros, los trágicos, y la forma en que los superó, y lo que hoy en día tiene que hacer, pensando siempre en su lealtad y convicción en la honestidad y la moral, pero, siempre, en ser un HOMBRE JUSTO que conoce el daño que se causa con el resentimiento y los odios o venganzas, pues estamos ciertos de que en su labor hace lo mejor que puede y lo mejor que le dicta su conciencia. No sé si conoce las leyes del Karma, seguramente lo sabe y las ha sentido en carne propia, no podría olvidar las lágrimas de sus seres queridos ante la rabia que generan las injusticias y no podrá, jamás, olvidar esa fortaleza que sus seres queridos le brindaron en los momentos difíciles en su experiencia de vida y en su experiencia profesional, como tampoco, lo sé por experiencia propia, no se olvida uno de la mano amiga de todos aquellos que le brindaron solidaridad y esperanza.

         Santiago Nieto, cumple ahora una labor importante, seguramente no es ni sencilla ni agradable, pero sabe lo que es la lealtad a los principios y a la moral y lo que es la responsabilidad profesional que le obliga a dar lo mejor de él con todas esas experiencias pasadas para poder demostrar que dejó a un lado los ánimos malsanos de la venganza y, recuerda, en todo momento, que es mejor ser hombre justo a hombre vengativo, y esa fase humana, es una garantía de que cumplirá con su labor y obligación, con un sentido recto, ajustado a la justicia, recordando siempre que lo mejor, para crecer, es el buscar la sonrisa y la tranquilidad de los seres que uno ama, sin olvidar ,ni sus lágrimas ni sus alegrías, porque eso es lo que obligará a mantenerse en la recta de lo justo, por esa razón, la Asociación nacional de Locutores de México, le brindó el Micrófono de Oro, porque sabemos que no olvidará la solidaridad de Rosalía, ni la sonrisa de sus amigos y seres amados cuando la paz y la justicia llegaron a su vida: “Preocúpate más  por tu conciencia que por tu reputación, porque tu conciencia es lo que eres y tu reputación es lo que otros piensan de ti”, este, a lo mejor, es el camino…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here