En Opinión: “Presupuesto social para mantener la paz” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

Muchas podrán ser las críticas sobre el presupuesto fiscal de Andrés Manuel López Obrador, muchos hablan de que no se generan espacios para la producción y que todo es gasto social que lleva como finalidad el de mantener un amplio nivel de votantes surgidos del infeliciaje nacional, no se dan cuenta de que el grave conflicto que sufrimos al finalizar el sexenio de Peña Nieto era precisamente el que se perdió la confianza y no gozaba de credibilidad ningún político ni partido, por tal motivo el encabronamiento y la desesperación de las mayorías, miembros del infeliciaje nacional, era tal que podríamos estar en aquellos momentos en una crisis que se podría desembocar en la violencia y la anarquía, lo mejor del triunfo de AMLO es que esos ánimos caldeados a punto de la insurrección popular se enfriaron y ahora AMLO, digan lo que digan los analistas de micrófono o de papel tenemos una unificación de tal suerte que la cúpula empresarial ha entendido que lo mejor es que se calmaron las cosas y no se llegó a la insurrección popular como se veía, por esa razón entendiendo que AMLO es el gran domesticador de las masas encabronadas apoyan sus acciones y son ellos los que marcan, como siempre, la política económica y productiva de tal manera que si bien no “hemos crecido” como quisieran los ricachones, cuando menos no hemos entrado a una espiral de violencia y de desastres financieros con devaluaciones y caídas de producción, al contrario, los comerciantes y los empresarios mexicanos están a gusto porque los recursos destinados a los programas sociales cuando menos están reactivando el consumo nacional, no el consumo suntuario que se veía en otros años, no, ahora los jodidos comienzan a comprar cosas que anteriormente no podían consumir y se les ha beneficiado con aumentos de salarios que impactan en el bienestar social, por ellos el presupuesto está encaminado al beneficio de los programas sociales pero den gracias a Dios que con ello, los ánimos se enfrían y no hay movilizaciones de descontentos y de violencia social, así la paz social pues tiene un costo y  brinda resultados…

Ahora debemos entender que por vez primera los mismos grandes capitalistas del país se ponen de acuerdo para invertir en la zona sur sureste de México y alentar el crecimiento y el bienestar social en la zona de mayor pobreza de México y esto indica que ellos están jugando el mismo juego del presidente y es por esa razón que cuando los clasemedieros alarmistas y chachalaqueros gritan y despotrican de que vamos a la  crisis venezolana  pues es para reírnos porque si los ricos no abandonan el barco es que están convencidos de que ellos siguen realizando sus negocios y ganando buenas utilidades, además, impactarán en el consumo de los productos nacionales y esto ayudará a aumentar sus espacios de negocios y de inversión, así que si les conviene pues ahí están remando en la misma barca y apoyando a que el timón no se desvíe.

Prueba de lo que digo es la forma en que reacciona el presidente ante manifestaciones de protesta, como la realizada por los comerciantes de la Central de Abastos que cansados de las obras y de los movimientos que tienden a despojarlos de sus puestos se manifestaron impidiendo por momento el ingreso a Palacio Nacional y el presidente dice que no se vale, que esa forma de protestas con “violencia”, que no aplicaron, no se puede tolerar, el asunto es claro, él no quiere que este tipo de ejemplos crezcan y haya manifestaciones de protesta masivas que pueden generar conflictos y problemas de violencia y descontrol político y a lo mejor pues llama a la jefa de gobierno y le solicita de la manera más atenta que termine con el desmadre de la Central de Abastos porque ya le cayeron en la jugada…Lo mismo sucede cuando acepta que el Ejército y al Guardia Nacional respondan con medida a las agresiones de los delincuentes amparados en el “pueblo sabio” y el caso es que la mayoría de los mexicanos al ver lo que estaba sucediendo al aguantar los palos y los insultos de los delincuentes y huachicoleros en varios puntos del país, entendimos que la fuerza real tiene que aplicarse en contra de los que provocan y generan la inseguridad y así los aplausos son varios a pesar de que el mismo presidente no está muy convencido de este mecanismo, pero lo cruel y terrible es que él no recibe las mentadas, los insultos y los palazos de esos grupos del “pueblo sabio” que solamente cuidan sus bienes que nos han robado a los mexicanos o protegen el negocio del huachicol, del huachigas, del robo, del secuestro, del asalto a trenes y camiones a los ciudadanos, a los robos con violencia en todas las carreteras y caminos y así, entendiendo que no solamente es por pobreza como reaccionan los ratas y mafiosos podremos ver que en realidad cuidan los que nos roban a todos los mexicanos y eso se tiene que acabar y no se termina con llamados a su moral que no la tienen, a sus madrecitas que a lo mejor tienen pero que les vale y a eso de que se porten bien porque ellos así son, ratas y mafiosos y así les encanta su vida y son, al final de cuentas, sus negocios…

Muchos son los que protestan porque se destinan dineros a los viejos, a los jóvenes, a los desocupados, a las madres solteras, a los niños, pues sí  sostienen que eso es comprar voluntades, pero la realidad no es así, tienen agradecimiento y reconocimiento por el hombre que les entendió y les apoya y esto no solamente lo hace AMLO, también lo hicieron en otros gobiernos pero apoyando a los bancos y banqueros y por eso seguimos pagando la DEUDA ETERNA, pero no salvamos a los jodidos, al contrario,todos pagamos por ese salvamento de bancos y banqueros, se rescataron a grandes empresarios, se les devolvieron impuestos por miles de millones y algunos de esos pararon en los bienes de políticos y funcionarios, en fin, se voltea la tortilla y ahora se van los apoyos a los jodidos, a los que siempre los han necesitado y eso genera agradecimientos, lealtad al proyecto de AMLO y ¿por qué razón los que ahora protestan, no protestaban cuando salvamos bancos y banqueros?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here