La dura historia de Patrick Beverley, de traficante a consagrarse en la NBA: “Era el baloncesto o la droga”

¡Comparte!

Patrick Beverley disputa su octava temporada en la NBA tras haber dejado atrás un duro pasado marcado por las drogas. El base de Los Ángeles Clippers se sinceró en un reportaje en ESPN en el que explica que llegó a ser traficante en su Chicago natal y cómo decidió dar un giro a su vida: “Era el baloncesto o la droga”.

Beverley reconoce que “podría haber sido el mejor traficante de droga del mundo” tras ser dejar la Universidad de Arkansas, donde fue suspendido por copiar. En ese momento tenía dos hijos y “las bocas tienen que ser alimentadas. Viniendo de dónde vengo, ¿qué iba a hacer? No tengo lujos ni herencias de antepasados, tampoco negocios familiares donde meterme. Era el baloncesto o la droga”, aseguró.

La relación con su madre y sus parejas, traficantes de drogas, le enseñaron “la norma habitual en Chicago”, una de las ciudades con mayor índice de criminalidad y en la que comerciaba con marihuana.

En 2008 se produjo un punto de inflexión que le llevó a dar un giro a su vida. Su amigo Donovan Morris, que era “como mi hermano pequeño” murió a los 16 años tras ser tiroteado después de que Beverley le llevara a un lugar peligroso.
“Fue como un sacrificio. Me llevó a centrarme e ir a por todas. Tenía que jugar al baloncesto”, reconoció sobre la tragedia.

A los pocos días de la tragedia recibió una oferta del Dnipro ucraniano, equipo en el que inició su trayectoria profesional hasta abrirse paso hasta los Clippers.

Beverley dio el salto a la NBA en 2012 al fichar por los Houston Rockets. Jugó cinco temporadas en la franquicia texana antes de cambiarse a su actual equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here