India, el país más peligroso del mundo para ser mujer

¡Comparte!

Ciudad de México.- El pasado 27 de noviembre del 2019, cuatro hombres violaron y quemaron viva a una mujer india en la ciudad de Hyderabad.


El 28 de julio del 2018 una niña india de once años fue violada y culpada por ello.

El 17 de septiembre del 2013, cinco menores de edad son detenidos en Asam por violar grupalmente a una niña india de diez años.
El 30 de abril del 2013 una niña india de cinco años muere en el hospital, dos semanas después de haber sido violada en Madhya Pradesh.

16 de diciembre del 2012 Jyoti Singh, es víctima de violación grupal en un autobús. Trece días después muere en el hospital.

Estos cinco titulares son la cotidianidad de la gran mayoría de mujeres en la India.
Según un sondeo realizado por la Fundación Thompson Reuters India es el país más peligroso del mundo para ser mujer, peor aún que Arabia Saudí.

Si eres mujer, tienes el doble de probabilidad, que un hombre, de morir antes de cumplir los cinco años. La inseguridad a la que se enfrentan las mujeres en pleno S.XXI, es desconcertante. Las violaciones son habituales en India, según datos de la policía india cada veinte minutos hay una violación. A pesar del número descomunal rutinario de violaciones en el país, el gobierno sigue sin tomar medidas contra este fenómeno el cual podría ser considerado, “cultura de la violación”. De setecientos seis casos de violación registrados en 2012 en la capital, Nueva Delhi, sólo un caso se declaró culpable.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, India se encuentra dentro de las diez potencias mundiales. Sin embargo, es uno de los países más desiguales del globo. Las mujeres, son las mayores víctimas de esta desigualdad. Se enfrentan a un sistema patriarcal en las que son víctimas constantes-casi rutinarias-de violencia, desempleo, abusos sexuales, violaciones grupales, matrimonios infantiles forzados, tráfico de mujeres (donde puedes comprar una mujer hasta por quinientas rupias, es decir, ciento treinta y tres pesos mexicanos), abortos forzados, crímenes de honor (evidentemente de honorables no tienen nada) y asesinatos.

Nacer mujer

Según el Registro Nacional de Crímenes en la India, en 2012 sólo cuarenta personas fueron condenadas por pertenecer a la industria del matrimonio infantil forzado. Sin embargo, las cifras de UNICEF mencionan que el 18% de las niñas forzadas a casarse son menores de quince años y 30% menores de dieciocho años, en un país con 1.2 billones de habitantes.

De acuerdo con un censo realizado por el gobierno indio, 300 mil niñas han dado a luz por segunda vez, antes de cumplir los quince años.

Desde 1991 el número de niñas nacidas (en comparación con niños nacidos) ha disminuido contundentemente. En el censo del 2011 había novecientas catorce niñas por cada mil niños. En algunos lugares del país, hay ochocientas niñas por cada mil niños, una de las cifras más bajas registradas. Esta diferencia radical, se debe a la interrupción del embarazo cuando saben que esperan a una niña. Cada doce segundos una niña es abortada.


Estos sucesos no son solamente en las áreas rurales. Haryana y Punjab, son de los estados con menor proporción de sexos a pesar de ser los estados más ricos en cuanto a ingreso per cápita. En muchas ocasiones, la mujer es forzada a abortar por parte de la familia del esposo. Tener una niña, es sólo una carga económica y no están dispuestos a pagar el precio.

En las estadísticas publicadas por UN Women Asia y el Pacífico, se encuentra que según el 74.8% de las mujeres habitantes de áreas rurales en India, trabajan en agricultura. Pero sólo el 9.3% son dueñas de la tierra que trabajan.

Ellas se organizan
A pesar del nivel de desigualdad y violencia a la que son sujetas las mujeres indias, muchas de ellas han intentado organizarse a través de diversos sindicatos y organizaciones.
Entre ellas se encuentra La Asociación de Mujeres Trabajadoras Autónomas, SEWA por sus siglas en inglés (Self Employed Women´s Association). Cuenta con su sede en un viejo edificio, a orillas de la ciudad vieja de Bhadra, en el Estado de Gujarat.

La iniciativa de fundar este sindicato nace en 1971 por Ela Bhatt y Arvind Buch, presidenta de la Asociación Laboral Textil. La inspiración para conformar el sindicato proviene de una huelga exitosa liderada por Gandhi en 1917.

SEWA trabaja con mujeres auto empleadas, por ello el Departamento de Trabajo se rehusaba a registrarlas como sindicato, mencionaban que, al no tener un empleador oficial, las trabajadoras no tendrían contra quién luchar. Sin embargo, las mujeres argumentaron que un sindicato no era necesariamente en contra del empleador, sino para crear una unión entre las trabajadoras. Finalmente, en abril de 1972 SEWA fue registrada como organización sindical.
Liderada por mujeres, SEWA defiende los derechos de las trabajadoras independientes de bajos ingresos. Uno de sus mayores enfoques, es romper con la constante invisibilización de la labor de las mujeres indias.

Además de ser una organización, es también un movimiento con tres focos principales: El sindicato, el cooperativismo y las mujeres. En algunos lugares del país existen tiendas donde venden productos hechos a mano, por mujeres afiliadas a la asociación.

Ami Pandya, afiliada del sindicato en Ahmedabad, menciona que SEWA cuenta con asociadas en áreas rurales y citadinas, la mayoría trabajadoras de casa, productoras, artesanas y vendedoras. Obteniendo un total de un millón 412 mil 148 mujeres afiliadas.

Explicó a Apro los doce principios a seguir: Empleo, ingresos económicos, alimentación, servicios de salud, vivienda, cuidado infantil, bienes, organización, liderazgo, autosuficiencia, y educación.

La mayoría de las mujeres afiliadas son trabajadoras carentes de un contrato laboral esto ocasiona que dependan de su propio trabajo para sobrevivir. Son mujeres de bajos recursos, analfabetas y vulnerables. Por ello, la organización lleva cuarenta y siete años intentando visibilizar la labor de estas mujeres, brindando empleo y autosuficiencia.

A pesar de tener algunas organizaciones y movimientos que intentan cambiar la situación actual en la India, las cifras siguen siendo desconcertantes para las mujeres.

Según ONU DAES (El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas) India, es el peor lugar del mundo para ser mujer.

Artículo anteriorEn México, 6 personas poseen más riqueza que el 50% de la población más pobre
Artículo siguienteInegi: El desempleo cae al 2.9% en diciembre; la tasa de informalidad laboral sube a 56.1%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here